TRIBUNALES

Condenados a prisión tres vecinos de Bujalance por agredir a guardias civiles

Dos de ellos ya han ingresado en la cárcel para cumplir cuatro meses mientras al tercero, una mujer, se le ha suspendido la ejecución de la pena

Un agente de la Guardia Civil de espaldas y junto a un vehículo oficial del cuerpo.

Un agente de la Guardia Civil de espaldas y junto a un vehículo oficial del cuerpo. / CÓRDOBA

Diario CÓRDOBA

Los servicios jurídicos de AUGC (Asociación Unificada de Guardias Civiles) han asesorado y representado a un guardia civil destinado en el puesto de Bujalance, obteniendo una sentencia del Juzgado número 2 de Montoro mediante la que se condena a dos vecinos de dicha localidad como autores de sendos delitos de atentado a agente de la autoridad y delitos leves de lesiones, por los que se les imponen penas de cuatro meses de prisión, así como a indemnizar a dos agentes por las lesiones sufridas.

Según informa la AUGC, además de esos dos vecinos, que ya han ingresado en el centro penitenciario de Córdoba, ha sido condenada una mujer por delito de atentado a agente de la autoridad, si bien se ha suspendido la ejecución de la pena de prisión, así como también se ha condenado a otros dos hombres de la misma localidad por sendos delitos de resistencia a agente de la autoridad.

Agentes increpados y golpeados

Los hechos tuvieron lugar el pasado 20 de enero, cuando los agentes de la Guardia Civil establecieron un dispositivo para la localización y detención de dos acusados, y al llegar a la calle Ronda Sur de Bujalance se encontraron con un grupo de unas veinte personas que les increpaban e insultaban, con la intención de obstaculizar e impedir que pudieran detenerles. Dos hombres y una mujer de la misma familia agredieron a tres de los guardias civiles intervinientes, golpeándoles con puñetazos y un rodillazo, ocasionándoles a dos de ellos diversas lesiones.

Demandas de la AUGC

La AUGC recuerda a través de un comunicado que más del 40% de los accidentes que sufren los guardias civiles son consecuencia de agresiones físicas, según un informe de la dirección general del Cuerpo. "Cada semana, los agentes se convierten en blanco de los delincuentes -señala la asociación de guardias-, que saben lo barato que les sale agredir a los guardias civiles y policías, con penas irrisorias e indemnizaciones que en la mayoría de los casos no se pagan al declararse insolventes los agresores".

AUGC añade que lleva mucho tiempo reclamando "que se modifique el código penal para endurecer las penas por este tipo de delitos y se refuerce la protección jurídica tanto a los agentes como a sus familiares ante las amenazas y agresiones que sufren". En ese sentido, señala la AUGC que "el Gobierno y los grupos parlamentarios, lejos de atender esa reclamación, pretenden hacer precisamente lo contrario con su reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, que agravará aún más la situación de indefensión que padecen los agentes. Así lo denunció ante la Subdelegación del Gobierno en Córdoba la Plataforma No a la España insegura, de la que forma parte AUGC junto a la mayoría de asociaciones de la Guardia Civil y sindicatos de Policía".