Kiosco

Diario Córdoba

REPORTAJE

El reto de las tallas grandes

Keyri Zavala abrió Kurvans ante la falta de ropa de talla grande de estilo juvenil y moderno | Divinas, de Trinidad López, ofrece tallas especiales, como la 68 o la 70

Varias personas eligen ropa en la tienda Kurvans de tallas grandes de Córdoba. A.J. González

Hace tiempo que las modelos curvy irrumpieron en el mundo de la moda para cambiarlo todo. Hoy son cada vez más las tiendas y marcas que dan un espacio a las tallas grandes, facilitando a muchas mujeres una labor, la de encontrar ropa de talla grande, que sigue siendo difícil, y más aún si hablamos de ropa juvenil.

Keyri Zavala, propietaria de Kurvans, tienda de ropa especializada en tallas grandes explica que ella se enfoca en ropa juvenil y moderna para mujeres curvy, de la que cada vez hay más demanda, y no tanto en ropa clásica. «Nosotros nos enfocamos, sobre todo, en ropa para mujeres desde los 20 hasta los 60», comenta».

«Las curvys jóvenes tenemos derecho a vestir modernas y juveniles», comenta Keyri Zavala.

decoration

«A Kurvans llega gente de toda Córdoba, incluso de pueblos, porque de otros sitios me recomiendan», explica Zavala, que asegura que su objetivo a medio plazo es comenzar a vender online y abrir una tienda en el centro de la ciudad, aunque añade que «aún estamos en el periodo inicial del negocio, que es el más duro, en el que estás aprendiendo de tus clientes». 

Zavala asegura que la idea de montar este negocio surgió porque estaba en paro y, como es licenciada en Mercadotecnia, decidió realizar un estudio de mercado con la ayuda de la Fundación Mujeres y Cic Batá. «Detecté que había un vacío en el mercado de las tallas grandes», comenta, «porque las tiendas, generalmente, ofrecen ropa muy pequeña, y quienes tenemos tallas más grandes no podemos usar ropa moderna y tenemos que ir vestidas de señora». 

Ropa de tallas grandes en Córdoba. A.J. González

A partir de esto decidió emprender, y montó su propia tienda de ropa juvenil, especializada en tallas grandes. «Muchas mujeres llegan a la tienda y me dicen que las curvys jóvenes también tenemos derecho a vestir modernas y juveniles», añade Zavala, «y eso me hace mucha ilusión». Tras el éxito inicial de su tienda, se ha trasladado a un local más grande, y ampliado las tallas que vende, aunque incide en que «sigo especializada en tallas grandes, pero he notado más demanda y ahora tenemos tallas de la 38 a la 56».

En esta dificultad para encontrar ropa de tallas grandes incide Trinidad López, gerente de Divinas, tienda especializada en tallas grandes. «Decidí montar esta tienda en gran parte porque yo soy talla curvy, y de cada 15 tiendas de ropa en las que entraba solo en una había ropa de tallas grandes», comenta López, «obviamente es una oportunidad de negocio para mí, pero también me permite solidarizarme con mi propio problema y ayudar a otras mujeres».

En Divinas tienen tallas desde la 38 hasta la 70, pues López explica que intenta tener de todo, desde ropa más clásica hasta ropa para un público más juvenil. Pese a esto, asegura que «también tengo que tener en cuenta que al estar en un barrio tengo un gran público que son señoras», y que no se quiere estancar porque hay competencia.

«Antes se relacionaban las tallas curvys con ropa de señora», asegura Trinidad López.

decoration

En cuestión de tallas, López comenta que, aunque en muchas tiendas a partir de la talla 48 se consideran tallas grandes, es desde la 54 que realmente se comienza a hablar de estas tallas especiales. «No todo el mundo tiene una 38 o una 42», añade, «a veces es difícil encontrar una 48, imagínate para una mujer que tenga una talla 60».

López asegura que, aunque en tallas grandes existe menos competencia, también es un negocio más arriesgado. «Todo lo que no sea lo estándar es más arriesgado para el comerciante», añade, «y los precios suben, porque yo, además, trabajo con fabricantes nacionales, de muy buena calidad y buenos patrones». En este sentido, López comenta que «la cosa va mejorando», y los patrones de las tallas grandes son cada vez mejores, y asegura que «antes se relacionaban las tallas grandes con ropa de señora y yo trabajo con marcas que cada vez sacan ropa más moderna y divertida».

Preguntada por la labor de las modelos curvy en la visibilización y normalización de las tallas grandes, López asegura que «ha ayudado mucho, especialmente la difusión a través de las redes sociales». «Yo misma fui modelo curvy para marcas de tallas grandes, incluso en televisión y cada vez se va haciendo más visible», concluye.

Compartir el artículo

stats