BALONMANO | LIGA ASOBAL

El Ángel Ximénez no puede dar la sorpresa en la pista del Bada Huesca

El conjunto pontanés cae por 37-31 y no puede mantener su escalada en la tabla en la Liga Asobal

Javi García intenta un lanzamiento.

Javi García intenta un lanzamiento. / ANDREY SAPISHAZ

Efe

El Bada Huesca consiguió por fin sumar los dos puntos en casa (37-31) ante el Ángel Ximénez Puente Genil, en un partido muy intenso de ambos equipos, donde la regularidad y la rapidez de las acciones de los oscenses hizo que la victoria tan necesitada se quedara en tierras oscenses. Esta derrota ha dejado a los pontaneses en la undécima plaza de la clasificación.

Muy intenso fue el encuentro desde el comienzo del mismo, con los dos equipos más volcados al ataque y viendo portería con facilidad debido a la rapidez de sus acciones. Las defensas sufrieron por la movilidad del balón y el marcador registró un 6-4 en los primeros ocho minutos.

El Bada Huesca se rehizo de la primera desventaja que tuvo en el principio y rápidamente le dio la vuelta al marcador con diferencias que oscilaron entre los tres puntos y uno, en una buena fase del partido aunque no consiguió rentas tranquilizadoras al bajar la intensidad tanto los oscenses como los andaluces, por lo que entró el partido en unos minutos de mucha igualdad.

A falta de siete minutos para el descanso, Paco Bustos, entrenador del Puente Genil, paró el partido para enderezar el rumbo que se les había ido (14-10) para aclarar las ideas y que no tuviera una mayor renta en el electrónico su rival, aunque no logró su propósito ya que fueron mayores las diferencias, de siete goles (18-11) a falta de tres minutos para el final de la primera parte, aunque una reacción del equipo visitante posteriormente hizo que se quedara en cuatro goles (18-14).

Chen Pomeranz controla el balón.

Chen Pomeranz controla el balón. / ANDREY SAPISHAZ

Alternativas para los dos equipos

Tras el descanso, el partido siguió por los mismos derroteros, con alternativas en el juego y en el marcador para los dos equipos manteniéndose la ventaja para el Bada Huesca en torno a los cuatro goles, sin que ningún equipo cambiara el rumbo del partido, ni el equipo local para romperlo ni el Ángel Ximénez para acabar de reaccionar.

Todo seguía igual con el paso de los minutos alternando aciertos y errores en los dos equipos y con tímidas reacciones de ambos conjuntos y sin concretar nada definitivo de cara al final del partido, ya que ambos conjuntos no daban nada por perdido, ya que los dos equipos tenían opciones para intentar conseguir los dos puntos.

A falta de cinco minutos para el final, el equipo de Puente Genil estrechó la diferencia en el marcador (33-30) lo que obligó a José F. Nolasco, entrenador del Bada Huesca, a pedir tiempo para poder acabar el partido con la ventaja que tenían, ya que planeaba el fantasma de partidos anteriores donde se le escaparon puntos.

Varias jugadas muy rápidas, en dos minutos, tras una buena defensa, propiciaron que el conjunto oscense pusiera tierra de por medio con seis goles (36-30) que ya fueron insalvabales para el conjunto visitante, que acabó perdiendo el partido aunque lo luchó hasta el final con una renta amplia para los oscenses al final (37-31).

[object Object]

37- Bada Huesca: Arguillas (port.), Montoya (6), Carmona (3) Adriá Pérez (6), Domingo Luis (1), Ian Moya (1), Suárez (2), Arnau (4), Diógenes Cruz (8), Benites (1), Gucek, F. Cordies (1), M. Malo (3), Floris, Hackbart (1), Tercariol (port.).

31- Ángel Ximénez Puente Genil: De Hita (port.), da Sailva, Cabello, Nicolás (1), Buzle (5), Cuenca, Reina (4), Muñoz (5), J. García (6), Tuá (3), Arsenashvili (1), Pomeranz (2), Filipe (2), Estepa (1), Karl (1, port.).

Árbitros: Ausás y Florenza. Excluyeron dos minutos, por parte del BM Ángel Ximénez Puente Genil a Da Silva y Reina.

Parciales: 2-3; 7-5; 9-7; 12-10; 16-11; 18-14 (descanso); 22-16; 24-20; 27-22; 32-27; 33-30; 37-31 (final).

Incidencias: partido correspondiente a la 13ª jornada de la Liga Asobal entre el Bada Huesca y el Ángel Ximénez Puente Genil, disputado en el palacio de los deportes de Huesca ante unos 1.800 aficionados. 

Suscríbete para seguir leyendo