SALUD

Vapear en Córdoba: casi la mitad de los menores de 14 a 18 años lo ha probado alguna vez

Expertos alertan de la existencia de casos de niños de 11 y 12 años que ya fuman cigarrillos electrónicos o vapers | Neumólogos advierten de que este nuevo tabaco causa el mismo daño a la salud que el tradicional

Diferentes tipos de marcas para vapear que se pueden adquirir en un estanco de Córdoba.

Diferentes tipos de marcas para vapear que se pueden adquirir en un estanco de Córdoba. / MANUEL MURILLO

M.J. Raya

M.J. Raya

El consumo de cigarrillos electrónicos está creciendo, tanto en Córdoba como en España, y esto se refleja en que cada vez hay más puntos de venta de este producto. El informe Estudes 2022 del Ministerio de Sanidad refleja que casi la mitad de alumnos de enseñanzas secundarias, de 14 a 18 años (44,3%) ha fumado alguna vez con este tipo de dispositivo. Además, en base a este informe, la prevalencia del consumo aumenta con la edad, por lo que a los 18 años hasta un 58% de chicos admite que ha probado los cigarrillos electrónicos frente a un 49,4% de chicas. El consumo periódico de este tipo de tabaco supera el 20% entre los 14 y 18 años, siendo más frecuente entre los hombres. 

La profesora de la Universidad de Córdoba Valentina Lucena, experta en el ámbito de las adicciones, señala que los datos nacionales de esta encuesta se pueden extrapolar a la provincia cordobesa y Andalucía, ya que esta experta está trabajando actualmente en un análisis sobre este tema a nivel andaluz y de Cataluña.

Cigarrillos electrónicos en un establecimiento de venta de tabaco de Córdoba.

Cigarrillos electrónicos en un establecimiento de venta de tabaco de Córdoba. / MANUEL MURILLO

Perfil más habitual de consumidor de cigarrillo electrónico

Valentina Lucena sostiene que existen dos perfiles más frecuentes de consumidores de cigarrillos electrónicos. Por un lado, está el grupo que va desde 14 años y por encima de los 20 años y un segundo que está por encima de los 35 o 40 años.

El informe Edades 2022, también del Ministerio de Sanidad, recoge igualmente el mayor consumo de cigarrillos electrónicos, indicando que el 12% de población de 15 a 64 años ha consumido estos artículos alguna vez en su vida, porcentaje superior al anterior estudio de 2020, en el que ese porcentaje era del 10,5%, y casi el doble de 2015, que era el 6,8%. 

Fumadores casi niños

Lucena alerta de que cada vez el inicio del consumo se adelanta más, existiendo incluso casos de niños de 11 y 12 años que ya han vapeado. Una situación que preocupa y que está llevando a que crezca el número de familias y de centros educativos que solicitan que se impartan en colegios (en quinto y sexto de Primaria), y no sólo en institutos, charlas de prevención alertando de los riesgos negativos de fumar tabaco tradicional, cigarrillos electrónicos, vapers, así como tomar drogas, alcohol o abusar de las redes sociales, de internet, de los móviles o de los juegos de azar.

Por su parte, el informe Estudes 2022 recalca que el tipo de cartucho más utilizado entre aquellos estudiantes de enseñanzas secundarias que vapean es el que no contiene nicotina (un 60%), mientras que los que prefieren el que lleva nicotina son un 15% (porcentaje que aumenta con el paso de la edad) y el 25% restante utiliza cartuchos o líquidos de los dos tipos.

Incita más a probar otras drogas, como cannabis

Otro dato preocupante, según Valentina Lucena. es que más del 78% de los estudiantes de enseñanzas secundarias que declaran haber consumido cannabis alguna vez en su vida, admiten haber fumado cigarrillos electrónicos en algún momento. Lucena destaca a su vez que los vapeadores, de forma errónea, tienen una percepción de riesgo más baja sobre quienes no fuman acerca del consumo de tabaco y cannabis. 

Esta profesora de la UCO lamenta la información sesgada que llega a la población, sobre todo joven, acerca de que el cigarrillo electrónico es una opción para dejar de fumar, creyendo que es un artículo inocuo sin nicotina, «cuando todos estos productos contienen esta sustancia dañina».

El jefe de Neumología del hospital QuirónSalud Córdoba, Luis Manuel Entrenas.

El jefe de Neumología del hospital QuirónSalud Córdoba, Luis Manuel Entrenas. / CÓRDOBA

Falsa fama de saludables, según el jefe de Neumología del hospital QuirónSalud

Sobre este mismo tema, el jefe de Neumología del hospital QuirónSalud Córdoba, Luis Manuel Entrenas, señala que, en general, los cigarrillos electrónicos han aparecido en los últimos años en el mercado, precedidos de una "falsa fama de ser más saludables» que el cigarrillo convencional.

¿Qué contienen estos cigarrillos?

Los cigarrillos electrónicos consisten en un depósito o cartucho que contiene el líquido con o sin nicotina, propilenglicol, glicerina, saborizantes y otros compuestos químicos y que, mediante un sistema electrónico con una batería (generalmente recargable) y un atomizador, vaporiza la mezcla. Simulando a los cigarrillos tradicionales, se utiliza inhalando el aerosol producido y emite parte de este aerosol al ambiente.

Entrenas expone que, «ante la percepción de la sociedad de los riesgos del tabaco, la industria tabaquera está sustituyendo el consumo tradicional por otros productos, presentados como menos tóxicos, pero que no son inocuos. La reducción del daño es solo una estrategia comercial de las tabaqueras para incrementar sus ventas tal, como hizo hace años con el tabaco light o la incorporación del filtro, ambas con letales consecuencias para los consumidores muchos años después».

Una joven fuma un cigarrillo electrónico.

Una joven fuma un cigarrillo electrónico. / CÓRDOBA

Enfermedades relacionadas con fumar estos artículos

El jefe de Neumología de QuirónSalud Córdoba subraya que ya en 2019 la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) , a raíz de la aparición de casos de una nueva enfermedad relacionada con el uso de cigarrillos electrónicos en Estados Unidos, advertía de que los cigarrillos electrónicos «no son inocuos». 

«Van provistos de nicotina y otros compuestos que se inhalan al vapear y que pueden dañar la salud. Sabemos que estas sustancias tóxicas pueden causar cáncer, bronquitis crónica e infecciones respiratorias. La evidencia científica actual respecto a los cigarrillos electrónicos no nos permite conocer cuáles serán sus efectos a medio o largo plazo. Tampoco podemos descartar que puedan aparecer nuevos procesos patológicos, como el que ahora están sufriendo algunos vapeadores en Estados Unidos», recalca.

Por otro lado, Entrenas añade que está apreciando que cada vez más pacientes que van a su consulta se han pasado al cigarrillo electrónico, creyendo así erróneamente que minimizan el riesgo para su salud.

ARTÍCULOS QUE SE DEBEN VENDER EN ESTABLECIMIENTOS AUTORIZADOS SÓLO A MAYORES DE 18 AÑOS

Los cigarrillos electrónicos y vapeadores se deben comprar en establecimientos autorizados, como estancos y otros dedicados a este ámbito, aunque la opción también de adquirir dichos productos en internet hace más accesible que menores puedan iniciarse en su consumo. En España está prohibida la venta de estos artículos, al igual que pasa con el alcohol, a menores de 18 años. Sin embargo, como señala la profesora de la UCO Valentina Lucena, la vigilancia que se hace de la normativa es laxa, por lo que hay menores que compran y consumen tabaco y alcohol por debajo de esa edad. El mayor consumo de cigarrillos electrónicos se está reflejando a su vez en la labor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que están incautando con cada vez más frecuencia cigarrillos electrónicos en puntos de venta no autorizados.  

Por ejemplo, la Policía Local de Córdoba requisó en enero más de 120 vapeadores en cuatro locales de la capital sin permiso para su venta, mientras que en febrero también la Policía Local informó de que había sancionado a cinco personas con una infracción grave por el reparto gratuito de cachimbas, carboncillos y quemadores.