Cuatro personas de entre 46 y 63 años han resultado heridas por quemaduras e inhalación de humo en el incendio que se ha declarado en la tarde de este miércoles en una parcela situada a los pies de la carretera A-3075, que va de Posadas a Villaviciosa, justo en la margen izquierda al pasar el puente del arroyo Guadalbaida. El fuego está quemando una gran cantidad de alpacas de paja, lo cual ha originado una columna de humo que se puede divisar a varios kilómetros. Según ha informado el 112, dos de los heridos han sido trasladados al centro de salud de Posadas, donde han recibido atención y otros dos han sido atedidos en el mismo lugar del suceso. El más afectado es el dueño de la parcela, que ha tenido que ser evacuado en helicóptero al hospital Reina Sofía, donde, tras ser atendido en Urgencias, esta misma noche se espera que quede ingresado en planta, según han confirmado fuentes del complejo hospitalario a este periódico.

El aviso a los servicios de emergencia se ha producido sobre las 16.45 horas, personándose en el lugar del suceso bomberos del Infoca, efectivos del 112 y efectivos de la Guardia Civil y Protección Civil de Posadas.

Hasta el lugar se han desplazado numerosos efectivos.

Hasta el lugar se han desplazado numerosos efectivos.

La parcela es propiedad de una familia de la localidad malena y, según ha podido saber este periódico, el dueño ha resultado afectado por las llamas al intentar sofocar el fuego en un vehículo, por lo que ha tenido que ser evacuado en helicóptero desde el helipuerto ubicado en el velódromo municipal. Allí ha sido atendido en Urgencias y esta misma noche se espera que pase a planta en el complejo hospitalario de la capital, según han confirmado fuentes del centro sanitario.

El Servicio de Emergencias Sanitarias 112 de la Junta ha precisado que en el incendio también se ha visto afectado un depósito de gasóil y parte de la edificación de la parcela. Los bomberos, por su parte, han indicado que, además del pajar, en el incendio han ardido entre 10.000 y 15.000 litros de gasoil.

El fuego ya se encuentra controlado y durante toda la noche se mantendrá en el lugar un retén de bomberos para proseguir con las tareas de extinción.