Kiosco

Diario Córdoba

FÚTBOL SALA | PRIMERA DIVISIÓN

El Córdoba Futsal pelea hasta el límite ante el Barça en el Palau

El conjunto blanquiverde cae por 6-4 ante el vigente campeón de Liga y de Europa tras un choque reñido, en el que exprimió sus opciones en una noche con protagonismo de Lucas Bolo y los canteranos

Lucas Bolo y Saura festejan uno de los goles del cierre argentino del Córdoba Futsal en el Palau. Ernesto Aradilla

Compitió hasta el límite, no se dejó nada guardado. El Córdoba Futsal exigió al Barça, vigente campeón de Liga y de la Liga de Campeones, en un encuentro en el que los blanquiverdes supieron reponerse de los golpes y devolverlos ante un adversario formidable, repleto de estrellas. Al cuadro de Josan González ya no le intimida ni el historial de los contrarios ni un ambiente como el del Palau. Al contrario, le revitalizan. A veces hasta en exceso, como sucedió en algunos pasajes de un partido notable por parte de ambos. Las ganas por hacer provocaron precipitaciones y desajustes que un Barça no perdona. Pero con eso se podía contar. No hizo un partido perfecto, pero tuvo la consistencia mental para salir adelante y superarse ante cada obstáculo. Lo que a otros hubiera podido hundir -los arreones goleadores del Barça-, al Córdoba le espoleó. Supo estar en su sitio y dio un curso de madurez acelerada a jóvenes como Iván, Rafalillo o Joaquín.

En menos de un minuto, el Barça ya había asustado un par de veces. Miguelín replicó en una acción a balón parado. Había ritmo y vivacidad. El Barça, que retornaba a su hogar, ansiaba prolongar la dulce sensación de la última vez, cuando se proclamó campeón de Liga ante el Palma Futsal de Fabio Alvira, portero que tenía ante sí una jornada laboral de extrema exigencia defendiendo el marco de un Córdoba que tuvo una puesta en escena sin complejos.

Aguantó el Córdoba las embestidas locales, absolutamente previsibles para un Barça que quería marcar pronto las distancias, y no solo se protegió bien sino que fue el primero en golpear. Pulinho progresó por su banda y le pegó con la zurda para sorprender a Feixas y a todo el Palau, que se encontró con un escenario inesperado. Aún con las bajas de Álex Viana -sigue sin llegar de su país- y de dos referentes como Zequi y Lucas Perin, el equipo de Josan González mostraba empaque. El Barça, furioso, apretó. Matheus y André Coelho estrellaron el balón en la madera en un ataque frenético. Los blanquiverdes no se pertrechaban. Muhammad y Del Moral estuvieron cerca de hacer el segundo, mientras gritos de aliento se escuchaban desde el graderío por parte de la peña Sangre Blanquiverde.

Ferrao firmó su primer gol tras una alianza de éxito con Antonio para llevar el empate y encender la llama en la grada del Palau. En plena efervescencia azulgrana, Ferrao volteó el marcador con un movimiento perfecto para sorprender a Fabio. El desconcierto se plasmó en una mala salida de balón entre Ismael y Pulinho que aprovechó Sergio González para abrir brecha. El escenario quedaba completamente alterado y el Córdoba bailaba en el alambre en la caldera culé.

Jesulito conduce el balón en la cancha del Palau Blaugrana. Ernesto Aradilla

Y el Córdoba, que tiene sangre, lo demostró. Lucas Bolo marcó un tremendo golazo tras recibir de Saura en una falta ensayada. El argentino devolvió esperanza a los suyos, que se comportaban con intensidad y descaro. Para bien y para mal, con el riesgo como compañero aceptado. Al intermedio llegaron ambos equipos con la sensación de tener una tarea pendiente y con la ambición intacta por la victoria.

Bolo, encendido

El retorno a la pista fue una invitación a la pelea. Lucas Bolo, al minuto de juego, firmó otro tanto espectacular. El durísimo disparo del capitán de Argentina hundió a Feixas en la portería y disparó las alertas del campeón. En la grada arreciaron los cánticos, salpicados por un matiz de angustia. El Córdoba no era un adversario dócil, ni mucho menos. Las rotaciones de Josan González sostenían el vigor físico. La mentalidad hacía el resto. El Palau y el mejor equipo del mundo son un escaparate fantástico y todos querían dejarse ver. Pulinho estuvo a punto de hacer el cuarto tras rematar dentro del área un servicio de Miguelín. Feixas lo evitó.

Saura presiona a Antonio en el partido entre el Barça y el Córdoba Futsal. Ernesto Aradilla

La tensión del partido obligaba a una concentración absoluta. Cualquier detalle podía ser letal. Al Córdoba le sucedió en una mala salida de Saura, que envió un pase en horizontal que capturó Dyego para batir sin remisión a Fabio. En apenas unos segundos, el Barça volvió a pegar fuerte. Catela finalizó una contra para establecer una diferencia de dos tantos en el marcador, haciendo así más empinada la cuesta para los blanquiverdes. Pero, igual que el Barça, el Córdoba también penalizaba las pifias del contrario. Lo hizo para apretar el tanteo con un gol de Miguelín, que avivaba la llama de nuevo para un equipo irreductible. Pablo Del Moral estrelló la pelota en el larguero en una ocasión sensacional para haber empatado. Había batalla.

El pleito se introdujo en unos cauces más tácticos y menos viscerales. Lo estrecho del marcador hacía que los equipos se comportaran con mayor precaución, atentos a no perder las posiciones y muy pendientes de cualquier resquicio del adversario para golpear. El Barça tiró de talento individual con Dyego, que se inventó una jugada para hacer el sexto de la noche. Los cordobesistas dieron un paso adelante y el Barça pudo sentenciar en una ocasión de Antonio, que le echó fuera cuando estaba en posición franca.

Con el portero jugador, el Córdoba buscó un remedio para un partido que ya se ie iba sin remisión. Puso todo el ardor del mundo. Salieron los chicos del filial y peleó hasta que un suceso le desactivó. Pablo Del Moral tuvo que ser retirado, doliéndose de la rodilla tras una mala caída, a falta de poco más de un minuto. Jesulito y Lucas Bolo lo intentaron con trallazos lejanos, pero ya no hubo manera.

Ficha técnica

6 -Barça: Miquel Feixas, Ortiz, Dyego, Sergio González, Ferrao -equipo inicial-, Antonio, Harrison, Campás, Matheus, Adolfo, Marcenio, André Coelho, Catela y Didac.

4 -Córdoba Futsal Patrimonio de la Humanidad: Fabio, Pablo Del Moral, Jesulito, Miguelín, Saura -equipo inicial-, Jesús Rodríguez, Muhammad Osamanmusa, Pulinho, Lucas Bolo, Ismael, Rafalillo, Joaquín, Iván y Cristian.

Árbitros: Lázaro Angulo y Santander Flamarique. Amonestaron con tarjeta amarilla a los locales Andrés Coelho y Feixas y a los visitantes Josan González y Muhammad.

Goles: 0-1 (4') Pulinho. 1-1 (10') Ferrao. 2-1 (11') Ferrao. 3-1 (12') Sergio González. 3-2 (13') Lucas Bolo. 3-3 (21') Lucas Bolo. 4-3 (25') Dyego. 5-3 (26') Catela. 5-4 (27') Miguelín. 6-4 (35') Dyego.

Incidencias: Partido disputado en el Palau Blaugrana correspondiente a la jornada 2 del campeonato de Liga de Primera División. Unos 3.500 espectadores

Compartir el artículo

stats