Kiosco

Diario Córdoba

CCOO EXIGE QUE SE CUBRAN TODAS LA JUBILACIONES EN EL SAS

Los opositores se preparan para un curso con el triple de plazas de un año normal

La academia Ariete espera un incremento del 20% en el número de matriculaciones

Atención a opositores en la academia Ariete de Córdoba. FRANCISCO GONZÁLEZ

Miles de cordobeses de todo perfil y formación académica inician o retoman estos días el estudio de los temarios asignados para la convocatoria de miles de plazas de empleo público distribuidas en todos los niveles de la administración pública. La convocatoria anual del Estado incluye 34.151 plazas de todos los cuerpos entre las de promoción interna y acceso libre a las que hay que sumar las anunciadas y pendientes de la Junta de Andalucía y del Ayuntamiento de Córdoba. Según Irene Barrios, jefa de estudios de la Academia Ariete, «esperamos un buen año de oposiciones, con la convocatoria del doble o el triple de plazas que un año normal». De ahí que este curso prevean un incremento de matriculaciones de al menos un 20%. Entre las oposiciones que preparan, solo de administrativos y auxiliares administrativos, la Junta deberá cubrir casi 1.000 puestos en exámenes que esperan tengan lugar a final de año o a principios del 2023. El Estado sumará otras 2.000 plazas de administrativos y auxiliares, con exámenes que se producirán entre noviembre y mayo. Por último, el Ayuntamiento de Córdoba, que oferta 83 plazas de auxiliar administrativo, tiene previsto, según el concejal de Recursos Humanos, Bernardo Jordano abrir el plazo de inscripción «antes de que acabe el año».

Según Barrios, los Cuerpos de Seguridad del Estado también permitirán la incorporación de un número importante de empleados públicos. A final de septiembre empezarán los exámenes para el acceso a algo más de 2.000 puestos de Guardia Civil, que se sumarán a otros 2.000 de Policía Nacional y otras tantas del Ejército, entre tropa y marinería. Asimismo, el Ayuntamiento tiene pendiente la convocatoria de unas 80 plazas de Policía Local.

OPE de la Junta

El pasado mes de mayo, se publicó la oferta de empleo pública de la Junta, con 9.137 plazas distribuidas entre Administración General (2.411), Educación (2.960) y entidades instrumentales y consorcios del sector público (3.766), plazas que deberán convocarse mediante concurso oposición antes del 31 de diciembre de este año. El listado de vacantes a cubrir incluye personal laboral con carácter temporal, personal indefinido no fijo y plazas de acceso libre para funcionarios.

En el SAS

En cuanto a la cobertura de puestos en el ámbito sanitario, CCOO ha destacado la proliferación de jubilaciones de profesionales que se está produciendo desde hace meses y ha exigido que se cubran al 100% todas las vacantes. Según José Damas, secretario general de Sanidad del sindicato, «la precariedad de los contratos que se ofertan en duración y condiciones retributivas están provocando una continua fuga de profesionales, sobre todo, de médicos especialistas y enfermeras». Por ello, consideran que es necesario «aumentar el número de plazas ofertadas en los concursos oposición para minimizar la eventualidad y precariedad laboral y consolidar a los profesionales formados en los centros sanitarios de la provincia». Según Damas, «a finales del 2021 Córdoba contaba con 11.671 profesionales en el SAS y la antigua Agencia del Alto Guadalquivir y al finales del primer trimestre de este año, tres meses después, constan 828 profesionales menos». Con la modificación de la normativa que regula el acceso a la función pública, se abrirán dos procesos selectivos, concursos de méritos, para interinos, y concurso-oposición. Según la información facilitada por CCOO, la OPE del SAS acumulada del 2018 y 2021 prevé la convocatoria de unas 3.200 de promoción interna y más de 12.000 para turno libre. La publicación de las convocatorias deberá conocerse antes del 31 de diciembre.

El perfil de los opositores cordobeses es de lo más heterogéneo tanto en género como en edades, ya que a los jóvenes que acaban de terminar los estudios y aspiran a incorporarse a la función pública se suman, cada vez más, personas que han perdido su empleo y quieren un trabajo más estable y mejor remunerado.

Los docentes, ¿nota o experiencia?

Uno de los sectores con más dudas sobre cómo se desarrollará á el proceso de oposición de este año es el de los docentes, que aún no saben qué modelo de examen se empleará. Uno prima la nota del examen y otro, la experiencia del candidato. Según Fran Cobos, responsable del ramo en CCOO, «en teoría, este curso toca la convocatoria de las plazas de Secundaria, Formación Profesional y Régimen Especial, pero esta vez es posible que se convoquen además puestos de maestros otra vez». Esta segunda opción solo será viable si se saca una convocatoria de reposición. Según Cobos, «no estamos en un proceso normal debido a las exigencias de Europa que obligan a no superar el 8% de personal interino». Ese 8% de interinidad, en un cuerpo como el de maestros, con necesidad de sustituciones rápidas y largas en muchos casos, sería más que asumible, pero no más.


Desde el sindicato, abogan por una convocatoria que prime la consolidación del personal interino pendiente de plaza fija (con un examen no eliminatorio, sin supuesto práctico y con defensa de unidad didáctica elegida por el opositor). Creen que es la única forma de reducir la tasa de interinidad, ya que en un proceso en el que prime la nota, los profesores de nuevo ingreso obtendrían plaza independientemente de si tienen méritos acumulados mientras los interinos que se presenten y no obtengan mejor nota seguirán figurando en la bolsa de interinos. Si se opta por el modelo de consolidación, saldrán unas 3.000 plazas y si se elige el de reposición, 7.000. «De momento, todo está en el aire, en septiembre se reúne la mesa de negociación para intentar consensuar con la Junta le mejor salida», señalan desde CCOO, «antes de diciembre, deberá definirse el número de plazas y el tipo de examen que se realizará».


Compartir el artículo

stats