Un verano más, Lucena ha activado el plan de prevención contra los efectos del calor sobre la salud, según el protocolo de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, en coordinación con las enfermeras de los centros de salud de Lucena y los Servicios Sanitarios, los Servicios Sociales Comunitarios del Ayuntamiento, la Policía Local y Cruz Roja.

Este plan, que se prolongará hasta el 30 de septiembre, trata de ofrecer una respuesta preventiva sobre aquellos sectores de población más vulnerables en cuando a la salud por las consecuencias de las altas temperaturas.

Como novedad este año, el plan contempla la activación de todas las medidas de prevención por el covid-19, en caso de tener que poner en marcha alguna actuación. Ante los más que probables episodios de olas de calor, las enfermeras gestoras de casos se encargan de proporcionar información a la población general, la identificación de la población de riesgo y su alta en el programa Salud Responde, así como de las visitas domiciliarias, el desempeño de talleres de formación e información a profesionales de los centros residenciales y talleres de formación a cuidadoras.

En el protocolo de este Plan Calor se identifican tres niveles de riesgo (0, 1, 2), dependiendo de la edad, patologías, medicación, situación socio-familiar y la vivienda. El control y seguimiento de esta población se llevará a cabo a través de Salud Responde, que en caso de necesidad activará el plan según los niveles de alerta.

El Ayuntamiento lucentino recuerda que ante cualquier urgencia es necesario contactar con el Centro de Comunicaciones y Urgencias, a través del teléfono 061 o 952 505 061 o en Salud Responde: 902 505 060 (centro de salud), 957 596 417/18 (Lucena 1) y 957 596 302 (Lucena 2).