Kiosco

Diario Córdoba

María Villalón Cantante y compositora

«Lo más bonito de haber vuelto a la música ha sido el cariño de la gente»

La cantante María Villalón, en una imagen promocional de su último disco. ANA BECERRA

Los sueños no son tan difíciles de alcanzar si se abordan de manera sencilla. Querer es poder o, al menos, esa es la filosofía de María Villalón desde que se enamoró de las canciones. Varios concursos de coplas y algún que otro Talent Show después vino su oportunidad gracias al tema pop La lluvia. Pero en esta industria caprichosa no siempre se está en lo más alto. No importa. La voz potente de la compositora se siguió oyendo en la edición del 2019 de Tu cara me suena, que ganó, y en el programa Tierra de talentos, donde participa actualmente. El EP Tratado de paz es su regreso a su voluntad inquebrantable por despertar emociones con su voz.

¿De dónde viene su determinación por dedicarse a la música?

Creo que fue porque me crié con mi abuela. Desde que yo era un bebé, cuando todavía no sabía ni hablar, ella me cantaba canciones. Fue quien me introdujo el gusanillo de la música. Empecé a cantar con tres años gracias a ella.

¿Siempre tuvo el apoyo de toda su familia?

Sí. He tenido mucha suerte porque mis padres, mi hermana y toda mi familia me han apoyado siempre. Lo han dado todo por mí. He sido afortunada porque conozco a mucha gente que ha querido dedicarse a esta industria y no ha tenido ese apoyo familiar. Los míos no han tenido nunca problema en acompañarme a los castings, a los eventos o a donde fuera con la furgoneta. Creo que en un mundo tan complicado como el de la música tener el apoyo de la familia es muy importante.

Comenzó dándose a conocer con los concursos de copla, ¿por qué nunca ha apostado por este género en lo comercial?

Nunca me lo planteé porque la vida me llevó por otros derroteros y, aunque me encanta la copla, nunca me he visto inclinada a dedicar mi carrera musical únicamente a este género. Siempre la llevaré conmigo. En los conciertos, incluso, trato de dar siempre alguna pincelada de copla porque forma parte de mi ADN. Si la vida me hubiera llevado por ese camino, probablemente lo hubiera aceptado porque ya digo que este género me fascina.

¿Ganar ‘Factor X’ fue un momento decisivo para su carrera?

Claro. Antes de aquello yo llevaba desde los 14 años grabando discos y dando conciertos por mi cuenta. Factor X fue un paso hacia adelante porque me dio la oportunidad de grabar un disco profesional, cantar en radio y girar no solamente por Andalucía, sino por toda España. Reconozco que fue un paso muy importante por la visibilidad del programa.

El tema ‘La lluvia’ le situó en lo alto de las listas de éxitos, ¿qué recuerdos tiene de esa época?

Fue un momento increíble porque la canción sonó muchísimo en la radio, de ahí que todavía mucha gente la siga conociendo y guarde grandes momentos con ella. Para mí fue un momento precioso porque viví giras con los 40 Principales y pude conocer a muchas personas gracias a que la canción estaba funcionando muy bien. Nunca he tenido una canción con tanta repercusión, me ayudó a ser conocida.

De los millones de reproducciones pasó a un proyecto de crowdfunding para sacar el disco ‘Historias de una cantonta’, ¿Cómo fue posible?

Porque yo no recibía dinero por tantas reproducciones en la radio. Los beneficios iban a los derechos de autor y la canción no era mía, yo la cantaba. Pese a que fue un éxito, decidieron echarme de la discográfica porque no se había cumplido con las expectativas. Por eso decidí seguir intentarlo por mi cuenta.

Esa fue una decisión valiente

Bueno, es que si quieres algo tienes que intentarlo. Si me hubiera quedado de brazos cruzados no hubiera pasado nada, pero soy de la opinión de que las cosas hay que intentarlas. Es mucho peor quedarse con las ganas. La satisfacción de haber luchado por lo que quieres es lo que cuenta.

Si hubiese nacido en la época de las redes sociales quizá se hubiera hecho viral.

Ni idea (risas). Claro, es que cuando salió La lluvia prácticamente no existían las redes sociales. Todo era muy distinto. Recuerdo estrenar la canción en Myspace, que ya ni se utiliza. Ahora todo funciona diferente. La radio está mucho más floja porque la música se descubre por otras plataformas. Si hubiera sacado ahora la canción por la radio, lo mismo hubiera pasado desapercibida.

¿Ha compuesto alguna de las canciones en su último EP, ‘Tratado de paz’?

Sí, las cuatro canciones están compuestas a medias con mi compañero de proyecto, Manu Jurado, con el que he trabajado tanto la letra como las melodías. Todo empezó como un juego. Quedábamos y nos poníamos a tocar las canciones que nos gustaban. Cogíamos versos que nos llamaban la atención y les poníamos música. Lo iniciamos sin ninguna pretensión y terminamos apostando por sacar adelante composiciones propias. Por eso nace Tratado de paz, como una reconciliación con la música porque yo llevaba siete años sin sacar música nueva. Quería hacer las paces con la música e intentarlo de nuevo.

¿De dónde han obtenido la inspiración para el nuevo sonido?

Teníamos ganas de experimentar. Después de siete años sin hacer música, volver con lo mismo de antes daría la sensación de que no habíamos aprendido nada por el camino. Para nosotros era importante jugar con el sonido. Nuestra máxima mientras llevábamos a cabo la composición y la producción de las canciones era intentar salir de los lugares comunes. Dar una vuelta a lo típico. Hemos jugado con aspectos con los que quizá no me hubiera atrevido siete años atrás. Ha sido un intento de volcar lo aprendido estos años en las nuevas canciones.

Ha debido ser un proceso gratificante

La verdad es que ha sido muy bonito. Me siento feliz con el resultado. Hemos hecho muy buen trabajo. Lo que pase ahora no lo sabemos, pero lo importante es que tenemos unas canciones con ese algo. Lo más poderoso que puedes lograr a través de la música es hacer sentir al oyente. Creo que lo hemos logrado.

¿Sigue notando el cariño del público después de este tiempo?

Por supuesto. Lo he notado con esta vuelta. He notado ganas, cariño e ilusión. Ganas por escuchar algo nuevo mío. Sí, lo más bonito de haber vuelto a la música ha sido el cariño de la gente.

Compartir el artículo

stats