Plan de ajuste

El Corte Inglés prepara la salida de 3.000 trabajadores

El plan, que incluye el cierre de algunos centros comerciales, tendrá un coste de 200 millones de euros

El Corte Inglés prepara la salida de 3.000 trabajadores

El Corte Inglés prepara la salida de 3.000 trabajadores

El consejo de administración de El Corte Inglés aprobó este miércoles un nuevo plan estratégico que prevé un ajuste de plantilla de 3.000 personas. El plan se dará a conocer a los sindicatos oficialmente mañana, el 28 de febrero acaba el ejercicio fiscal, y pretende que se base en bajas voluntarias. El plan de ajuste de costes aprobado se basa en dos puntos claves; el primero, la diversificación de los ingresos para no depender exclusivamente de las ventas 'retail' y mejorar los márgenes. El segundo, una reorganización voluntaria para un máximo de 3.000 personas --de las 63.000 que componen la compañía--. El plan se dirigiría, según las primeras estimaciones para los mayores de 58 años, como en anteriores procesos de ajuste de plantilla. Esta reorganización afecta exclusivamente a El Corte Inglés SA, es decir, a los grandes almacenes, no a filiales como Viajes El Corte Inglés. Se trata de la mayor reestructuración de la historia de la compañía, según ha adelantado 'El Confidencial' . El plan es la plasmación de la transformación del grupo y que ha sido planteada en los últimos meses como consecuencia del impacto de la pandemia en las cuentas, especialmente en la división de la agencia de viajes y en la de grandes almacenes, muy afectada por el desplome turístico.

Aunque Marta Álvarez, la presidenta de El Corte Inglés, era reticente a afrontar un ajuste de plantilla, la hija heredera de Isidoro Álvarez ha llegado a la conclusión de que el hólding necesita una transformación para adaptarlo a las nuevas necesidades y hábitos de los clientes. El plan de ajuste se inició ya el año pasado con la venta de inmuebles. La compañía ha registrado en el último año unas pérdidas históricas de más de 500 millones de euros, y ha constatado que los clientes han incrementado de forma exponencial los pedidos a través de los canales online frente a las compras presenciales.

Venta 'on line'

Esta transformación requiere, según la dirección de El Corte Inglés, menos puntos físicos de venta, más conectividad 'on line' con los usuarios y una fuerza de ventas distinta a la que ha que sido la habitual en El Corte Inglés en las últimas décadas. Por ello, el grupo va a proponer a los sindicatos la salida pactada de cerca del 4% de la plantilla, unos 3.000 empleados, a los que se les va a ofrecer bajas incentivadas con unas condiciones ventajosas.

De este número, 2.500 personas se corresponden con trabajadores de los centros comerciales y 500, de los servicios corporativos. Se va a hacer mediante un plan de bajas voluntario. El coste de este plan de ajuste ascenderá a unos 200 millones de euros, según fuentes financieras, citadas por el diario de internet. El plan será sufragado con las desinversiones inmobiliarias que la compañía ha ido realizando en los últimos años. La salida de estas 3.000 personas supone el mayor ajuste labor de El Corte Inglés en los últimos 40 años. El anterior ajuste de empleo lo aprobó Dimas Gimeno, el anterior presidente del grupo, que facilitó un ajuste de 1.340 personas.

ECI vive momentos complejos como consecuencia de las restricciones de aforo y cierres de sus establecimientos. Pero el reto 'on line' puede ofrecer ventajas para un grupo con amplia presencia física en las ciudades españolas. La compañía quiere dar protagonismo también al área logística y aprovechar la infraestructura con la que ya cuenta, que es la que da servicio a sus centros comerciales y supermercados. El plan contempla potenciar la filial Sicor, que engloba los servicios integrales de seguridad, limpieza, etcétera, para ofrecerlos a terceros, con márgenes comerciales más altos. En el caso de Viajes El Corte Inglés, el objetivo es iniciar un proceso de crecimiento por la vía de acuerdos con otros grupos para que sea la mayor agencia de viajes del mundo hispanohablante.

Los centros de venta seguirán ofreciendo el servicio de envío urgente, pero los almacenes tienen vías para optimizar sus ingresos al poder gestionar directamente sus servicios a otros distribuidores o directamente a los fabricantes. En línea con el creciente peso de la venta 'on line', ECI ha puesto en marcha un sistema de tarifa plana de envíos al más puro estilo Amazon, por el que por 19,90 euros al año se eliminan los gastos de envío. El servicio se restringe a unos dos millones de referencias (productos), 300.000 con entrega en el mismo día. Fuentes del sector apuntan a que la futura división logística de El Corte Inglés aglutinaría a alrededor de 5.000 personas. Dos son las grandes plataformas logísticas de la firma, la de Valdemoro en Madrid y la Montornès del Vallès para Catalunya. Esta última emplea más de un millar de personas y da servicio a Cataluña, Baleares y parte del arco mediterráneo.