La delegada de Inclusión, Juventud, Familias e Igualdad, María Dolores Sánchez, ha presentado este martes en Córdoba la campaña Ahora te toca a ti para dar a conocer la existencia del programa de familias colaboradoras, que persigue que menores y adolescentes que viven en centros de protección de Andalucía puedan pasar periodos de tiempo concretos, como fines de semana o vacaciones con alguna de estas familias.

El responsable de la Asociación Paz y Bien, Benito Romero, colectivo encargado de llevar a cabo esta iniciativa en las provincias de Córdoba, Huelva y Sevilla, ha indicado que el programa es novedoso, pues empezó hace unos 5 años, y corre a cargo del 0,7% del IRPF y está financiado por la Consejería de Inclusión Social.

"La novedad del programa consiste en que la población conoce lo que es la adopción y el acogimiento familiar pero es más desconocida la figura de la familia colaboradora, que puede ser cualquier persona mayor de 25 años que quiera participar en el acogimiento residencial, realizando un programa de formación previo", ha explicado Benito Romero. 

¿Quiénes son los posibles beneficiarios?

"Los menores que son susceptibles de beneficiarse de la campaña Ahora te toca a ti son adolescentes a partir de 10-12 años y hasta los 17", ha apuntado Romero y las personas que pueden colaborar son aquellas que dispongan de tiempo de calidad para que ese menor pueda salir y vivir una experiencia que no haya podido disfrutar con su familia biológica por las razones que sean. Es una experiencia muy importante. El menor va a mejorar en sus relaciones afectivas, académicas y sociales", ha añadido el presidente de Paz y Bien.

La delegada ha expresado que la prioridad se fija en que los niños de los centros de protección puedan contar con una familia de acogida, con el objetivo de que no haya menores de 13 años en estos centros, según establece la normativa establecida en la Ley de Infancia y Adolescencia. Sin embargo, según ha expresado la delegada, “existen casos en los que esta opción no es posible o sufre distintas demoras y por ello se opta por la fórmula temporal. Esto permite que niños y adolescentes puedan pasar distintos periodos con familias colaboradoras, de ahí la importancia de esta campaña, ya que necesitamos contar con personas dispuestas a este tipo de acogimiento”.

Menores que han pasado por vivencias difíciles

Dolores Sánchez ha hecho también hincapié en que los centros de protección proporcionan un entorno para intentar compensar las vivencias difíciles que menores hayan podido tener en su entorno familiar. "Encontrar la familia más adecuada para estos niños y jóvenes que han vivido situaciones tan delicadas sabemos que es un reto complejo, que requiere del esfuerzo de la administración pero también de la colaboración social. Por eso, pedimos a la sociedad cordobesa que sea consciente de este problema, ya que cualquier familia puede ser una familia colaboradora", ha expuesto la delegada de Inclusión.

En la actualidad hay 117 menores en los distintos centros de la provincia. De estos, 14 son menores que podrían integrarse en el programa, una cifra que podría incluso ampliarse. La delegada ha subrayado que “a día de hoy contamos con 18 familias formando parte de esta iniciativa y una pendiente de valoración”. Es por ello que, según la delegada, “tenemos necesidad de captar grupos familiares dispuestos a dar el paso y participar en este programa”.

Por otro lado, Benito Romero ha precisado que el programa de familias colaboradoras lleva cinco años desarrollándose y que la Ley de Infancia y Adolescencia de julio del año pasado lo recoge al mismo nivel que el acogimiento familiar y la adopción. "La colaboración puede conducir a un futuro acogimiento a largo plazo", ha expuesto.