Kiosco

Diario Córdoba

EL GOBIERNO CENTRAL QUIERE CONCEDER BAJAS TEMPORALES

Más de diez mil cordobesas sufren un dolor de regla severo e incapacitante

La dismenorrea severa afecta a un 5% de las mujeres con el ciclo menstrual | Suele asociarse a malformaciones, a patologías uterinas o a endometriosis

Más de diez mil cordobesas sufren un dolor de regla severo e incapacitante. CÓRDOBA

El Gobierno central aprobó la semana pasada el proyecto de reforma de la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Esta futura norma incluye novedades respecto a la menstruación dolorosa y al derecho de las trabajadoras españolas a poder coger una baja temporal cuando tengan molestias diagnosticadas por un médico debidas al ciclo mensual. El texto acaba de iniciar su trámite por la vía de urgencia, con la intención de que el Congreso de los Diputados lo pueda ratificar cuanto antes para su entrada en vigor.

¿Son muchas las mujeres que pueden encontrarse en esta situación? La especialista en Ginecología y Obstetricia del hospital Reina Sofía Esther Velasco señala que aproximadamente un 5% de las mujeres españolas con ciclo menstrual pueden sufrir una dismenorrea incapacitante. Eso equivale a que en Córdoba más de 10.000 mujeres de más de 10 años y de menos de 60 (el 5% de más de 200.000 féminas que están en esa franja de edades) pueden sufrir este problema. La dismenorrea es un dolor abdominal y pélvico intenso que aparece antes de la menstruación o coincidiendo con la misma. Suele presentarse asociada a un conjunto de síntomas diversos que engloba otros problemas, como náuseas y vómitos, fatiga, diarrea, dolor de cabeza, molestias en la parte baja de la espalda, mareos, dolor de piernas, ansiedad, irritabilidad, depresión e hinchazón abdominal.

Velasco sostiene que en muy pocos casos la dismenorrea constituye una enfermedad por sí misma, ya que suele ser síntoma de otro proceso, que puede aparecer desde la infancia y estar asociado a malformaciones uterinas o a endometriosis o patología uterina, como miomas, en una edad más avanzada.

Esta especialista resalta que la dismenorrea puede afectar a entre un 20% y un 30% del total de mujeres, pero en distintos grados, leve, moderado y severo. Este último apartado agrupa a un número inferior de mujeres para las que el dolor de regla resulta incapacitante y provoca que las afectadas se suelan sentir muy incomprendidas.

La especialista en Ginecología y Obstetricia del hospital Reina Sofía Esther Velasco. CÓRDOBA

Un dolor anormal

«Parece que el dolor de regla debe ser normal y nunca debería serlo. Estas mujeres ven mermada su vida familiar, personal y laboral. No las entienden en su trabajo, pero a veces tampoco su pareja, familiares, amigos, porque piensan que sus molestias no son para tanto. En algunas casos, presentan dificultad para tener hijos, dolor al tener relaciones, molestias al hacer deporte, cuando van al baño, hinchazón abdominal y son muy pocas las que han logrado que se les conceda una incapacidad laboral, ya que en los tribunales médicos no existe suficiente formación sobre las dificultades que pueden estar afrontando estas pacientes», subraya Esther Velasco.

Sufrimiento

«Sufren mucho, porque no en pocas ocasiones pierden su empleo o acaban ellas dejándolo, debido a que se ven obligadas a ausentarse del trabajo con asiduidad. En los casos más leves se pueden indicar a las pacientes antiinflamatorios y analgésicos, así como algunas medidas higiénicas, control de la regla con hormonoterapia o con antioxidantes o modulares de la inflamación», expone esta especialista. Pero hay otras que no se les controla este dolor con ningún tratamiento.

Velasco estima que la tramitación de esta reforma legal puede contribuir a dar mayor visibilidad a nivel social, empresarial y sanitario a una enfermedad que pasa desapercibida, porque parece que la mujer que la sufre se tiene que conformar con lo que le ocurre.

Compartir el artículo

stats