Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

pleno municipal

Las tasas y los precios públicos de Palma del Río siguen congelados por cuarto año

La derogación del pago por el uso de veladores y puestos de la plaza de abastos se mantiene | Entrar al Museo de Victorio y Lucchino se fija en cinco euros y será gratis para mayores de 65 años

La nueva concejala del PP, María Teresa Merinas Soler, toma posesión de su acta en pleno. ELISA MANZANO

Las ordenanzas fiscales para el 2023, así como las tasas y precios públicos de Palma del Río se mantendrán sin subidas. El Pleno de la Corporación municipal aprobó anoche la propuesta del equipo de gobierno (PSOE), que contó con el voto afirmativo de Izquierda Unida y el concejal no adscrito Santiago Salas y la abstención de Cs. El voto en contra llegó desde la bancada del grupo municipal del PP.

La alcaldesa, Esperanza Caro de la Barrera, explicó que «no es el momento de subir los impuestos». «Es el cuarto año de congelación de las ordenanzas», añadió, para considerar que «los servicios públicos tienen que ser cuidados, pero tenemos que sostener el golpe para no trasladárselo a las familias. Debe ser el Ayuntamiento el que haga frente a esta subida de precios».

Destacó la regidora la figura de las bonificaciones, precisando que llevan funcionando desde hace años, y también resaltó que «un año más seguirá vigente la derogación de la tasa de veladores y la de ocupación y uso de la cámara de frío de la plaza de abastos», medidas que se adoptaron con motivo del parón económico por la pandemia.

Sin embargo, apuntó Caro de la Barrera que hay un aumento de un 10% de la tasa para cajeros automáticos de las entidades financieras, una propuesta que llegó desde el concejal no adscrito y que reivindica en su origen Izquierda Unida. Por último, la primera edil destacó el incremento de ingresos por recogida de basura por la apertura del hospital y la ampliación de la bonificación en el IBI de urbana por la instalación de energías limpias, hasta los 5 años, y que asume, según su portavoz, Matilde Esteo, el grupo municipal del PP. Precisamente este grupo municipal defendió una bajada del 3% en las tasas y precios públicos. Esteo afirmó que «hemos hecho una propuesta de alternativa de gobierno, de gestión», y añadió que «hay que aliviar la carga fiscal a las familias», porque «la situación es muy diferente a los años prepandémicos. Ahora nos encontramos en una crisis económica». PSOE y PP entablaron un toma y daca con datos de carga fiscal en la provincia de Córdoba. El portavoz del PSOE, José María Parra, indicó que cada palmeño paga al año 330,34 euros.

Ana Ramos (IU) defendió la filosofía de su grupo de progresividad fiscal y la herramienta de bonificaciones. Recordó que en las ordenanzas en curso su grupo propuso la derogación de las tasas en la plaza de abastos. Desde Cambiemos Palma, Valle Alfaro afirmó estar «en contra de la congelación, porque existe un desequilibrio social en las ordenanzas» y puso de ejemplo el agua. A su juicio, «congelar es lo más cómodo». Por Ciudadanos, Silvia Raso justificó su abstención señalando que han defendido congelación y bajadas de impuestos, pero lamentó que «no ha podido ser la bajada en el IBI de rústica».

Los precios públicos para el Museo Victorio y Lucchino también entraron en el debate. La entrada costará 5 euros y será gratis para los mayores de 65 y menores de 12 años. Además, habrá bonificaciones y entrada gratis los domingos.

El PP defendió la gratuidad para los palmeños, al tiempo que IU recordó que hay ciudades en las que los vecinos entran gratis en algunos espacios monumentales.

Compartir el artículo

stats