El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Córdoba denuncia, a través de una nota de prensa, la falta de cuidados y de tratamiento a más de 250 árboles con evidentes signos de enfermedad en las zonas de Noreña y Huerta Santa Isabel. Se trata de una especie conocida popularmente como “melia” (“Cinamomo Meliaceae”), un árbol caducifolio de origen asiático muy extendido por toda la ciudad, en jardines, calles y plazas. 

Según los socialistas, "los árboles apenas se tienen en pie" en las siguientes calles: Isla Tabarca, Isla Alegranza, Islas Chafarinas, Isla Graciosa, Mediterráneo, Isla Fuerteventura, Isla Madeira, Cantábrico, Isla Formentera , Isla Lanzarote y los grandes espacios arbolados entre la Avenida Isla Fuerteventura y Calle Isla Lanzarote.

“La situación que presentan estos ejemplares es de padecer una enfermedad que al parecer nadie ve. En estas calles más de 50 de ellos presentan signos de estar muertos, pero el alcalde no hace nada ante el deterioro que está sufriendo esta zona en los últimos años”, asegura el concejal José Rojas, quien recuerda que estas tareas son competencia del área municipal de Infraestructuras.

Estado de algunos de los árboles según la denuncia del PSOE. CÓRDOBA

“Todos conocemos la realidad de esta área municipal, que sufre el mayor número de pérdida de trabajadores de todos los servicios municipales y que no obtiene respuesta por parte de quienes gobiernan esta ciudad. No hay abandono solamente en el arbolado, también en la reposición y cambio de luminarias para reducir el consumo o en el mobiliario urbano”.

Hace falta sombra

El concejal advierte de que, si nadie lo remedia, esta aparente enfermedad dejará a más del cincuenta por ciento de esta zona de Córdoba sin un solo árbol en sus calles. 

Llama la atención, además, sobre el hecho de que en la Avenida del Mediterráneo, donde está ubicada la sede del área de Infraestructuras, también están plantados estos mismos árboles. “¿El delegado de Infraestructuras no lo ve, aunque sólo sea al entrar y salir de las instalaciones?”, se pregunta Rojas.

Rojas resalta que una ciudad como Córdoba, que soporta más de 37 días al año con temperaturas superiores a 40 grados, no puede permitir que se abandonen sus árboles, porque son fundamentales para paliar los efectos ambientales más peligrosos para las personas.

Por último, el edil socialista insta al alcalde a tomar medidas urgentes para reponer unos árboles que tienen una edad media de entre 16 y 20 años. “La ciudad no puede perder este escudo natural y a la vez pulmón verde”.