ENTREVISTA | Rafael Escudero Presidente de la Asociación de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal

Rafael Escudero: «La prohibición en el tren es un paso más para sacar el patinete de la calle»

Rafael Escudero, presidente de la Asociación de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal.

Rafael Escudero, presidente de la Asociación de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal. / A. J. GONZÁLEZ

David Jurado

David Jurado

El presidente de la asociación que agrupa a los usuarios de patinetes aborda el impacto de la prohibición de Renfe de viajar con estos vehículos en los vagones, por los casos registrados de explosiones de baterías.

¿Cómo valora la prohibición de viajar en tren portando un patinete eléctrico?

Como una medida más para atacar al usuario y a los futuros posibles usuarios de los patinetes y para descartar este vehículo como alternativa de movilidad personal. La base principal de la prohibición es porque los patinetes pueden explosionar, pero es que una bicicleta eléctrica lleva el doble o el triple de batería y no se prohíbe. Esta prohibición es un granito más para quitar estos vehículos de las calles.

¿Os sentís como un colectivo perseguido?

Estamos pagando los platos rotos de la descoordinación que hubo ante la llegada de este medio de transporte y por ser una minoría. Esta prohibición es un paso más para quitar este vehículo de las calles. Como no han sabido aplicar las normas de tráfico o ponerse duros desde un principio, el patinete se ha visto como un vehículo más antisocial que práctico. Vemos muy incoherente que porque haya explosionado un patinete se prohíba en los trenes, porque ¿cuántas bicicletas eléctricas han explosionado?, ¿cuántas motos?, ¿cuántos autobuses?... Sin embargo no se dice nada. Hay bicicletas eléctricas que caben en una bolsa, como un patinete, y también pueden explosionar porque de hecho llevan los mismos componentes que un patinete. Cuando un patinete eléctrico explosiona es muchas veces por falta de mantenimiento o por mala calidad. La bicicleta es un medio más aceptado socialmente, agrupa a un mayor colectivo y es más difícil ir contra este medio porque llevan muchos años regulándolo en las normas de tráfico.

¿Qué consecuencias inmediatas va a tener esta prohibición?

Ya hay muchísimos usuarios que están vendiendo los patinetes en el mercado de segunda mano. Las ventas están frenadas porque la misma Dirección General de Tráfico no tiene ni idea de cómo regularlo. La prueba esta en que cada equis tiempo se dice una cosa y luego se dice otra. ¿Qué es lo que pasa? Que a los usuarios los están volviendo locos y, entonces, en lugar de un patinete optan por comprarse una bicicleta.

«A los usuarios se les está volviendo locos con tanto cambio y optan por comprar una bicicleta»

¿Se han desplomado por tanto las ventas?

La prueba está que a nivel nacional las ventas del patinete han bajado casi un 70%. Lo mismo que hace dos años era el regalo estrella de Navidad, ahora los patinetes ya no se venden y si lo hacen es a precio de saldo. Nadie quiere un patinete porque están cambiando las normas constantemente: que si tienes que tener intermitentes, que si debe tener dos manetas de freno, llevar una placa... Los fabricantes están también desorientados, los están volviendo locos. Esto ha hecho que el mercado chino, principal fabricante, como ha visto que el patinete no ha encajado bien en Europa, donde no está aceptado como vehículo de movilidad personal, está apostando por la bicicleta eléctrica y haciendo modelos de tamaño reducido.

Rafael Escudero, el presidente de la Asociación de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal.

Rafael Escudero, el presidente de la Asociación de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal. / A. J. GONZÁLEZ

¿Hay un trasvase de usuarios a la bicicleta eléctrica?

El futuro usuario de patinete, cuando se plantea un gasto entre 400 y 600 euros y valora los inconvenientes, opta por gastarse lo mismo en una bicicleta eléctrica. Aunque sea más mala, pero la bicicleta socialmente está más aceptada, claro. En un año va a haber un boom de bicicletas por las calles, con exactamente los mismos componentes que un patinete, lo único que cambia es la estructura. Entonces se verá cómo en los trenes no se prohiben, antes harán un vagón especial para transportar las bicicletas.

¿Se han endurecido las sanciones municipales a los usuarios?

Con el patinete, como no ha habido una norma clara, la propia Policía Local no sabe qué hacer con esos usuarios. ¿Qué es lo que ha pasado? Como hemos ido por las aceras en dirección prohibida, padres recogiendo a niños y llevándolo en el patinete, o menores de edad circulando por las calles, ha sido todo un descontrol, donde ha habido accidentes, lo que obligó a adoptar medidas. A nivel sancionador, la normativa que aprobó el Ayuntamiento en materia de casco y de tener seguro se está exigiendo a los usuarios, lo que pasa es que los mismos agentes no paran cuando ven a alguien sin casco ni hacen controles a no ser que esté haciendo alguna barbaridad, que vaya en una dirección prohibida o circulando por el acerado. La Policía Local carece de formación, no está lo suficientemente preparada. En el caso de las bicicletas eléctricas, muchas están trucadas, la gente va montada y ni siquiera pedalea. Pedalean únicamente cuando ven a la Policía, pero los agentes ven la bicicleta y no pasa nada. A nivel técnico no tienen información alguna, no saben ni dónde buscar la pegatina del fabricante.