RECONOCIMIENTO A SU LABOR

Acojer cumple 35 años de lucha contra la ludopatía en Córdoba

Miles de cordobeses han logrado superar su adicción al juego patológico, gracias a la labor pionera de la entidad

Alertan de la baja edad media de la persona afectada por la enfermedad, un problema que alcanza incluso a niños

Autoridades y  representantes de Acojer, en el acto de celebración del 35 aniversario.

Autoridades y representantes de Acojer, en el acto de celebración del 35 aniversario. / MANUEL MURILLO

M.J. Raya

M.J. Raya

El 6 de mayo de 1988 quedaba constituida en Córdoba la Asociación Cordobesa de Jugadores en Rehabilitación (Acojer). Sus fundadores fueron el doctor Román Fernández y Fulgencio Benítez. Desde entonces hasta ahora, durante estos últimos 35 años, esta entidad ha ayudado a que miles de cordobeses y a que también ciudadanos de todo el país hayan podido recuperarse de la adicción al juego patológico, «una enfermedad crónica, que se puede superar, pero que requiere de la vacuna que supone el reforzamiento psicológico posterior para que no vuelva a aparecer», señala el presidente de Acojer, Salvador Secilla. 

Los datos avalan a Acojer, pues alrededor del 85% de las personas que acuden a pedir ayuda para intentar dejar su dependencia del juego consigue su objetivo. Secilla, que lleva 15 años de presidente de esta asociación, recalca que Acojer fue pionera en España en la rehabilitación de las personas con ludopatía y fue la que contribuyó a impulsar las federaciones andaluza y nacional.

Asistentes al acto del 35 aniversario de Acojer.

Asistentes al acto del 35 aniversario de Acojer. / MANUEL MURILLO

El salón de actos de la Fundación Cajasur ha acogido este viernes un acto, con representantes de la asociación y autoridades de diferentes administraciones, para reconocer el importante trabajo de Acojer durante estas tres décadas y media y además para destacar la capacidad de los responsables y voluntarios de este colectivo para haber sabido adaptarse a combatir la ludopatía del siglo XXI, pues este grave problema sigue existiendo, de forma que una o más personas llegan cada día a la asociación pidiendo ayuda.

La edad media de la persona que pide ayuda ha bajado

Salvador Secilla precisa que hace 35 años el perfil más habitual de persona que necesitaba respaldo para salir de la adicción a los juegos de azar era el de un hombre de unos 50 años, que jugaba principalmente a las tragaperras o que apostaba en bingos y casinos, pero desde hace unos años la edad media del afectado por ludopatía ha bajado mucho, situándose entre los 20 y los 30 años. «Llevamos incluso ya un tiempo atendiendo en terapia individual y también grupal a menores de edad, a niños», sostiene.

«El juego de azar que causaba la ludopatía hace años ha sido sustituido por el abuso de los juegos on line, apuestas por internet (muchas de ellas relacionadas con temática deportiva y publicitadas por personajes famosos), compras compulsivas, entre otros, que se pueden realizar desde casa o en los numerosos salones de juegos que proliferan en ciudades como la propia Córdoba. La adicción al juego no deja de existir, como consecuencia de la facilidad con la que cualquier persona, incluidos los niños, pueden participar en este tipo de juegos», explica el presidente de Acojer. 

Celebración del 35 aniversario de Acojer, con la participación de diferentes autoridades.

Celebración del 35 aniversario de Acojer, con la participación de diferentes autoridades. / MANUEL MURILLO

Servicios con los que cuenta Acojer

Esta asociación cuenta con psicóloga, trabajadora social y secretaria, así como con un director técnico. En su sede, ubicada en el Hospital Militar, Acojer cuenta con un centro de tratamiento ambulatorio, en el que se presta a todo el que pida ayuda el tratamiento individual y grupal que necesite. «Cada vez más mujeres se están animando a venir a nuestra sede para solicitar que le ayudemos a abandonar la adicción al juego, aunque siguen siendo menos en número que los hombres. Por otro lado, en los centros educativos impartimos charlas formativas para concienciar a los chicos desde pequeños de los riesgos de determinados juegos y apuestas que proliferan en internet y redes sociales», indica Salvador Secilla.

Pide que los salones de juego estén a 500 metros de los centros educativos

Una de las demandas que más realiza Acojer a las administraciones es que se logre limitar la apertura de nuevos salones de juegos y que aumente la distancia que deben tener estos espacios de los centros educativos. Actualmente, esa separación es de 150 metros en Andalucía, pero esta asociación propone que sea de hasta 500 metros o que se apruebe que sólo puedan funcionar estos locales en zonas apartadas de los barrios, como son los polígonos industriales.