Kiosco

Diario Córdoba

ENTREVISTA Juan Jesús Alcántara Coordinador de la Unidad de Agente Tutor de la Policía Local

«El consumo de alcohol está bajando a edades preocupantes»

El agente tutor Juan Jesús Alcántara, en un aula del IES Góngora. | A.J. GONZÁLEZ

El policía local Juan Jesús Alcántara, de 49 años, se entusiasma cuando habla de la labor que desarrolla la Unidad de Agente Tutor de la Policía Local de Córdoba. Una unidad que se creó en el 2014 y de la que es oficial coordinador, en la que se integran cuatro mujeres y dos hombres, que realizan una importante labor de prevención entre niños y adolescentes. El programa ha sido reconocido este año por la Junta con la Medalla de Plata al Mérito de Protección Civil, que Juan Jesús Alcántara recogió de manos del presidente Juanma Moreno. Este curso visitan como mínimo 80 colegios e institutos de la ciudad con charlas de prevención.

¿Cómo se crea la Unidad Agente Tutor de la Policía Local?

El servicio se crea en el 2014 porque salen unas formaciones, que oferta la Federación Española de Municipios y Provincias, y me envían a mí a formarme. Yo ya daba charlas de sensibilización en violencia de género, en educación vial y otros compañeros también participaban. En Córdoba se genera desde esas primeras charlas, cuando también se ve que hay una demanda con el acoso escolar, los peligros de las redes, los delitos de odio, la igualdad, la violencia de género... y entonces ampliamos el abanico de oferta y los centros educativos lo recibieron súper bien. Empezaron a demandar estas charlas y nosotros vamos a demanda. El centro educativo que quiere contar con nosotros nos llama y nos dice qué quiere. Llegamos incluso a tocar un techo, creo que en el 2016, de más de 20.000 alumnos que nos escuchan, de todas las edades. Luego introdujimos también al Ejército, la Prisión -una vez al mes- y a otros colectivos y asociaciones que nos requieren.

¿Su labor fundamental es la sensibilización, entonces?

Nosotros apostamos muchísimo por la prevención, por la proactividad. Es muy necesario educación, educación, educación y sensibilización. Si a los niños, niñas y adolescentes no les enseñas lo que están haciendo, muchas veces no lo ven, pero no porque no quieran, sino por desconocimiento. Nosotros les indicamos qué conductas son las que se salen de lo aceptado y cuáles empiezan a tener consecuencias negativas a nivel moral, académico, administrativo o penal. Se les explican cuáles son aquellas acciones que detectamos que más cometen y las consecuencias que pueden tener para ellos y para sus familias, en caso de consecuencias civiles, como puede ser una responsabilidad o indemnización. Les advertimos de los riesgos que corren porque pueden tener sanciones en el ámbito administrativo y civil, les hablamos de valores, pero ni somos docentes ni psicólogos.

¿Los centros educativos responden? ¿Demandan sus servicios?

Responden muchísimo. Creo que se ha generado una simbiosis súper bonita entre ellos y nosotros, pues nosotros necesitamos a los centros, ya que si no, no llegamos a nuestra población diana, pero también creo que a ellos los arropamos y apoyamos bastante en las dificultades que tienen a veces con niños o familias disruptivas.

Una de sus actuaciones es el control del absentismo escolar, ¿qué hacen en este sentido?

El absentismo es la llave de entrada al abandono educativo, por eso es tan importante controlarlo. La media en España el año pasado en absentismo escolar oscilaba en torno al 16% y en Andalucía tenemos el mal dato de ser la tercera comunidad autónoma por la cola, con el 21%. Ese dato deberíamos intentar bajarlo, pues el abandono educativo no interesa a la persona individual ni a la sociedad. Es competencia nuestra porque lo dice el artículo 35 de la ley reguladora de bases de régimen local. Si detectamos que algún niño o niña está en la calle en horario que debería estar en el centro educativo lo traemos y entablamos conversación con los papás, siempre a través del centro educativo. Y si es éste el que lo detecta nos lo comunica o si son los equipos de tratamiento de absentismo escolar también tenemos coordinación con ellos y les asistimos.

«En los grupos de Whatsapp se pierden el respeto, se insultan más de lo que creemos»

decoration

¿Se encuentran muchos casos de absentismo en Córdoba?

No me atrevería a decir muchos. Sin que sea específico de barriadas más vulnerables, sí es verdad que es más proclive en determinados ambientes normalizar que el niño o la niña no vaya al colegio. Se dice, es que hoy no ha ido porque no tenía ganas o no se encontraba bien. Tenemos que concienciar a las familias de que deben procurar que los niños vayan al colegio siempre. En los últimos dos meses hemos notificado nosotros en torno a unos diez casos, lo que me parecen muchos teniendo en cuenta que son solo dos meses. La preadolescencia es la edad más proclive a faltar a clase, cuando empiezan a tener más opinión.

El acoso escolar también es un tema que preocupa mucho hoy.

Nosotros damos la charla de sensibilización en la que explicamos qué es acoso y qué no lo es porque parece que en cuanto a un niño lo molestan un día ya es acoso. El acoso escolar es muy grave pero tiene unos requisitos que cumplir que van más allá de una discusión o una disputa puntual en el patio. Eso no está bien pero otra cosa es la insistencia, la situación de superioridad e inferioridad. Muchas veces se denuncian presuntos casos de acoso escolar que no lo son. Son menos de los que pueda parecer pero cuando son reales son muy penosos y graves. Si se da un caso de acoso, nos reunimos con la Orientación del centro educativo, con la dirección y nos ponemos a su disposición y procuramos colaborar en lo que podamos. Se cita a los padres implicados, a todas las partes, y nosotros acompañamos al centro en esa reunión y reforzamos su autoridad.

Respecto a violencia de género, ¿están los adolescentes de hoy más concienciados?

La sensación de muchos chicos es de que ellos no acosan, pero sí saben lo que es la violencia de género y sí detectan cómo amigos y amigas suyas tienen problemas de este tipo. Ahí hablamos de 14, 15 y 16 años. Lo detectan pero no tienen la sensación de que conductas que hacen ellos sí empiezan a ser un hostigamiento o un supuesto acoso hacia su pareja. Y las chicas, si no se llega a la agresión física, no llegan a darse cuenta de que determinadas conductas son limitativas de sus derechos, de su libertad, de que las están coaccionando para que salgan o no, les condicionan la ropa, les dan las claves de su teléfono a los chicos para que les puedan comprobar... Y con respecto al sexting, que es cuando mandan fotografías de carácter íntimo y se las enseñan a otros o las difunden, eso es delictivo y se está normalizando. No se dan cuentan de las consecuencias negativas de que esas fotografías se difundan para ese chico o chica, que son las peor paradas.

¿Cuáles son otros temas de más preocupación para los alumnos?

La preocupación principal es el acoso escolar y los peligros de internet porque ven cómo en los grupos de watsapp pierden las formas, el respeto, la tolerancia, se insultan más de lo que creemos. Esas charlas nos las piden mucho. También hemos puesto en marcha con la delegación de Juventud un programa, Plannea 0,0, porque se ha detectado que el consumo de alcohol está bajando hasta edades preocupantes y tiene consecuencias en la conducción, por los ciclomotores y los cochecitos sin carnet. Ahí hay que concienciar que no deberían de beber, y menos en edades tan tempranas y el siguiente paso es que no conduzcan. Daremos charlas en institutos, sobre todo. Y dentro de los delitos de odio, que también atendemos, vemos que todavía no se ha superado, que seguimos siendo intolerantes ante personas que tienen una orientación sexual diferente o diversa. Otros jóvenes sí lo han normalizado, pero después hay un extremo que no lo toleran y siguen siendo motivo de mofa.

¿Qué balance hace del recorrido de la unidad?

Muy positivo, somos la referencia a nivel andaluz. La demanda cada vez es mayor, luego algo debemos estar haciendo bien e incluso ya hay un oficial para la unidad y nos llaman para formar como agente tutor desde los municipios y otras provincias. En el 2017-18, se celebró en Córdoba el tercer encuentro regional de agentes tutores, con 400 policías de toda España, que fue un gran impulso.

Compartir el artículo

stats