FÚTBOL SALA | SELECCIÓN

La selección española de fútbol sala vive un festival goleador con el cordobés Boyis

El equipo nacional supera por un rotundo 13-0 al combinado de Chipre en Cáceres y allana con goles su camino hacia el Mundial 2024

Boyis celebra un gol con Raúl Gómez en el partido entre España y Chipre en Cáceres.

Boyis celebra un gol con Raúl Gómez en el partido entre España y Chipre en Cáceres. / Jero Morales

Francisco Merino

Francisco Merino

Otro marcador de locura para abrir de forma expeditiva el camino hacia el Mundial 2024. España apabulló en el Pabellón Multisos de Cáceres a Chipre por un marcador de 13-0 en un partido en el que los de Fede Vidal no dieron opción ni resuello a su adversario, retomando la estela triunfal del partido de ida (0-11) y apuntalando el 7-2 ante Moldavia. Los resultados que jalonan el expediente español en la fase de clasificación son incontestables y reflejan su condición de clara favorita. 

En el equipo nacional hubo, como viene siendo costumbre desde hace ya casi una década, presencia cordobesa. El cierre Boyis, del Viña Albali Valdepeñas, de la Primera División, intervino en el encuentro en la cancha cacereña. Él no marcó en la fiesta anotadora de su equipo, aunque fue una pieza importante en un engranaje perfecto.

Sin oposición ante Chipre

En el partido 500 de su trayectoria -desde 1982 en competiciones-, España firmó una actuación implacable. Con doblete de Lozano y Raúl Campos y el estreno goleador del debutante Javi Mínguez para cerrar la goleada, el partido supuso el estreno del bético Raúl Jiménez. En el Multiusos de Cáceres disfrutaron de lo lindo con una selección que atacó sin miramientos desde el arranque, presionando y disparando hasta 27 veces al portero chipriota, que veía cómo sus compañeros solo veían la puerta española en dos ocasiones durante la primera mitad.

Selección española de fútbol sala con Boyis (arriba, segundo por la izquierda) en el partido ante Chipre.

Selección española de fútbol sala con Boyis (arriba, segundo por la izquierda) en el partido ante Chipre. / Jero Morales

Tras el descanso, al que se llegó 5-0, la selección se desató y un poco más confiada también atrás, dejó que Chipre llegará a su vez algo más. Sin embargo, seguía marcando. Hizo el séptimo Raúl Campos. Gómez colocaba el 8-0 y el pabellón vibraban ante el acontecimiento. Seis goles en ocho minutos finales pondrían el 13-0 definitivo para jugar más tranquilos el 8 de marzo ante Moldavia.

España formó con Jesús Herrero, Sergio Lozano, Chino, Mellado, Raúl Campos -cinco inicial-, Antonio Pérez, Raúl Jiménez, Boyis, Raúl Gómez, Pablo Ramirez, Adolfo, Javier Mínguez y Sergio González.

El futuro próximo

España se medirá, tras este partido ante Chipre, a Moldavia en la Ronda Principal de clasificación para el Mundial 2024, el 8 de marzo. La selección española es líder de su grupo con 9 puntoas y tres victorias. Ahora buscará rubricar esa primera posición que le daría la clasificación para la Ronda Élite, que se compondrá de 5 grupos de 4 equipos, de los que saldrán los primeros 5 clasificados para el Mundial 2024. 

Celebración de uno de los goles en el España-Chipre de fútbol sala en Cáceres.

Celebración de uno de los goles en el España-Chipre de fútbol sala en Cáceres. / Jero Morales

España viajará clasificada virtualmente a tierras moldavas, donde el combinado de Fede Vidal tendría que encajar una goleada histórica y siempre que Moldavia gane a Chipre anteriormente, para no verse en el sorteo de julio como primer clasificado e invicto.

En el grupo -la concentración termina el 9, ya en España- seguirá Boyis, de 32 años y natural de la localidad de Doña Mencía, que tiene en su palmarés 1 Liga, 4 Copas de España, 2 Supercopas de España y 1 Copa del Rey.