reportaje

Noticias desde Bélgica

El CEIP Guillermo Romero Fernández ha recibido un envío con un significado especial desde Amberes

La historia conecta su proyecto Erasmus con los orígenes del centro

La historia conecta su proyecto Erasmus con los orígenes del centro.

La historia conecta su proyecto Erasmus con los orígenes del centro. / CÓRDOBA

M. I. Velasco / V. R. Hita

El CEIP Guillermo Romero Fernández ha vivido recientemente un día inolvidable para toda la comunidad educativa del centro escolar. Todo comenzó con la llegada de un paquete. Esperando la placa de Centro Acreditado Erasmus, sorprendió que procediera de Bélgica.

Sin embargo, no venía de Brujas, donde se había hecho una movilidad de grupo de estudiantes, sino de Amberes, en principio, sin relación alguna. El paquete contenía un libro y una carta del autor, quien había conocido por la prensa que potenciar el plurilingüismo era uno de los objetivos del proyecto Erasmus de este colegio.

Además de ser el autor de Cleo, libro bilingüe en cuatro lenguas (inglés, francés, ruso y neerlandés), también es intérprete de reuniones del Consejo Europeo y de la Comisión Europea, entre otros organismos oficiales, así como traductor jurado. ¿Quién es este autor?

El autor de ‘Cleo’, Franscisco Javier Del Pino, es el sobrino del fundador del centro educativo

Pues Francisco Javier del Pino Romero, que se ofrecía a hablar de la importancia de aprender idiomas, futuras salidas profesionales y para donar ejemplares de su libro Cleo al alumnado con la intención de continuar, en la medida de sus posibilidades, con la labor de su tío, cuyo nombre lleva el colegio. «¡La sorpresa fue mayúscula! El sobrino de Guillermo Romero Fernández, el fundador del colegio. ¡Por supuesto que queríamos que viniera a nuestro cole!», explican desde el centro.

El CEIP Guillermo Romero Fernández ha recibido un envío con un significado especial desde Amberes.

El CEIP Guillermo Romero Fernández ha recibido un envío con un significado especial desde Amberes. / CÓRDOBA

Positiva experiencia

«Inmensamente agradecidos, lo leímos ávidamente. Cleo es un libro precioso, no solo por su encuadernación e ilustraciones, hechas con acuarelas y tinta china que atraen al lector por la belleza de sus imágenes, sino también por su contenido cuyas páginas pares, en español e impares, en inglés francés, ruso o neerlandés, narran las experiencias de una gata que viaja por Europa y vive en Amberes y lo más sorprendente ¡habla español! ¡y entiende otras tres lenguas europeas! La lectura de Cleo es amena y divertida», añaden.

El colegio quiere seguir reuniendo su historia y anima a contactar a quien pasase por sus aulas

El libro va más allá de una guía para tener un gato. Se percibe gran sensibilidad al transmitir la relevancia de conocer y comprender a los demás, ya sean gatos o humanos. Muestra la importancia de descubrir los sentimientos de los que nos rodean para convivir felices, en paz y armonía.

A lo largo de sus páginas, se refuerza la escucha activa y una serie de valores esenciales para la convivencia, lo cual hace que sea un libro para todas las edades.

El aprendizaje de la lengua extranjera está garantizado al incluir 4.000 palabras nuevas sin lenguaje adaptado. Finalmente, llegó el tan esperado día, 27 de octubre, en el que Del Pino Romero asistió al colegio y dio a conocer la figura de su tío, el origen y primeros años de las Escuelas Nuestra Señora de la Paz, posteriormente llamadas Agrupación Escolar Mixta San Basilio, Cortijo Alcaide y, desde 1990, CEIP Guillermo Romero Fernández. Gracias a sus investigaciones, a través de distintas fuentes, entre ellas Herminio Trigo (exalcalde de Córdoba que fue docente en este colegio), sabemos que el centro comenzó en enero de 1964 y está a las puertas de cumplir 60 años.

El autor también explicó la importancia de aprender lenguas extranjeras (él habla 5) y obsequió al CEIP y a los estudiantes de 5º y 6º de Primaria, y de 1º y 2º de Secundaria, con un ejemplar de Cleo.

Firmó multitud de dedicatorias y, como afirmaba Lola Alba, «ha sido una visita enriquecedora, un acto muy emotivo para niños, profesores y ponente. Ha traído al colegio a docentes jubilados que se han emocionado y han traído y compartido evidencias de la historia del cole. Conocer de mano de un familiar quién fue Guillermo Romero Fernández fomenta el interés por nuestro pasado. Porque lo que hicieron, aprendieron y crearon nuestros antepasados es parte esencial de lo que hoy somos».

El centro agradece profundamente la colaboración altruista de Francisco Javier Del Pino y espera volver a verle pronto, pues quieren seguir recopilando su historia.

Desde el colegio señalan que «nos gustaría seguir investigando. Animamos a quien haya participado alguna vez de la trayectoria del colegio y desee compartir algún recuerdo de cómo era el centro, lo haga mediante audio o escrito, y no dude en enviar un correo o en llamar por teléfono al colegio».