El Ángel Ximénez se las verá este domingo con el Guadalajara en un partido de la 29ª jornada de la Asobal de balonmano. Este encuentro comenzará a las 12.30 horas en el pabellón Alcalde Miguel Salas de Puente Genil. El conjunto alcarreño ocupa el 14º puesto de la clasificación con 17 puntos, uno por encima de la zona roja de la tabla. Cinco equipos -Puerto Sagunto, Cangas, Cantabria Sinfín, Guadalajara y Nava- se están jugando salir de los puestos de descenso, por lo que el Guadalajara lo dará todo en Puente Genil. Mientras, Villa de Aranda y Cisne bajarán previsiblemente a Plata al haberse quedado ya descolgados, por lo que son dos las plazas de descenso las que quedan todavía por adjudicar. El partido será dirigido por los gallegos Sergio Rodríguez y Andrés Rosendo.

Los alcarreños llegarán a la localidad pontana tras una racha de malos resultados, dolidos además especialmente por la derrota sufrida frente al Villa de Aranda. El cambio en el banquillo -llegó Rodrigo Reñones en lugar de Mariano Ortega- no surtió efecto, al menos en el primer partido del nuevo técnico. Pese a estar en la zona de peligro, el Guadalajara tiene una plantilla competitiva. Los jugadores más destacados son Paredes (103 goles) y Arthur de Souza Pereira, que con sus 129 goles está entre los máximos realizadores de la Asobal. Gastón Mouriño es también un pivote de una calidad inmensa. Además tiene en la portería a Hombrados, un guardameta como la copa de un pino que a sus 49 años sigue estando a un nivel sobresaliente. Se trata por tanto de un equipo que para nada se esperaba que estuviera pasando este calvario. El Guadalajara vendrá a Puente Genil a por todas, sabiendo que la victoria le daría mucho aire en la recta final de la temporada.

A cortar la racha negativa

Por su parte, el equipo pontanés espera cortar su peor racha de la temporada, pues ha pasado de tener la mejor racha, con cinco partidos consecutivos sin perder, a acumular cuatro derrotas consecutivas. Las primeras marchas anunciadas al final de la temporada, las de Mollino y Ahmetasevic, no deben impedir que este equipo vuelva a ofrecer su mejor rendimiento y que sume dos puntos que lo consoliden en la octava posición. Lo que está claro es que no va a ser un partido fácil, todo lo contrario, pues el rival del Ángel Ximénez tiene potencial más que suficiente para dar la sorpresa ante cualquiera de los equipos llamados mortales.