Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

Finalizan las jornadas culturales en torno al poeta de Bujalance

Gregorio Dávila se alza con el Premio Nacional de Poesía Mario López

El escritor sevillano gana la 29 edición del prestigioso galardón con el poemario 'Heredar la lluvia'

Foto de familia de autoridades, premiados y resto de participantes en el acto tras la entrega del premio. JOSÉ ESCAMILLA

El poeta sevillano Gregorio Dávila ha logrado, con la obra Heredar la lluvia, el 29  Premio Nacional de Poesía Mario López, con cuya entrega ha concluido la 18 edición de las jornadas culturales dedicadas al poeta bujalanceño, organizadas por el Ayuntamiento de Bujalance y el IES Mario López y que cuentan con la colaboración de la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial, la UCO y la Fundación Caja Rural de Cañete de las Torres.

El acto central de la jornadas culturales ha sido la gala del prestigioso galardón, que se ha celebrado en el Teatro Español, así como los Juegos Florales de Primavera.  El acto lo abrió el director del IES Mario López, Antonio Manuel Jiménez Martínez, tras lo que el concejal de Cultura, Antonio Pavón García, presentó la publicación del poemario ganador del pasado año, Dulce inexistencia, de José Manuel Martín Portales.

Seguidamente, se hizo una lectura de una selección de los poemas ganadores de la actual edición, que estuvo a cargo de Isabel María Arévalo, Antonia Cantarero, Pedro Labrador, Aurelia Palacios, Antonio Salmoral y Antonia Laura Coca.

Otro momento importante fue la actuación del Cuarteto Lírico, con temas musicados del poeta bujalanceño Mario López. Por último, el periodista y director de Radio Nacional de España, Roberto Loya, presentado por Antonio Pavón, ofreció la conferencia titulada Paisaje del tiempo de Mario López, en la que describió el universo y el paisaje del poeta y recitó poemas del autor bujalanceño sobre paisajes, recuerdos y añoranzas de Bujalance y Córdoba, lo que supuso una auténtica música para los oídos y un deleite y disfrute para todos los asistentes.

Finalmente, la secretaria del jurado, María Rosal Nadales, realizó la lectura del fallo del concurso y se entregaron los premios. El ganador del 29 Premio Nacional de Poesía, dotado con 3.000 euros, fue el sevillano Gregorio Dávila Tena, por el libro titulado Heredar la lluvia. El premio de los Juegos Florales, dotado con 500 euros, ha sido  para Juan de Molina Guerra, de Ubrique (Cádiz), por el poemario Esta hoguera de hielo.

Finalmente, el premio de los centros educativos de la comarca del Alto Guadalquivir, dotado con 250 euros, lo han ganado ex aequo los poemas La bala, de Lucía Mancha Morente; Gritos de guerra, de Elena Arana Núñez; y Antes del último suspiro, de Alba Pérez Montañez; mientras que la mención especial ha sido para el poema Cólera, de Gema Gudín Jurado, todos alumnos del IES Mario López de Bujalance.

Compartir el artículo

stats