El Ayuntamiento de Puente Genil ha remitido a los bares y restaurantes del municipio un escrito en el que les recuerda la obligación de mantener en condiciones de higiene y ornato sus respectivas terrazas y les informa de que estas no se podrán instalar antes de las nueve de la mañana, una medida que, en caso de incumplimiento, constituiría una infracción administrativa que podría acarrear importantes multas económicas para dichos profesionales. Este hecho ha generado revuelo entre los hosteleros y también entre los vecinos que se ven afectados.

Por este motivo, la concejala de Medio Ambiente, Obras y Urbanismo del Ayuntamiento de Puente Genil, Verónica Morillo, informa de las causas que han provocado esta decisión municipal y, según ha explicado, "venimos recibiendo quejas constantes de los vecinos sobre el ruido que se genera en invierno porque se empieza la limpieza a las siete de la mañana y en verano a las seis de la mañana". Por tanto, "tenemos que buscar el equilibrio entre la actividad hostelera, que entendemos que debe ejercer su actividad en las mejores condiciones posibles, con un horario abierto, y los vecinos de la zona". El Ayuntamiento considera que "debemos hacer una revisión del reglamento que data del 2013 en este y otros aspectos en los que ha quedado obsoleto".

Para ello se va a convocar a los hosteleros y a los vecinos que se pueden ver afectados a una reunión el próximo lunes "para que podamos recabar opiniones acerca de las modificaciones posibles que tenemos que hacerle al reglamento y que deben pasar por Pleno". Por otra parte, la edil recordó que este reglamento "se aprobó por una unanimidad y aún está en vigor, si bien requiere una revisión haciendo partícipes a todos los hosteleros de Puente Genil y vecinos afectados por las decisiones".

Posicionamiento del PP e IU

El portavoz municipal del PP, Sergio Velasco, dice que desde el área municipal "se alardea de flexibilidad en la aplicación de la ordenanza del 2013 pero la remisión de la mencionada nota, con su amenaza correspondiente, desmiente esta idea. No salimos de nuestro asombro por la falta de cintura política de este equipo de gobierno, que anda distraído en estos asuntos a falta de proyectos para la localidad y el fomento de nuestras fortalezas".

Desde el Partido Popular consideran que "no es momento de ultimátums después del año y medio de pandemia que todos hemos sufrido, y planteamos la necesidad de conciliar todas las posturas, para lo que anunciamos que propondremos la modificación de la ordenanza para adelantar en al menos media hora la colocación de las terrazas, garantizando la limpieza de los espacios públicos con el compromiso de los propietarios".

Por su parte, el portavoz de Izquierda Unida, Jesús David Sánchez dice que la situación es "fruto de la falta de criterio y falta de igualdad en la aplicación de las normas", lo que da lugar a "situaciones injustas" por la "arbitrariedad de quien pone sobre la mesa unas normas y al mismo tiempo dice que son flexibles, de quien quiere contentar al mismo tiempo a los hosteleros que se indignan por los avisos, que son precisamente aquellos que cumplen las normas a rajatabla, y a los vecinos que se quejan de ruidos". Y recuerda que los bares de la Matallana "vieron cómo  se les subía la tasa de veladores un 12% en el 2015 a cuenta de una limpieza municipal que no todos los establecimientos reciben en la misma medida, una limpieza que hace meses pedimos desde IU que se organizara de manera que fuera menos ruidosa y, sobre todo, que no fuera tan temprana siempre en las mismas zonas".