Kiosco

Diario Córdoba

BALANCE DEL CURSO POLÍTICO
José María Bellido Alcalde de Córdoba

"Espero que el 2023 no sea de bloqueo y que la oposición no se cierre en banda"

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, en el Real Jardín Botánico de Córdoba. FRANCISCO GONZÁLEZ

El alcalde de Córdoba también se irá de vacaciones, pero ni cortará el móvil ni dejará de subir vídeos a las redes, un canal informativo que lejos de despreciar ha potenciado en este mandato. José María Bellido (Córdoba, 1977) tiene Instagram y sale dándose chapuzones con sus hijas en la piscina. Todo sea, dicen sus asesores, por llegar a la ciudadanía. Después de un año intenso, el regidor ofrece esta entrevista en la Alcaldía, en la sala conocida como la bombonera. Un despacho acristalado que da pie a la maldición del mismo nombre y que sufren los alcaldes que por allí pasan.

Por fin llegamos a las vacaciones, ¿qué balance hace del curso político?

Hemos profundizado en los tres ejes que me propuse cuando llegué. Uno, que en Córdoba superáramos esa división que había y que ya está olvidada porque al Ayuntamiento puede venir todo el mundo y es la casa de todos. Dos, resolver asuntos de los que venía hablándose décadas. Así hemos terminado la obra del Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones (CEFC), el pabellón más versátil en Europa en estos momentos; hemos recuperado Caballerizas, y hemos sacado el pliego para la concesión demanial del estadio de fútbol. Lo de cerrar heridas del pasado va francamente bien. Y tres, impulsar nuevos proyectos de ciudad como la innovación del plan de La Rinconada para que venga la base logística del Ejército o el acuerdo con la Fundación Thyssen para el C3A. A pesar de que hay cosas que se quedan en el tintero, el balance es positivo.

Habla del CEFC, que necesita dotarse de una ordenanza de usos y de unos precios públicos ¿Están en peligro los eventos programados en otoño?

Afortunadamente hemos desbloqueado la situación. Entendí lo que dijo la oposición (que había que consensuar esas normas) y ellos, lo que dijimos nosotros: metemos la pata en las formas, no porque los despreciemos, sino porque queremos sacar todo rápido, porque nos jugamos mucho. Hemos logrado resolver las ordenanzas con los dos grandes partidos de España, que garantizan el futuro del CEFC gobierne quien gobierne. Esperemos que en septiembre podamos sacar los contratos y que en otoño se celebren los eventos. Llevábamos décadas esperando ese equipamiento, hemos hecho lo más difícil, acabar la obra, y era una pena perder meses en asuntos de gestión.

¿Qué debe sí o sí cerrar en este año que le queda de mandato?

El plan estratégico, que fue un compromiso de programa e investidura. Debemos tener una guía en la ciudad. En este mandato ha funcionado el diálogo y el acuerdo con todos en muchos asuntos, acuerdo de remanentes, base logística o presupuestos, y un plan estratégico no deja de ser eso: todos aportan y gobierne quien gobierne tenemos para los próximos años un guion de ciudad. En segundo lugar, la base logística, para la que hay que cumplir los compromisos que tenemos con el Ministerio de Defensa y para lo que, ahora que la Junta de Andalucía tiene ya gobierno, hay que empezar las obras en el 2023. Es fundamental para el futuro de Córdoba que en ese proyecto de 350 millones y 1.600 empleos directos se vayan cumpliendo los hitos. Por último, dotar de más zonas verdes a la ciudad y, cuando acabe el mandato, tener un circuito de El Tablero renovado, listos los parques de El Patriarca, Flamenco y Levante, y una zona verde en la Arruzafilla con las obras avanzadas.

Imagino que ya prepara las elecciones del 2023, ¿qué le ha enseñado ser alcalde y no repetirá en este proceso? ¿Moderará, por ejemplo, su nivel de promesas? Anunció, por ejemplo, un parking en Vallellano que no ha hecho.

Del parking vamos precisamente a empezar a hacer las catas arqueológicas. Aunque sabía que era difícil sacar proyectos adelante, vamos aprendiendo con los cambios que se producen. Era imposible prever un mandato como este, con una pandemia, una guerra y ahora una crisis económica. Por eso, el modelo de ciudad que estamos abordando en ese plan estratégico pasa también por un eje importante: la sostenibilidad en todos sus términos. Económicamente son tiempos complicados, y tenemos que garantizar que nuestras pymes y autónomos pueden seguir sosteniéndose y eso pasa por apoyarlos como hemos hecho y por seguir atrayendo industria. Por otro lado, tenemos una situación energética que nos tiene que hacer reflexionar desde lo local. Tenemos que tratar de ser soberanos energéticamente y tratar de generar energía para no ser tan dependientes. Sadeco tiene un proyecto para producir energía equivalente al consumo municipal de todo un año con placas solares y residuos. Con las olas de calor, debemos avanzar en sombrear la ciudad, dar espacios verdes y plantar árboles. Por eso voy a sentarme con expertos universitarios para que nos diseñen un plan. No podemos venir a la Alcaldía con ideas preconcebidas, hay que estar atento a lo que pasa y lo que pasa es esto.

José María Bellido afronta el último año de mandato antes de las elecciones municipales de mayo del 2023. | FRANCISCO GONZÁLEZ IRINA MARZO

Esta semana se ha formado el Gobierno andaluz, ¿sabe ya si perderá a alguien en el Ayuntamiento en favor de la política andaluza? ¿Cuál es su apuesta sobre quién será delegado o delegada del Gobierno andaluz en Córdoba?

Por ahora no tengo noticias de que vayamos a perder a nadie, pero si se requiere, se hablará. Hay banquillo. Lo que sí destaco es que el peso de Córdoba en el nuevo Gobierno andaluz ha subido y es un reconocimiento al trabajo que estamos haciendo en Córdoba en el ámbito de toda Andalucía. Van a Sevilla personas de mucha experiencia política, como José Antonio Nieto, que aporta empaque: y otras, como Gómez Villamandos, que ha sido un socio fundamental en el tema de la base logística y que ha conectado la Universidad a la sociedad. Es un acierto incorporar a la política a personas de ese nivel. Sobre el delegado no tengo noticia pero creo que seguiremos avanzando en lo que llamamos el modelo Córdoba. Ahora me pongo la camiseta del PP más que la de alcalde, en ese modelo hemos demostrado que todos sumamos y esa elección vendrá con la misma nota de seguir sumando.

Cerramos una semana política intensa con la sentencia de los ERE por cierto. ¿Qué consecuencias políticas tendrá el fallo o cree que el PSOE ya ha pagado por ello?

Las consecuencias pueden venir más, creo yo, por las reacciones políticas que está teniendo el PSOE a raíz del fallo, que por el fallo en sí. No entiendo las varas de medir. En este mandato, aquí en Córdoba, hemos vivido que por la incompatibilidad de ser procuradora y concejal se haya hecho dimitir a una persona y se le haya pedido que devuelva el dinero (una sentencia ahora ha dicho lo contrario); mientras que ahora hablamos de dos personas, expresidentes de partido, de miles de millones que se han defraudado --y que quiero recordar que pese a lo que se está diciendo había quien se lo gastaba «en putas y cocaína»-- y poco más que se está diciendo que eran Robin Hood que robaban a los ricos para dárselo a los pobres. Nosotros en el PP, desgraciadamente, hemos tenido también casos, pero hemos hecho autocrítica, asumido responsabilidades y cambiado de etapa. Lo que me extraña es la reacción del PSOE y su doble vara de medir. Francamente, creo que eso no lo entiende nadie. No asumir los errores del pasado y querer echar tierra encima no ayuda a nadie. Si esto es así, y no lo consideran tan malo, quién dice que el día de mañana no lo van a repetir.

Ha subido el peso de Córdoba en el Gobierno andaluz y reconoce el trabajo que hacemos

decoration

Para septiembre ha convocado una sesión para someter su gestión a la confianza del Pleno. ¿Por qué lo ha visto necesario?

Se me estaba reclamando que habláramos del estado del gobierno y de la política en la ciudad. El reglamento contempla ese tipo de pleno desde 2007, cuando era alcaldesa Rosa Aguilar, pero ningún alcalde lo había convocado. Creo que es sano y es una oportunidad para mí, porque en este mandato en los plenos me limito a la presidencia. Estoy encantando de tener una oportunidad de poder explicar la labor del gobierno y que los ciudadanos juzguen. Estoy satisfecho con la labor que estamos haciendo; Córdoba está mejor que estaba en el 2019 y, sobre todo, tiene más potencialidades que las que tenía en 2019. Soy el primero en reconocer los errores, pero hemos avanzado incluso en aspectos que algunos no esperaban como los servicios públicos y las empresas públicas, cuyo futuro hemos garantizado con los remanentes. Con mucha humildad y transparencia es lo que queremos contar en un pleno y que la oposición también nos dé su visión. La oposición también tendrá que explicar algunas cuestiones que a veces bloquean y llevan a amagos de mociones de censura, que luego se desmienten rápidamente y parece que no ha pasado nada.

Vox pidió al secretario municipal información sobre mociones de censura, ¿pudo corroborar este extremo, que ellos niegan? ¿Qué opinión le merece?

Tengo la misma información que Diario CÓRDOBA ha publicado, porque el secretario me ha dicho que, efectivamente, fueron a pedirle información y no creo que el secretario del Ayuntamiento se dedique a engañarnos a todos. A partir de ahí, esto indica que nos jugamos mucho y que hay que ser más responsables y menos frívolos en la política. Tengo mi propia versión y creo que todo viene de la situación que hemos vivido en el pleno con David Dorado y de intentar buscar mayorías alternativas. Creo que la política no está para eso. El PP ha ganado unas elecciones y tiene un acuerdo con Cs. Además no recuerdo un mandato con tantos acuerdos con la oposición como este. Es un gobierno estable y no veo necesidad de abrir esos debates que no llevan a ningún lado. Y me reafirma en la necesidad de tener en el siguiente mandato la confianza de los ciudadanos, igual que ha pasado con Juanma Moreno, y tenerla en una mayoría amplia. No podemos estar en estas historias. Necesitamos estabilidad porque tenemos proyectos con los que nos jugamos muchísimo y compromisos de ciudad, no podemos estar al albur de que a alguien se le ocurra poner una moción de censura. Espero que los cordobeses se den cuenta y me permitan tener mayor libertad para gobernar en el 2023.

¿Teme que 2023 sea un año huero por ser año electoral?

Espero que no sea un año de bloqueo. Yo quiero aprobar ordenanzas fiscales y presupuestos para seguir sacando proyectos adelante y que la oposición no se cierre en banda por cuestiones electorales.

Algunos en vez de decir que hay inestabilidad estaban intentando generarla

decoration

La oposición duda de la estabilidad del gobierno, a raíz de la postura de David Dorado con el caso Infraestructuras, casi un verso suelto en estos momentos.

La oposición o, mejor dicho, algunos miembros de la oposición, porque otros se han enterado de esto por la prensa, en vez de decir que hay inestabilidad estaban intentando generarla. Respecto a la situación de Infraestructuras y de Dorado, no tengo problema en hablar. Parece que hay un problema de funcionamiento interno en la delegación que se arrastra desde hace muchos años y está residenciado a nivel técnico. En los juzgados el caso tiene dos vertientes: una que se refiere a contratos menores y otra, que denunció el propio Dorado, de contratos que salen a licitación pública. El fiscal en los dos supuestos ha residenciado todo a nivel técnico e incluso habla de que se ha instrumentalizado a la mesa de contratación. Ante esta situación, ¿qué hemos hecho? En cuanto a los contratos menores, se ha sacado una orden y, aunque la ley no lo exige, los publicamos todos en la plataforma de contratación del Estado. Es decir, en el Ayuntamiento de Córdoba se le da igual publicidad a un contrato de 15.000 euros que a uno de 400.000 euros. Una vez detectado ese supuesto fraude, en los contratos mayores le anuncio que todo lo que venga informado de esa misma forma señalada por la Fiscalía vamos a echarlo para atrás. En algún caso me fastidia especialmente porque tenemos mucho interés en que salgan esos contratos.

¿Se refiere al expediente de mejora de la iluminación de la calle Cruz Conde que informó uno de los técnicos señalados por el fiscal? ¿Qué pasará con ese contrato?

Pues que lo reiniciaremos por un criterio de prudencia. Entiendo que haya dudas y sombras sobre esos contratos, no por nuestra parte, sino porque vienen con esa forma y esos informes.

¿Qué problema hay para apartar a los dos funcionarios señalados por la Fiscalía de sus puestos? ¿Por qué tienen que seguir trabajando?

Tenemos que partir de la presunción de inocencia y no se pueden tomar medidas disciplinarias contra nadie sin que haya una sentencia. De los dos empleados públicos, uno ya tiene un expediente administrativo abierto y está suspenso hasta que la parte penal se decida. Al otro, le abriremos el mismo expediente, pero no podemos sancionarlos por una presunta infracción penal cuando aún no se ha juzgado. ¿Qué ocurre? Que desde el punto de vista de la organización sí tenemos que cambiar sus funciones porque no podemos dejar que haya sospechas en los contratos públicos. Por eso vamos a reorganizar el área de Infraestructuras y la vamos a dotar de un subdirector general nuevo y de nuevos ingenieros.

¿Qué ocurre en el plano político? ¿Se han asumido ya todas las responsabilidades?

David Dorado no está imputado en ninguno de los dos supuestos, de hecho, en uno de los casos él ha sido el denunciante. En su día, por transparencia, porque no hubiera ninguna sombra de duda y porque iba a enturbiar todo el debate público mientras no hubiera sentencia, decidimos temporalmente apartarlo de esas responsabilidades de gobierno dejando siempre una puerta abierta. Entiendo, de verdad, que David Dorado lo está pasando muy mal, porque he visto a compañeros que han estado en situaciones parecidas o que a alguno de nosotros nos han tocado de refilón y se pasa muy mal. Entiendo que se quiera defender, pero evidentemente lo que hemos hablado con Ciudadanos es que eso no puede afectar al pacto de gobierno. Yo no tengo nada, nada, nada en contra del señor Dorado, ni antes ni después de sus declaraciones, y estoy seguro de que va a acabar todo bien para él. Entonces se podrá reivindicar y reclamar su sitio, pero tiene que entender que los momentos eran difíciles. A mí me pedían, no ya que Dorado dejara el gobierno, sino que dejara de ser concejal. Y yo siempre he defendido que por qué iba a dejar de serlo sin estar ni siquiera imputado. Lo mantengo, pero David Dorado debe entender esta situación, entender que hay un gobierno por encima y que le llegará su momento de reivindicarse cuando todo esto acabe.

No tengo nada contra Dorado y estoy seguro de que todo va a acabar bien para él

decoration

El Córdoba CF ya ha puesto las primeras pegas al pliego para la cesión del estadio de El Arcángel. ¿Cree que son reivindicaciones justas o presiones habituales en este tipo de negociación?

Hemos llegado a un punto al que no se había llegado nunca. Esto lleva 25 años empantanado porque no es fácil, si lo fuera se habría arreglado ya. Hemos puesto orden en lo urbanístico, en lo registral y en lo patrimonial, y ahora ya podemos empezar a ordenar la relación entre el Ayuntamiento y el Córdoba CF. Quiero ver la botella medio llena, porque hemos sacado un pliego que tiene una ventaja: que todos los informes que lleva son favorables y no es fácil que vaya con el visto bueno de la Asesoría Jurídica, de Intervención, del órgano de apoyo de la junta de gobierno local y de la secretaría del Pleno. Es un punto de partida muy bueno. Hemos buscado una fórmula que permite algo que decía de fondo el presidente del Córdoba -que me alegra que al menos tenga interés-, y en parte esté solucionado. Entiendo que tener que pagar un canon o hacer una inversión cuando lleva ahí 20 años sin pagar nada no es plato de buen gusto. Pero si lo haces como inversión y se permite invertir en la tribuna va a poder obtener otros retornos. ¿Por qué? Porque el diseño de la tribuna tiene un proyecto básico; porque el proyecto de ejecución lo hará el concesionario y podrá dejar huecos y en ellos la legislación permite que, dentro de los usos deportivos, haya usos complementarios hasta un 35%. El Ayuntamiento no es el que va a marcar dónde estará ese aprovechamiento, más que nada porque en 40 años pueden cambiar muchas cosas. Hace 20 años nadie hablaba del naming de los estadios y hoy es un ingreso para los clubs. ¿A mí quién me dice qué puede hacerse dentro de 40 años? Quizá al no estar definidas esas partes se ha creído que no se pueden hacer. Sí se puede. Ahora vamos a esperar las alegaciones del Córdoba con luz y taquígrafos como marca la ley. Lo que yo no podía hacer es sentarme a ver un pliego con nadie. Nosotros lo sacamos como técnicamente hay que sacarlo y ahora la ley establece que hay 20 días hábiles para presentar alegaciones, que a lo mejor permiten mejorar el pliego y no pasa nada. Vamos a ver qué presentan y seguramente todos nos llevemos alegrías. Entiendo que quieran tener un retorno de su inversión, pero no creo que nadie pueda dudar de mi compromiso y del Ayuntamiento con el Córdoba cuando somos el principal patrocinador. Incluso en las condiciones actuales del pliego supongamos que el Córdoba se presenta y el Córdoba lo gana, aunque es verdad que puede presentarse otro y ganarlo otro. Nuestro patrocinio anual al Córdoba supera los 100.00 euros, si subiera de categoría se podría incrementar, y en los próximos cuatros años rondar el medio millón. Al que gane ese concurso, suponiendo que fuera el Córdoba CF quien lo gana, los primeros cuatro años se pagan ceros euros. Dudar del compromiso o interpretar que queremos aprovechar estas circunstancias... Si quisiéramos hacerlo no seríamos el patrocinador principal del club. Esto se resolverá, al Córdoba le terminará interesando y luego hay que ganar el concurso, porque quiero dejar claro que esto no está hecho para el Córdoba. Es un concurso público al que se puede presentar cualquiera.

Abonar un canon cuando lleva sin pagar no es plato de buen gusto para el Córdoba

decoration

Hemos perdido la cuenta de las mociones de pleno que se aprueban para mejorar la limpieza de la ciudad o rectificar el abandono de los barrios y la periferia que le achaca la oposición. ¿Algo que alegar?

Detrás del tema de la limpieza tenemos el problema del agua y la sequía, que nos ha obligado a dejar de baldear. Ahora se ha empezado a usar agua, no potable, y se está notando. También se ha puesto en marcha un plan de limpieza profunda en los barrios este verano. Es una situación que estamos atajando y que se ha visto dificultada al haber tenido que eliminar los productos químicos para quitar las malas hierbas, pero ya tenemos también un contrato para arrancar todas esas hierbas. Respecto a la periferia, creo que hay una gran oportunidad con la ley andaluza, la Lista, para empezar a regularizar situaciones en parcelaciones. Para eso hemos puesto en marcha una oficina para todo esto. Confío en que ese proceso avance.

¿Ha sentido ya el ‘efecto bombonera’? ¿Quién le pone a usted los pies en el suelo?

A mí los pies en el suelo me los ponen muchos. No sé si afortunada o desafortunadamente, pero me dan caña. Empezando por la gente de mi gabinete y por Salvador Fuentes, y, sobre todo, mi mujer que me hace bajar a la tierra.

¿Se va de vacaciones, también dejará los ‘reels’ de Instagram?

No, no, el mes de agosto es muy bueno para Instagram, así que seguiré.

Compartir el artículo

stats