N o hay lugar para la memoria si no es en el futuro. De la memoria del porvenir hablamos y escuchamos hoy. Más o menos. Brillante cuarto álbum de la formación londinense Sons Of Kemet, que lidera el compositor y saxofonista Shabaka Hutchings. Su música dibuja un espacio de expresión simbólica que atraviesa continentes, y su reformulación de la negritud pasa por el jazz, las percusiones latinas, el carnaval caribeño, las incursiones hip hop... Este Black To The Future (Impulse!) muestra el dolor y la fiesta, incide más que sus predecesores en el uso de las voces, repite con el poeta Joshua Idehen, pero cuenta también con Angel Bat Dawid, Moor Mother, D Double E, Kojey Radical. Saxos, tuba, percusiones y batería crean un universo complejo, pero próximo; comprometido, pero vibrante.

No creo que estés lista para el dolor

No creo que estés lista para el dolor

Maria Arnal y Marcel Bagés tomaron partido sobre la memoria en 45 cerebros y un corazón, y ahora, en Clamor (Fina Estampa), una apuesta tan hermosa como perturbadora, mira hacia el futuro del planeta arrimando la sardina popular al ascua de la electrónica. Maria (una de las mejores voces de las españas) y Marcel (un creador transfronterizo) han armado una cosmogonía expansiva y una mitología del siglo XXI. Las canciones de Clamor están contruidas espléndidamente y cada una de ellas es un planeta que gira arrolladoramente más allá de las leyes de la gravedad.

No creo que estés listo para el cambio, amigo

No creo que estés listo para el cambio, amigo

«¿Qué género de música hago? ¡Yo soy el género!» Dawn Richard, de Nueva Orleans, pone el foco en Second Line (Merge /Everlasting) en las pioneras de la música electrónica. No es casual el título del álbum, aunque el baile que propone sea diferente a los meneos que de los componentes de la second line de las comparsas de Nueva Orleans. Este es el sexto álbum de Richard. Tiene cierto aire conceptual y es toda una explosión de house, electro-funk, rhythm & blues, hip hop... Un tornado, si me permiten un símil tan infausto.

Tú también eres un negro de campo, hijo

Tú también eres un negro de campo, hijo

El veterano (75 años) y vibrante organista Dr. Lonnie Smith propone en Breathe (Blue Note) su nuevo y reciente álbum. Con Iggy Pop revisa Why Can’t We Live Together, pieza de 1972, de Timmy Thomas, y con Donovan aborda Superman. Es un álbum registrado en directo en 2017, con canciones repletas de principios gozosos y finales apoteósicos. Músicos espléndidos le acompañan en esta manifestación de soul y jazz, de combinación de síncopas y disparos de saxo, de ecos gospel, de diálogos de blues, de experimentación y de elegante tropicalismo.

Tontos nosotros pensando que el

El productor italiano Khalab y M’Berra, colectivo de músicos tuaregs de Malí que toma el nombre del campo de refugiados en el que vive en Mauritania, forman Khalab & M’Berra Ensemble y firman este M’Berra (Real World / Music As Usual). Khalab hizo grabaciones in situ, que luego completó en su estudio. Puede dudarse aquí del equilibrio entre tradición y modernidad, pero algo está claro en M’Berra: aunque la guitarra forma parte de la instrumentación, el resultado final no es el clásico tishoumaren o blues del desierto.

supervisor incluso tenía las llaves estas

supervisor incluso tenía las llaves estas

¿Quién es capaz de lograr que la pieza tradicional María si fueras mía suene como una composición del siglo XXI? Vivere Memento, sin duda, trinidad formada por Luis Delgado (¿hay algún instrumento que no toque?), María José Hernández (la voz de la estrellas) y Joaquín Pardinilla (gran maestre de las cuerdas). La puerta de la memoria (autoeditado), su nuevo álbum, es un viaje singular por culturas diversas; por la memoria, pero también por un emocionante mapa sonoro del tiempo presente.

Cadenas. ¿Cómo podíamos esperar que el

Cadenas. ¿Cómo podíamos esperar que el

encargado de la mazmorra estableciera las

encargado de la mazmorra estableciera las JAVIER LOSILLA

Asumamos que Seis (Universal) es el álbum más mexicano de Mon Laferte. Es cierto que hay una recodificación del imaginario azteca, pero esa gata ronroneadora que es Laferte va más allá y entra en terrenos de cumbia, de canción romántica, de bossa, de bolero-swing, de vals norteño... Musicalmente brillante y vocalmente agitadora, Laferte es «la mujer que cuelga de la soga, la mujer como el tequila y la droga».

reglas y jugase limpio? (Sons Of Kemet)

reglas y jugase limpio? (Sons Of Kemet)

El congoleño (de Kinshasa) Júpiter Bokondji no es un as del soukous, aunque se aproveche de algunos aspectos de ese ritmo. Júpiter y su banda Okwess escoran hacie el afro-funk, el makossa, el rock y el latin soul. En Na Kozonga (Zamora Records), su retorno discográfico plantea un puzzle africano en el que zumban las guitarras ácidas y espaciales.

Con su añorado hermano Guille, Fernando Martín creó en los años 80 el grupo Desperados, todo un compendio de rock y blues. Ahora, Fernando edita El cielo es el límite (DRO), un directo que registró en Madrid en 2014 y un par de piezas, también en vivo, grabadas en Málaga en 2013. El repertorio excede el cancionero de Desperados y cuenta con músicos notables e invitados de postín. Es bueno tener memoria, man. ¡Dale!