Kiosco

Diario Córdoba

REPORTAJE

Desconcierto y sorpresa en el barrio de Levante

Los vecinos de la zona no se percataron de lo ocurrido en el número 2 de la calle Fernando IV | En apenas tres horas la policía tuvo que intervenir en dos delitos

Varias vecinas entran al número 2 de la calle Fernando IV, en el barrio de Levante. MANUEL MURILLO

En un plazo de apenas tres horas, dos sucesos tuvieron lugar en un mismo domicilio del número 2 de la calle Fernando IV, en el barrio de Levante. La Policía Local tuvo que intervenir en dos ocasiones, por un par de casos de violencia de género. El primero, por un intento de agresión sexual; y el segundo, por el apuñalamiento de una mujer. Dos hombres resultaron detenidos en ambas ocasiones por sendos delitos pero, en el edificio y en los alrededores, nadie se percató de nada de los ocurrido, según pudo saber este periódico. En algunos casos, la noticia de los sucesos pilló por sorpresa, este martes, a quienes viven por la zona.

A pesar de desconocer los hechos acaecidos entre la noche y la madrugada del lunes y el martes, los vecinos de aquella parte del barrio de Levante apuntan a que la policía suele merodear bastante la zona y, en concreto, acudir a este edificio de la calle Fernando IV en este barrio residencial de la capital cordobesa.

Durante la jornada de este martes, por la mañana, la situación era de calma y tranquilidad ante el desconocimiento de los hechos registrados por la Policía Local de Córdoba durante la noche anterior, de los que más tarde informó este periódico. Cuando las primeras noticias llegaron, los vecinos no pudieron ocultar su desconcierto y sorpresa por los dos hechos ocurridos en tan corto espacio de tiempo en un mismo escenario y por no haberse percatado de lo ocurrido durante la noche anterior en uno de las viviendas de la zona.

Los hechos afectaron a dos mujeres. Una de ellas, la víctima del ataque con arma blanca, permanece desde aquel momento ingresada en la planta de hospitalización del Hospital Reina Sofía por las heridas presentadas tras el apuñalamiento, que afectaban principalmente al pulmón.

Compartir el artículo

stats