El Milar Córdoba BF ha dado un vuelco a su proyecto deportivo en la recta final de la Liga Challenge de baloncesto, ahora que el descenso es prácticamente una realidad, pues tiene muy cerca que se certifique de una manera matemática. La entidad que preside Sebastián del Rey ha anunciado la marcha del técnico, Eduardo Burgos, y de las pívots Vladinka Erak y Sofía Licskai.

Burgos llegó al banquillo de este equipo en la primera semana de enero para sustituir a la catalana Mireia Capdevila. En un principio iba a dirigir al Milar en un máximo de seis partidos, aunque al final han sido nueve. Con Burgos mejoró el juego del Milar pero no lo suficiente para abandonar la última plaza, pues ha sumado una victoria y ocho derrotas en sus nueve partidos.

A través de las redes

El propio Burgos ha anunciado el adiós a través de sus redes sociales manifestando que “lo he intentado todo y me he dejado el alma en el empeño y aunque hemos mejorado, los resultados no han llegado”.

Sofía Licskai intenta un lanzamiento. CHENCHO MARTÍNEZ

Pedro Cabello, nuevo técnico

Pedro Cabello dirigirá al Milar hasta el final de la temporada, ayudado por Rafael del Moral. Cabello ha sido hasta ahora el entrenador del conjunto de la N1 Nacional femenina, por lo que se trata de una apuesta por un técnico de la casa. Del Moral también formaba parte del organigrama de técnicos del Maristas.

Más bajas se han producido, pues el Córdoba Baloncesto Femenino ha anunciado también que han dejado el equipo las pívots Vladinka Erak y Sofía Licskai. La serbia se ha marchado al Cortegada de la Liga 2. Mientras, la húngara ha abandonado el equipo “de mutuo acuerdo entre las dos partes”.

El Milar asume ya el descenso, pues en su comunicado ha manifestado que “el club que preside Sebastián del Rey ha apostado por dar más minutos a las jugadoras de la cantera del club en la recta final de liga, ahora que el descenso a Liga 2 es prácticamente una realidad, para así empezar a preparar el proyecto de la próxima temporada”.

El referente del baloncesto femenino de la provincia podría certificar el descenso el próximo sábado en la cancha del Alcobendas o una semana más tarde en el encuentro que disputará en Maristas frente al Picken Claret.