Kiosco

Diario Córdoba

ENTREVISTA Juan Ramón Valdivia Rosa Alcalde de Priego de Córdoba

«Salvo catástrofe o decisión de última hora, seré el candidato en el 2023»

Juan Ramón Valdivia Rosa, nuevo alcalde de Priego tras su elección en el pleno de este miércoles. CÓRDOBA

Tras ser elegido alcalde en la sesión extraordinaria celebrada el pasado miércoles, Juan Ramón Valdivia Rosa (Priego, 1988) sustituye a María Luisa Ceballos Casas al frente de la Alcaldía de Priego en un gobierno en mayoría y con importantes retos que afrontar.

¿Esperaba el nombramiento de María Luisa Ceballos como alto cargos del Gobierno de la Junta?

Su nombramiento no ha sido inesperado ni para mí ni para ninguna persona que haya ido de número dos en la lista con María Luisa, ya que su proyección política es tremenda. Ya dije en el 2019, cuando fui nombrado número dos de la lista del PP, que no era solamente para ser teniente de alcalde, sino para estar preparado para que, en el caso de que ese día llegara, pudiera afrontar la Alcaldía. Por eso, desde el primer día, aunque era concejal de Hacienda, quise conocer de cerca todas las delegaciones, para intentar estar todo lo formado posible para que, en el caso de que María Luisa se fuera, estuviera preparado para ello.

En varias ocasiones se ha definido como un vecino en la piel de un concejal. ¿En qué consiste ese doble papel?

Es fundamental que un concejal viva en su pueblo, porque vas viendo déficit, se va dando la cara, la gente te permite saber muchas cosas porque ellos mismos te van parando y eso te convierte en un vecino más. Es importante que los concejales sean vecinos del pueblo, para conocerlo, para saber cuáles son sus necesidades, para mejorarlo día a día y ser cercanos al propio ciudadano. Un concejal que viviera fuera de Priego puede hacer su trabajo excelentemente, pero ese toque de cercanía siempre le podría faltar. Por eso soy de la opinión de que el vecino que cree que tiene algo que aportar a su municipio, que tiene una tendencia política y quiere dar años de su vida para el resto del municipio, lo que tiene que hacer es entrar en una lista y, si tiene la suerte de ser votado, entrar como concejal.

¿Qué supone para usted ser el primer alcalde democrático de Priego que no ha encabezado una lista electoral?

Estamos adaptados a casi todo, y en Priego tenemos buena muestra de ello, con mandatos en los que hemos tenido alcaldes que no eran de la lista más votada, alcaldes por moción de censura y el caso que se nos plantea ahora. No me gusta el término, pero es una realidad, ya que estos ocho meses los voy a vivir como una interinidad, aunque me siento protagonista dentro del equipo de María Luisa, ya que la labor que hice como responsable de campaña y como portavoz durante los dos años en la oposición tras la moción de censura, creo que fue positiva para el resultado que obtuvimos en el año 2019. Quiero vivir estos ocho meses con la creencia de que el trabajo por el cual yo soy alcalde, ha sido fruto del trabajo de mis compañeros y mío, pero sabiendo que muchos votos eran para María Luisa, por lo que voy a vivirlo como una especie de interinidad.

Su faceta como docente, ¿qué puede aportar a su nuevo cargo?

Los docentes somos personas que tenemos que aprender a tener mucha paciencia, ya que tienes que intentar transmitir conocimientos, pero también valores e intentar que una clase se gobierne. No creo que el tener un perfil determinado aporte o reste nada, ya que cada persona tiene sus capacidades intelectuales. Pero creo que lo que sí es determinante es la experiencia. Yo llevo 12 años de concejal, he sido marinero antes que patrón, con delegaciones con una exposición pública tremenda como Hacienda, Deportes, Festejos, Turismo y Juventud, lo que me ha permitido tener una buena visión general del Ayuntamiento. Así que, ya no tanto por mi labor de docente, sino por los años que llevo en política, creo que mi perfil es el adecuado para poder llevar este equipo de gobierno hacia adelante.

¿Qué cambios se van a producir en el equipo de gobierno?

Primero, indicar que, como nuevo edil, tomará posesión Pedro Perálvarez, una persona sobradamente conocedora de las aldeas y de todas sus necesidades, por lo que estará al frente de la delegación de aldeas y una nueva delegación que vamos a crear de reto democrático, porque evidentemente hace falta apostar por las aldeas para evitar que la despoblación siga avanzando al ritmo que lo está haciendo. Por otra parte, Luis Miguel Carrillo, que seguirá ostentando la presidencia del Área de Bienestar Social, será el primer teniente de alcalde; María del Carmen Pacheco se hará cargo del Área de Hacienda y mantendrá Recursos Humanos, por su experiencia y la visión tan global que tiene del Ayuntamiento; Janet Aguilera asumirá, además de Juventud, la delegación de Festejos; y Marta Siles será la nueva portavoz del grupo municipal del PP.

¿Qué proyectos se abordarán en los próximos meses?

Aunque en un principio pueda parecer poco, trabajaremos en terminar las obras de la calle Río, el alzado suroeste de la muralla del castillo, el aparcamiento del IES Carmen Pantión, los aparcamientos fotovoltaicos de la Ciudad Deportiva, y las plazas de la Puerta Granada y de la avenida de América, en el barrio de la Inmaculada. También queda todo el Plan de Aldeas, con el que estamos instalando parques infantiles en muchas de ellas, entre ellas Lagunillas y La Concepción. Quedan muchos meses de poner la guinda a proyectos en los que se ha trabajado durante los últimos años. Además, en lo que resta para las elecciones del 2023, diseñaremos la ciudad en la que queremos seguir trabajando durante el siguiente mandato, con muchas infraestructuras que ya presentaremos a los prieguenses, para que sepan que no nos presentamos simplemente por el hecho de permanecer en el cargo, sino porque hay un proyecto serio de ciudad.

¿Encabezará, por tanto, la lista de su partido en el 2023?

Cuando la junta local del PP decidió que asumiera la candidatura para el pleno de investidura, también se decidió que yo sea la persona que encabece la próxima candidatura, por lo que, salvo catástrofe o decisión personal de última hora, seré el candidato en mayo del 2023. De hecho, ya estoy trabajando en esa hipotética lista, en la necesidad de renovación y de mantener y reforzar algunas de las personas que podían estar terminando su ciclo político y a los que voy a necesitar que sigan en el próximo mandato, si así lo deciden los prieguenses.

¿Qué primer mensaje le gustaría trasladar a sus vecinos?

Sencillamente, un mensaje de continuidad. Mi objetivo es que no se note que ha habido un cambio en la Alcaldía; que los prieguenses sigan viniendo a la Alcaldía cuando lo necesiten y sigan viendo a una persona que responde a sus peticiones, que sigan viendo que el mantenimiento en la calle se sigue haciendo, que la respuesta de los servicios municipales sigue siendo igual de ágil, y que el equipo de gobierno sigue estando al pie del cañón aunque la cabeza que lo lideraba hasta hace poco haya cambiado.

Compartir el artículo

stats