estadística de juego privado en andalucía

El gasto en bingos, tragaperras y apuestas sube más de un 9% en 2022 en Córdoba

Las máquinas tipo B son las que acumulan el mayor volumen de juego presencia l En la provincia hay 971 personas que tienen prohibido acceder a estos locales

Noelia Santos

Noelia Santos

Los cordobeses gastaron en el año 2022 más de 150 millones de euros en juego, repartidos en bingos, máquinas tragaperras y apuestas deportivas. El dato lo ofrece anualmente la Consejería de Economía, Hacienda y Fondos Europeos de la Junta de Andalucía y las cifras tienen que ver con el juego presencial, sin incluir aquellas apuestas que se hacen a través de internet. En el caso de Córdoba, ese volumen de negocio de más de 150 millones supuso un incremento de más de un 9% con respecto al año 2021, cuando el dato rozó los 138 millones. Eso sí, todavía no se acerca a la cifra récord alcanzada en 2019, cuando se superaron los 176 millones de euros y que después caería como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

Gráfico sobre los datos del juego en Córdoba.

Gráfico sobre los datos del juego en Córdoba. / CÓRDOBA

Con respecto al volumen de negocio generado durante el ejercicio pasado, la mayor parte de lo desembolsado por los cordobeses se concentró en las máquinas tragaperras, ya muy lejos se sitúa el bingo y aún más lejos las apuestas deportivas presenciales. Concretamente, los cordobeses gastaron casi 125 millones de euros en tragaperras, cerca de 13 millones en el bingo y más de 12 en apuestas deportivas.

La Junta ofrece también lo que se conoce como gasto real, que es el resultado de restarle a lo jugado lo que se ha ganado en premios. En este caso, el gasto real que generó el sector durante el año pasado fue de 51,3 millones de euros.

En el caso concreto de las máquinas tragaperras (denominadas máquinas B por la Junta de Andalucía), el gasto real extraído de los casi 125 millones de euros de desembolso fue de 37,4 millones. En la provincia, según la misma estadística, había el año pasado 2.660 máquinas de este tipo. El número de terminales siempre se ha situado en una horquilla de entre 2.500-3.000 máquinas alcanzando su número más alto en el 2019, cuando se contabilizaban en la provincia un total de 2.954 tragaperras.

Con respecto a las apuestas deportivas, el año pasado se contabilizaron 357 terminales presenciales donde poder jugar en Córdoba. El dato es ligeramente inferior al de 2021, cuando había 413.

Inspecciones

En cuanto a las inspecciones de este tipo de locales y de terminales, la Junta realizó en 2022 un total de 82 en salones y bingos, y más de 800 en tragaperras. Córdoba es de la provincia donde menos inspecciones de este tipo se llevan a cabo, pues a penas contabilizó el 7% de todas las realizadas en Andalucía, cuando en Málaga, por ejemplo, se hicieron el 25% del total y en Sevilla y Cádiz, el 18% en cada una.

Además, se iniciaron nueve expedientes sancionadores a estos locales por no cumplir la normativa y se resolvieron siete.

La Junta ofrece también el dato de personas que tenían prohibido acceder a este tipo de locales, que el año pasado eran 971 en la provincia (704 hombres y 267 mujeres). En 2021 había más de 1.000 personas en este apartado.

«Nos va a reventar en las manos»

Ante la subida del negocio del juego, el presidente de la Asociación Cordobesa de Jugadores en Rehabilitación (Acojer), Salvador Secilla, advierte de que se trata de un problema «que no para de crecer» y que «nos va a reventar en las manos». Secilla recuerda que, además, estos datos de la Junta no recogen el volumen de apuestas on-line, al que acceden miles de jóvenes, tanto que el perfil de persona atendida por esta asociación ha caído en los últimos años a un paciente de entre 25 y 30 años. Además, pide a la administración que actúe ante «una enfermedad» que en tiempos de crisis repunta por la falsa imagen que ofrece el juego de vía para conseguir dinero rápido y fácil.

Por su parte, el presidente de la Asociación Provincial Cordobesa de Operadores de Máquinas Recreativas (Aprocomar), Mariano Lambert, asegura que el sector no está en sus mejores horas, algo que viene arrastrando desde la pandemia. Según Lambert, a pesar de que crezca el volumen de negocio, los empresarios del sector no han notado tanto la mejoría al tener que haber incrementado los gastos en el apartado del personal o en las facturas. También asevera que en lo que va de año se han cerrado hasta cuatro salones de este tipo. H

[object Object]

Por primera vez, la Estadística de Juego Privado que elabora la Consejería de Hacienda incluye un apartado de apuestas on-line, aunque el dato es autonómico y no está provincializado. En este caso, según las cifras relativas al año pasado, las apuestas realizadas a través de internet llegaron a los 10,17 millones de euros. En total, en Andalucía el volumen de negocio generado mediante bingos, casinos, tragaperras y apuestas presenciales fue de 2.169 millones de euros, una cifra superior a la de 2021, pero que todavía se queda lejos del récord alcanzado en 2019.

Por provincias, Málaga y Sevilla acumularon la mayor parte de ese negocio, con 583,6 millones y 449,5, respectivamente. Les siguieron Cádiz (330,1 millones), Almería (210,1), Granada (190,3), Córdoba (150,1), Huelva (138,6) y Jaén (106,9).

La modalidad que más negocio acumuló fueron las máquinas tragaperras, con 1.44,8 millones de euros. Le siguieron los casinos, con 286,4 millones. En este caso, en la provincia de Córdoba no existe esta modalidad de juego presencial, que en Andalucía está presente en Cádiz, Granada, Málaga y Sevilla). En el caso de los casinos, las mesas más numerosas y que se llevan mayor negocio son las de ruleta americana y black jack, seguidas ya de lejos por la de póker. Tras los casinos, el mayor volumen de negocio correspondió en 2022 a los bingos, con 238,1 millones, y, por último, las apuestas, con casi 200 millones.