análisis

Economías atascadas

Los «muros» también atascan la realidad económica y la llenan de lodo

Una fábrica española.

Una fábrica española. / ARCHIVO / CÓRDOBA

Francisco José Bocero

Francisco José Bocero

«Atascada en el lodo», es como definió un analista a la economía de la eurozona esta semana, el jueves, cuando S&P presentó los resultados de los PMI, industriales, de servicios y el conjunto, correspondientes a noviembre. 

Los PMI, encuestas a los encargados de compras de las empresas, se han convertido en unos de los indicadores más «influyentes» a la hora del análisis de coyuntura y de la revisión de expectativas y previsiones. Se miden en un índice donde 50 es la frontera entre el buen y el mal dato. Por encima, es síntoma de mejoría, por debajo, de empeoramiento. 

Como cualquier dato, lo importante no es la cifra en sí, sino la tendencia, cuanto más larga, mejor; y la tendencia actual en las economías europeas refleja el estancamiento en el que se encuentran. 

«Atascada en el lodo» describe una imagen gráfica contundente, que bien nos puede servir para visualizar otras situaciones -económicas, por supuesto- más cercanas que pudieran estar por venir a pesar de la alegría imperante y que requerirían -requieren- soluciones estructurales de largo plazo, no improvisaciones en torno al momento procesal oportuno de los pactos de gobierno. Pero es lo que tienen los muros, que atascan la realidad y, por supuesto, la llenan de lodo.