IES López-Neyra abrió sus puertas en 1971. Enclavado en el distrito de Poniente Norte y vinculado desde su origen al Parque Figueroa, ha permanecido siempre abierto al resto de la ciudad. Hace ya quince años que este centro, junto al Conservatorio Profesional de Música, Músico Ziryab, se embarcaron en un programa de coordinación pionero en toda Andalucía, que estaba destinado a facilitar al alumnado la simultaneidad de la enseñanza Secundaria con sus estudios en el Conservatorio.

«En este curso esa aventura que iniciamos en 2006 tiene ya un respaldo normativo al habernos concedido la Consejería Educación la implantación del aula integrada para este tipo de modalidad de enseñanza combinada, siendo el López-Neyra uno de los tres proyectos similares que funcionan a nivel regional», enuncia el director del centro, Manuel Vega. Como parte esencial de la zona donde se enclava, el López-Neyra mantiene vínculos fuertes con entidades representativas del barrio, tales como la asociación de vecinos Parque Figueroa o el Club Figueroa

Actividades conjuntas entre López-Neyra, Averroes y Salvador Vinuesa

En este curso especial, que también lo es por el mismo motivo para el IES Averroes y el CEIP Salvador Vinuesa, hay previstas actividades conjuntas entre los tres centros, como una carrera solidaria, un torneo de competiciones deportivas, una muestra de práctica gimnástica, un concierto a cargo de alumnos del Conservatorio Músico Ziryab y como cierre, está prevista la posibilidad de disfrutar de un concierto a cargo de la Orquesta de Córdoba. «De todas estas citas iremos dando debida cuenta para su difusión y disfrute», apunta. 

A lo largo de estos años han sido diez los directores que han pasado por este centro y que hoy son, a juicio del actual director, «eslabones importantes en la cadena de este legado que hoy todos celebramos». Además de a ellos, Manuel Vega se refiere de manera especial al profesor del Departamento de Dibujo, Javier Bassencourt, responsable del diseño del logo del 50 aniversario «con el que nos ha regalado una nueva imagen corporativa a tono con los nuevos tiempos pero sin dejar de tener como referencia las raíces que nos identifican», subraya. Y es que este instituto, en sus cincuenta años de vida, se caracteriza por un «dinamismo innovador» que va desde sus orígenes hasta hoy y que se ha convertido en la realidad que sustenta la base sólida y plural de un centro integrador y abierto a la realidad exterior, integrador de la diversidad y potenciador de la excelencia. 

Una muestra de archivos originales de López-Neyra. ÓSCAR BARRIONUEVO

Actualmente, ya está abierta la exposición sobre el profesor López-Neyra y las ciencias, donde se presentan documentos autógrafos, textos y fotografías del científico que da nombre al centro, así como materiales de laboratorio de los departamentos de Ciencias. «En el espacio dedicado al profesor López-Neyra de esta exposición y gracias a las aportaciones que nos ha hecho su hijo, Manuel Rodríguez, podemos mostrar varios elementos de valor tales como un cuaderno manuscrito del profesor en el que se recoge una conferencia íntegra, una lámina original con dibujos hechos a la cámara clara de microscopio de un helminto o una pieza de marquetería en metal manufacturada por el propio López-Neyra», explica Manuel Vega.

Encuentros de alumnos

Por otra parte, tienen pensado realizar, a lo largo del curso, encuentros de grupos actuales con alumnado de épocas anteriores, que hablarían sobre su experiencia en el centro y su actual situación laboral. Otra actividad prevista es una publicación de artículos y dibujos aparecidos en revistas publicadas en el periódico escolar López-Neyra, con colaboraciones de personas que las hicieron y de otras más. También habrá momentos dedicados a la literatura, impulsados por la Biblioteca del centro, dada la gran tradición de concursos literarios, propiciando la presencia de escritores en las aulas.

La amplia oferta educativa del instituto se reflejará en actividades musicales (Programa de Simultaneidad con el Conservatorio Ziryab), teatrales (Bachillerato de Artes Escénicas y Musicales), deportivas (Ciclo Formativos Medio y Superior) y conferencias Erasmus Plus (Programa de Bilingüismo), entre otras. Aparte de estos actos, que no implican público amplio, desde el centro pretenden celebrar grandes encuentros de alumnado, profesorado y familias de épocas anteriores: años 70/80, década de los 90 hasta 2005 y el instituto del siglo XXI en los que habría exposiciones, mesas redondas y actividades de diverso tipo.

«Hay constantes en la historia del centro que queremos reflejar como la innovación educativa, la atención a la diversidad, la participación política y social o las relaciones europeas entre otras. Tenemos mucha ilusión en estos grandes actos, que relacionarían el pasado y el presente del López-Neyra y nos animarán a afrontar el futuro con esperanza» concluye el director del centro.