El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, ha instado este martes a los vecinos a «autoconfinarse en casa» ante el extraordinario aumento de contagios por coronavirus que se ha registrado en el municipio en los últimos días. No en vano, la localidad superaba el pasado viernes los 500 positivos por cada 100.000 habitantes, mientras que este martes alcanzaba ya los 774,3. Por ello, el primer edil insistió en la necesidad de «quedarse en casa, salvo para cuestiones imprescindibles».

«Es necesario continuar adoptando un compromiso personal y colectivo en cuanto a extremar las medidas de prevención, tales como el uso de mascarilla, la higiene y el distanciamiento social», señaló Rafael Llamas ante la «delicada situación» que vive Montilla a causa de la pandemia, y que se traducirá hoy en un nuevo cierre perimetral del municipio durante los próximos 14 días.

«Este cierre perimetral, unido al resto de medidas restrictivas aprobadas por la Junta de Andalucía en relación con los horarios de apertura de actividades económicas consideradas no esenciales, repercute negativamente sobre la economía montillana, principalmente en sectores como los del comercio, la hostelería o el ámbito cultural, muy castigados desde el inicio de la pandemia dada la estrategia diseñada», destacó.

Asimismo, Llamas anunció que su equipo de gobierno ha acordado reforzar la presencia de la Policía Local con el objetivo de velar por el cumplimiento de las medidas vigentes «tanto en relación al cierre perimetral como al cumplimiento de los horarios de actividades económicas, en colaboración con el resto de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado».

Asimismo, la presencia de agentes de la Policía Local se ha hecho necesaria en los últimos días en el entorno del Centro de Salud, donde se mantiene activo el autocovid al que acuden todas las personas que han tenido algún contacto directo con personas afectadas por coronavirus.

Desde el inicio de la pandemia el pasado mes de marzo, Montilla ha contabilizado a 866 personas infectadas. El número de fallecidos se elevaba ayer a diecisiete.