Kiosco

Diario Córdoba

Desaparecido el 2 de julio del 2015

La familia de Paco Molina mantiene la esperanza de encontrar al joven "bien y a salvo" después de siete años

Los familiares del joven difunden un mensaje esperanzador, recordando que continúan las investigaciones, y un vídeo en TikTok

Los padres de Paco Molina, en uno de los actos realizados en su recuerdo. A.J. González

Este sábado se cumplen siete años de la desaparición de Paco Molina, al que se le perdió la pista el 2 de julio del 2015 en Córdoba. La familia del joven cordobés, como cada año por estas fechas, está llevando a cabo una campaña de difusión para que el caso no caiga en el olvido. En esta ocasión, un vídeo de TikTok, en el que se recuerdan las circunstancias y las líneas de investigación, circula por las redes sociales.

Además, los familiares de Paco han difundido un mensaje en el que muestran su esperanza de encontrar al joven: "A día de hoy la investigación sigue muy activa, seguimos con la esperanza de que dé su fruto y podamos encontrar a Paco. Solo pedimos que, donde quiera que esté, se encuentre bien y a salvo".

Los padres del chico abrieron, en octubre del 2020, un apartado de correos con el fin de facilitar las colaboraciones en la búsqueda. A día de hoy, cualquier persona que tenga información de interés puede enviar una carta sin remitente al 3011 de Córdoba. Una opción que ha servido para recibir, al menos de forma anónima, algún material. O bien, se puede contactar al número de teléfono 689950710 o al correo electrónico buscandoapacomolina@gmail.com.

El vídeo y las últimas investigaciones

En el vídeo difundido por la familia de Paco Molina, se reproduce una parte de un programa especial de RTVE en el que, a través de testimonios de familiares y amigos se pone en contexto la desaparición. Una buena parte de la grabación ahonda en la pista que llevó a pensar que el joven podría estar en Roma.

Claro queda que, para la gente cercana al joven, este no pudo irse solo, sino que participó algún mayor de edad. Cabe recordar que, presuntamente, se vio al chico coger un autobús en la estación de Córdoba. Según explicó el año pasado Isidro Molina, la línea de investigación que más fuerza cogió en las últimas fechas implicaba a personas mayores de edad del entorno de Paco.

Los padres del desaparecido, Isidro y Rosa, nunca han perdido las esperanzas de encontrar a su hijo. Por eso, año tras año, realizan una intensa campaña de recuerdo y recalcan que la investigación sigue en pie, a pesar de que la pandemia de coronavirus paralizara, según los progenitores, dichas investigaciones.

Compartir el artículo

stats