Kiosco

Diario Córdoba

ELECCIONES ANDALUZAS

El PP de Córdoba mira ya con ambición al 2023 y el PSOE se aferra a su fortaleza en los municipios

El alcalde de Córdoba se fija como objetivo afianzar la mayoría absoluta en la capital, aunque promete estabilidad con Cs hasta el final del mandato | Los socialistas insisten en que los resultados de las autonómicas no son extrapolables y se proponen blindar su poder en la provincia

El alcalde José María Bellido celebra la victoria del PP en las elecciones andaluzas. MANUEL MURILLO

El Partido Popular de Córdoba mira ya con ambición al 2023 y se propone consolidar el cambio de ciclo político iniciado en Andalucía y afianzar los magníficos resultados obtenidos en las elecciones autonómicas del domingo en los siguientes procesos electorales: las elecciones municipales que se celebrarán en mayo y las elecciones generales que Pedro Sánchez debe convocar sí o sí antes del 23 de noviembre. 

En el PSOE, por su parte, desde Ferraz hasta el último socialista de Fuente la Lancha, se aferran a la realidad empírica de que los datos de unas autonómicas no son extrapolables a ningún otro proceso y entienden que tienen por delante todo un año para darle la vuelta a los malos resultados obtenidos el domingo. En las municipales del 2019, los socialistas lograron 42 alcaldías en Córdoba, frente a las 14 del PP y las 12 de Izquierda Unida. También Vox se abona a esta lectura y reivindica la subida de votos que ha tenido en la provincia (13.000 votos más) y en la capital (3.200) para poner en valor que crecen pese a haber errado en la estrategia de la campaña electoral. «A poco de que no nos equivoquemos en la próxima volveremos a subir. Tenemos mucho futuro», dicen fuentes del partido.

En Córdoba, provincia que mete 12 diputados de los 109 que hay en el Parlamento andaluz, el PP consiguió el 19J su mejor resultado de la historia con siete escaños al obtener 172.811 votos, el 44,70% de los sufragios (ganó 88.973 respecto a la anterior convocatoria); mientras que el PSOE pierde un escaño y se queda con tres después de dejarse 20.942 votos en el camino. Ciudadanos pierde 55.321 votos, que se van mayoritariamente al PP, y se queda sin representación, sin líder (Juan Marín ya ha anunciado su dimisión) y sin norte; mientras que Vox pese a ganar 12.966 apoyos más que en 2018 (3.208 más en la capital) solo logra un diputado y se queda lejísimos de sus expectativas. 

Por último, Por Andalucía que consiguió un único parlamentario al acusar la atomización de las fuerzas de izquierdas. Por primera vez, Izquierda Unida (formación incluida en la coalición de izquierdas Por Andalucía) se queda sin representación en una provincia que ha sido su bastión y su buque insignia (con el Partido Comunista) desde el inicio de la democracia. 

Partido Popular: Afianzar y llegar a la mayoría en la capital

Se entiende la euforia popular que ni en sus mejores sueños imaginó alcanzar la mayoría absolutísima de los 58 diputados. Hoy mismo lo reconocía el presidente de la formación, Adolfo Molina, que en sus cábalas más optimistas llegaba como mucho a 6 diputados. En Córdoba, los 74.194 obtenidos por el PP en la capital mejoran con creces la marca popular de las autonómicas de 2018, cuando en la ciudad el PP obtuvo 35.862 votos, y a nivel provincial, el PP también duplica sus resultados al pasar de 83.838 papeletas en 2018 a computar 172.811 (88.973 votos más).

«Si habláramos de municipales habría mayoría absoluta del Partido Popular en Córdoba, pero si queremos tener unos resultados parecidos aquí tenemos que ganárnoslo igual que se los ha ganado Juanma Moreno». Quedan 11 meses para que se celebren elecciones municipales en España y aunque el alcalde de Córdoba, José María Bellido, sabe que no puede extrapolar los resultados de este domingo, también sabe que sería estúpido no aprovechar el viento de cola que trae la consolidación del cambio político en Andalucía. 

Así, Bellido se fija como objetivo afianzar los 74.000 votos obtenidos por el PP en la capital --suponen un crecimiento de más de 30.500 votos y un 70,8% de crecimiento porcentual respecto a los comicios locales que se celebraron en 2019-- para emular a Juanma Moreno y poder disfrutar en Córdoba de una mayoría absoluta sin necesidad de pactar con nadie a diferencia de lo que ocurrió en 2019, cuanto tuvieron que pactar con Ciudadanos para gobernar.

Bellido garantizó que su formación trabajará «con absoluta humildad» para renovar la confianza de los cordobeses y ensanchar su espacio político y que lo seguirá haciendo de la mano de Cs --a pesar del descalabro de la formación naranja que sale del Parlamento andaluz al no lograr ningún diputado-- hasta el final del mandato, en mayo del 2023. Bellido opta por mantener estable su equipo de gobierno con los naranjas, porque entiende que está trabajando de manera «razonablemente buena», con lealtad y responsabilidad. «Vamos a centrarnos en lo importante, en seguir avanzando y en sacar proyectos de ciudad, más allá de los resultados, no van a afectar para nada al funcionamiento del gobierno municipal y vamos a seguir unidos hasta las próximas elecciones del 2023». dijo.

El también portavoz del PP en la provincia cree que los resultados deben entenderse en un contexto en el que los ciudadanos quieren «gobiernos centrados en lo que importa»: empleo, libertad para emprender y garantías para su día a día, sumado a «las ganas de seguir avanzando en ese cambio iniciado en el 2018 que no han querido que tenga marcha atrás».

De momento, Bellido no tiene noticias, aseguró, de que Juanma Moreno vaya a contar con alguien de su equipo en Capitulares para su próximo gobierno, si bien reconoció que todo es posible con el gran número de cargos y puestos políticos que tienen que rellenar en las consejerías, delegaciones y organismos y empresas municipales. «Si es necesario que alguien de nuestro equipo se incorpore a otras responsabilidades lo afrontaríamos y se harían los cambios necesarios», admitió.

Fichajes de Moreno: Antonio Repullo y Jesús Aguirre

Aunque es pronto para empezar con las quinielas de nombres es evidente que algunos populares están llamados a ser piezas claves del Ejecutivo de Moreno. El primero de ellos, el número 3 del PP-A y hasta ahora delegado del Gobierno en Córdoba, Antonio Repullo, que tiene, tras la marcha de Elías Bendodo a Madrid, muchas papeletas para ocupar un puesto en primera línea en el futuro Gobierno andaluz. También está por ver si el cabeza de lista por Córdoba, Jesús Aguirre, repite al frente de la Consejería de Salud, o si Moreno termina incluyendo a algún miembro de Cs en su equipo (ayer, el alcalde destacó a la consejera de Córdoba Rocío Blanco por su gestión en Empleo).

Por último, Bellido se refirió al posible trasvase de votos del PSOE al PP, algo a lo que los populares han estado apelando durante toda la campaña, para decir que está convencido de que parte de los 74.000 sufragios obtenidos en la capital «viene de antiguos votantes del PSOE». Para Bellido esa circunstancia obedece, por un lado, a la buena valoración de la gestión de la Junta y de Juanma Moreno; de que muchos han creído que el futuro pasaba porque no hubiera marcha atrás y por que hubiera continuidad, y por último, a «un voto que ha preferido un gobierno fuerte para gobernar sin depender de exigencias de otras fuerzas políticas», dijo en referencia a Vox pero sin nombrarlo. 

Victoria dulce del PP en Lucena

Especialmente dulce fue la victoria popular en municipios como Lucena, donde gobierna el PSOE y tienen una pugna íntima con Vox. Con casi el 50% de las papeletas (10.135 votos, unos 5.700 más que en 2018), se alientan las expectativas de esta formación de cara a las municipales del 2023. «Es una oportunidad que ha de aprovecharse al máximo», admitió ayer la presidenta local y diputada nacional María de la O Redondo, que advirtió eso sí que no pueden extrapolarse los datos. En las generales de noviembre del 2019, el PP terminó como tercera fuerza política y sumó 4.915 votos. Ahora, ha triplicado los sufragios de Vox –segunda opción- y PSOE, informa Manuel González. 

Los populares aún no tienen alcaldable en Lucena aunque suenan los nombres de la misma María de la O Redondo y de Aurelio Fernández, el séptimo y nuevo diputado andaluz que compaginará su función de edil con su escaño en Sevilla. Sobre la posibilidad de ser él el candidato dijo ayer: «No cierro ninguna puerta, no nos podemos cerrar a nada, ya iremos viendo más adelante». 

PSOE: la capital busca alcaldable socialista

El PSOE, que gobierna en 42 ayuntamientos de la provincia y cogobierna con Unidas Podemos en la Diputación, celebró ayer Ejecutiva Provincial para analizar los malos resultados del domingo en importante feudos socialistas. De hecho solo ganaron en nueve municipios: Palenciana, Santa Eufemia, Villaharta , El Viso, Zuheros, La Guijarrosa, Espejo, Conquista y Fuente Carreteros.

Rafi Crespín preside la reunión de la dirección provincial del PSOE de Córdoba, celebrada esta tarde. CÓRDOBA

La secretaria general del PSOE de Córdoba, Rafi Crespín, atribuyó el domingo los resultados a la «división de la izquierda» y a que el candidato socialista a la Presidencia de la Junta, Juan Espadas, «necesita ser conocido en cada uno de los rincones de Andalucía», y ayer, tras la reunión con la dirección provincial, conminó a los cuadros orgánicos y a los militantes a ponerse «a trabajar desde hoy mismo en reforzar a nuestros alcaldes y alcaldesas de cara a las municipales de 2024». «Nuestro objetivo debe ser proteger, blindar y apuntalar la fortaleza municipalista socialista en el territorio, estando junto a nuestros alcaldes, alcaldesas, portavoces y concejales y ayudándoles en las respuestas y soluciones que día a día ofrecen a sus vecinos y vecinas como administración más cercana», indicó Crespín. 

De momento, la única voz crítica que se ha levantado en el seno del socialismo cordobés llega por parte del exdelegado del Gobierno en Córdoba y exdiputado andaluz Jesús María Ruiz, eliminado en la confección de la última plancha, que cuestiona en las redes sociales quién asumirá «los peores resultados de la historia» si Espadas o Sánchez. 

El panorama que deja el 19J en el PSOE es especialmente preocupante en la capital, donde la marcha de Isabel Ambrosio al Parlamento andaluz deja el Ayuntamiento de Córdoba sin portavoz y sin candidata a la Alcaldía a escasos 11 meses de las municipales. En su lugar debe entrar Joaquín Dobladez, pero el nombre que suena más fuerte para sustituir a Ambrosio es el de Maribel Baena. Similar panorama se presenta en Montoro, donde Ana Romero también tendrá que dejar la Alcaldía y no está claro quién la sustituirá.

Que el PSOE solo haya obtenido 3 diputados ha dejado compuesto y sin escaño al alcalde de Puente Genil, que iba de número 4 en la lista socialista, Ayer, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento pontanés, José Antonio Gómez, admitió que el hecho de que Esteban González no haya logrado su asiento en Sevilla genera «un sentimiento agridulce, ya que para el PSOE de Puente Genil y para Esteban era una ilusión alcanzar ese escaño», informa Virginia Requena.

Ciudadanos: El abismo del «aquí ya no queda nadie»

Ciudadanos está oficialmente muerto a nivel andaluz, donde sale del Parlamento pese a haber estado cogobernado con el PP, de haber tenido 5 consejerías y 21 diputados. «Aquí ya no queda nadie. Esto es un desastre», reconocieron ayer en plena resaca electoral. La dimisión de Juan Marín pone la puntilla a un proyecto en estado de descomposición acelerada tras la debacle del 19J. En Córdoba, las dimisiones empezaron incluso de celebrarse las elecciones porque los primeros conflictos se desataron con la confección de la lista que llevó a dimitir a la dirección local del partido.

En Córdoba, Cs cogobierna con el PP en la capital y, de momento, el plan es seguir haciéndolo hasta el fin del mandato. «Vamos a seguir trabajando de una manera leal y como han hecho hasta ahora: poniendo encima de la mesa los intereses de los cordobeses», dijo la primera teniente de alcalde, Isabel Albás (Cs), cuyas primeras palabras fueron ayer para felicitar a su socio por sus «magníficos resultados» y para desearle «la mayor de las suertes porque sus aciertos serán los de Andalucía», dijo. La delegada de Cs agradeció también a los 130.000 andaluces que votaron a la formación naranja en Andalucía, 12.000 en Córdoba, y en especial a Marín su esfuerzo. 

Compartir el artículo

stats