SANIDAD

La nueva 'vacuna' frente al colesterol ya se puede administrar en Córdoba

El tratamiento, que se recibe por vía subcutánea cada seis meses, reduce a la mitad los niveles de colesterol malo LDL

Está indicado para pacientes concretos que han sufrido un episodio cardiovascular o con hipercolesterolemia familiar

El nuevo tratamiento se administra por vía subcutánea cada seis meses.

El nuevo tratamiento se administra por vía subcutánea cada seis meses. / CÓRDOBA

M.J. Raya

M.J. Raya

Los cordobeses cuentan desde primeros de mes con un nuevo tratamiento frente al colesterol, llamada coloquialmente la vacuna del colesterol, porque se administra mediante una inyección subcutánea cada seis meses. El fármaco se llama inclisirán, comercializado bajo el nombre Leqvio, y su financiación por parte del sistema público ha sido aprobada por el Ministerio de Sanidad para toda España.

El jefe de Medicina Interna del hospital universitario Reina Sofía e investigador del imibic, José López Miranda, explica que esta medicación ya se venía administrando a pacientes desde hace años en el Reina Sofía, en forma de ensayos clínicos, y destaca que se trata de una terapia génica, confeccionada con material ARN (la misma tecnología que se usó para fabricar las vacunas del coronavirus), que ayuda a reducir a la mitad los niveles del colesterol malo (LDL), que es el causante de que se acumule colesterol en las arterias (arteriosclerosis).

El doctor José Lopez Miranda.

El doctor José Lopez Miranda. / A.J. GONZÁLEZ

¿Por qué es malo acumular colesterol LDL?

La enfermedad cardiovascular aterosclerótica consiste en la acumulación de lípidos a lo largo del tiempo, principalmente colesterol LDL, en el revestimiento interno de las arterias. Quienes presentan arteriosclerosis son pacientes de muy alto riesgo, ya que la ruptura inesperada de la placa aterosclerótica puede causar un infarto o un ictus. Por ello, esta patología causa dos tercios de las muertes por enfermedades cardiovasculares (que a su vez son la principal causa de fallecimientos a nivel internacional).

En el hospital Reina Sofia ya se administraba el nuevo tratamiento en forma de ensayos clínicos.

En el hospital Reina Sofia ya se administraba el nuevo tratamiento en forma de ensayos clínicos. / CÓRDOBA

Beneficiarios del nuevo tratamiento

Las personas a las que la sanidad pública podrá financiar este medicamento es un grupo concreto. Son pacientes que, después de tratamientos convencionales, no alcanzan niveles óptimos de colesterol LDL y presentan un alto riesgo cardiovascular, dislipemia poligénica severa o hipercolesterolemia familiar, expone el jefe de Medicina Interna.

La prescripción de este medicamento está indicada en pacientes que no logren bajar sus cifras de colesterol malo LDL por debajo de 100 mg/dl, a pesar de estar adscritos a tratamientos con estatinas y otros fármacos y seguir hábitos saludables.

El doctor López Miranda señala que alrededor del 18% de los pacientes que han sufrido un episodio cardiovascular no logra alcanzar niveles de LDL por debajo de 100.

Envase del medicamento.

Envase del medicamento. / CÓRDOBA

Propiedades del nuevo fármaco

Este fármaco, compuesto por material genético ARN, introduce este material en las células del hígado que bloquea la producción de la enzima PCSK9, producida por el cuerpo humano para regular el metabolismo del colesterol. Este internista destaca que al actuar este medicamento exclusivamente en el hígado no interacciona con otro fármaco, reduciendo mucho los posibles efectos secundarios.

El inclisirán permite rebajar el colesterol LDL hasta un 54% en pacientes con enfermedad arteriosclerótica, mediante la administración de una inyección subcutánea dos veces al año por parte de un profesional sanitario.

José López Miranda remarca que el hecho de recibir el medicamento solo cada seis meses es otra ventaja, ya que aumenta la adherencia a la medicación.