La DJ, productora musical y cantante Sophie, colaboradora de grandes artistas y activista transgénero, ha muerto en la madrugada de este sábado en Atenas, a los 34 años. La conocida artista escocesa ha fallecido en su casa de la capital griega, tras un accidente repentino, según ha informado su equipo en un comunicado en el que han pedido respeto y privacidad para la familia y sus seguidores.

"SOPHIE fue una pionera de un nuevo sonido, una de las artistas más influyentes de la última década. No sólo por sus producciones ingeniosas y su creatividad, sino por el mensaje y la visibilidad que consiguió. Un icono de liberación", expone el comunicado.

Nacida y criada en Glasgow, Sophie Xeon se mantuvo en un segundo plano de la industria mientras lanzaba colaboraciones exitosas con Madonna -junto a quien escribió en 2015 el single 'Bitch I'm Madonna'-, Lady Gaga, Diplo, Charli XCX o Vince Staples.

En 2018 lanzó su álbum debut 'Oil of Every Pearl's Un-Insides', marcado por su identidad transgénero, que le consiguió una nominación a los Grammy en la categoría de Mejor Álbum de Dance/Electrónica y docenas de reseñas favorables de crítica y público. Ese mismo año actuó en Barcelona, en el Festival Sónar, y un año más tarde hizo lo propio en el Festival Primavera Sound.

La industria musical no ha tardado en mostrar sus condolencias en redes sociales. «Nuestra comunidad ha perdido un icono, una pionera y una luz brillante y visionaria. Corazón roto. SOPHIE, te extrañaremos. Gracias por compartir tu talento con nosotros. Espero que nos volvamos a encontrar algún día. Descansa en paz hermana», tuiteó Munroe Bergdorf, modelo y activista trans. En términos similares se expresó la cantante francesa Christine and the Queens: "Fue una productora estelar, una visionaria, una referencia. Se rebeló contra una sociedad normativa y estrecha de miras triunfando tanto como artista como mujer. No puedo creer que se haya ido. Necesitamos honrar y respetar su memoria y legado»: