Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

PROGRAMA PARA LA INNOVACIÓN EDUCATIVA

Ajedrez: un aliado pedagógico

El programa ‘aulaDjaque’ introduce los beneficios de la práctica de este juego en las aulas | Un total de 74 centros escolares cordobeses participarán en esta iniciativa lúdica y creativa durante el curso 2022-2023

Alumnos del CEIP Enríquez Barrios de la capital se disponen a jugar en el tablero gigante y con las ‘terroríficas’ piezas. CÓRDOBA

Si concibes el ajedrez como un juego para distraerse, es hora de actualizar la idea: la adaptación contemporánea de este juego va de la mano de la pedagogía y hablamos, específicamente, de ajedrez educativo o pedagógico. Y su aplicación en las aulas tiene múltiples beneficios: favorece la capacidad de comprender situaciones y de resolver problemas; mejora la creatividad y el sentido crítico; mejora las aptitudes verbales, las habilidades espaciales y las numéricas. Asimismo, desarrolla la compresión lectora, las destrezas matemáticas e incide en el rendimiento académico, sobre todo en la capacidad para resolver problemas.

Esto lo saben muy bien los integrantes del programa para la innovación educativa ‘aulaDjaque’, responsables de dar a conocer los beneficios de la práctica y enseñanza del ajedrez en el ámbito educativo y que, por encima de todas las posibilidades pedagógicas y transversales; destacan el beneficio del «afán ético y moral», ya que permite simular en el tablero situaciones de vida.

«Bien aplicado, sirve de eficaz herramienta en cualquier nivel y el alumno ve en el ajedrez cómo respetar al resto; que las acciones tienen consecuencias... Es un vehículo de enseñanza ética», comenta Manuel Azuaga, coordinador de ‘aulaDjaque’. 

Cifra récord

El ajedrez se está revelando como recurso clave en el aula: por su fácil aplicación lúdica e interdisciplinar, el milenario juego es considerado hoy un aliado pedagógico por muchos docentes. Y los datos, así lo corroboran: en el 2021-2022, ‘aulaDjaque’ contó en Andalucía con 533 centros inscritos, 8.000 docentes participantes y un alcance a 123.000 alumnos. Este curso, la cifra de centros inscritos llega a los 754, con unos 11.500 docentes involucrados y la previsión de más de 180.000 alumnos beneficiarios. 

«Desde que ‘aulaDjaque’ nació en el 2017-2018, no ha parado de crecer; lo cual es una gran satisfacción y un estímulo para seguir trabajando. Además, la calidad y el volumen del programa, podemos afirmar que no existe un modelo igual de bueno en el mundo», indica Azuaga.

En Córdoba, los números han ido también en aumento hasta situarse, este curso, en 74 centros inscritos en esta iniciativa, 18 pertenecientes a la capital y 56 situados en la provincia. Esto supone, asimismo, centenares de educadores implicados y miles de estudiantes como destinatarios de esta innovadora pedagogía.

Un ejemplo de todo ello es el CEIP Enríquez Barrios de Córdoba, que lleva años en el programa y que utiliza el ajedrez todo el curso para trabajar contenidos curriculares y en las distintas conmemoraciones: el Día de la Paz, el Día Mundial del Ajedrez, el Día de la Mujer o el Día de Andalucía, donde los 8 peones representan las provincias andaluzas.

«En estas fechas destaca el Ajedrez Terrorífico, de doble aplicación: los alumnos configuran un ajedrez a partir de plantillas; y decoran y participan del ajedrez gigante del patio, incluyendo rutinas de pensamiento ajedrezado (veo-pienso-me pregunto)», explica Lourdes Giraldo, coordinadora de ‘aulaDjaque’ en este colegio durante 5 años y autora de ‘Ajedrez de Sirabún’ (Edelvives).

El programa forma y capacita al profesorado andaluz para implementar el juego del ajedrez como medio didáctico que estimula la memoria, la concentración, la toma de decisiones, la reflexión, la visión espacial o el razonamiento lógico-matemático, entre otras capacidades. Desde un punto de vista emocional, su práctica ayuda a reconocer errores y no buscar excusas, a obtener un sentido de logro y una mayor autoestima, o a llevar la iniciativa cuando es preciso, dentro y fuera del tablero.

Diálogo y reflexión

«El ajedrez estimula las prestaciones cognitivas, pero su gran mérito es el permanente ejercicio de la conversación. Cuando dos estudiantes echan una partida, juegan y a la vez dialogan», explican.

El ajedrez enseña a pensar antes de actuar, a obtener un tipo de pensamiento estratégico que ayude al alumnado a tomar mejores decisiones. «El método de observación ajedrecístico implica un análisis previo a la acción, un cálculo secuencial de jugadas, el establecimiento de un plan a medio y largo plazo, y este tipo de estrategias puede transferirse desde el tablero al ámbito académico y personal del alumnado».

Objetivos del programa son reivindicar la función del juego como herramienta pedagógica; facilitar al profesorado un recurso desde un enfoque interdisciplinar, lúdico y creativo; conseguir que el alumnado parta de la pregunta -por qué, para qué, cómo- y sea capaz de desarrollar una actitud crítica; presentar el juego como un escenario ideal en el que simular situaciones de vida y, desde un enfoque emocional, desarrollar destrezas antes los desafíos y realidades planteadas en el tablero; y desarrollar el trabajo colaborativo.

La práctica y metodología docente constituye la piedra angular del programa, y el/la profesor/a de ajedrez, la pieza fundamental de este tablero educativo. «Para participar en aulaDjaque no se necesita saber nada de ajedrez previamente. La labor es de acompañamiento para que cada centro adapte el programa a su entorno». Y, hablando de adaptación, ‘aulaDjaque’ tiene un reto por delante: relacionar el juego del ajedrez con las situaciones de aprendizaje que vienen de la mano de la Lomloe y seguir dando así jaque mate al aburrimiento (en clase). 

Compartir el artículo

stats