Enmarcado en los actos conmemorativos del centenario de la creación de las Unidades Acorazadas, la Brigada Guzmán el Bueno X ha celebrado este sábado la solemne Jura de Bandera de personal civil en colaboración con el Ayuntamiento de Córdoba. El acto, que ha tenido lugar en la Avenida República Argentina, ha estado presidido por el jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra, el general de Ejército Amador Enseñat y Berea; el alcalde de Córdoba, José María Bellido, y la secretaria de Estado de Presupuesto y Gastos del Ministerio de Hacienda, María José Gualda, además de que han estado presentes todas las autoridades civiles, militares y académicas de la ciudad y una amplia representación política.

63

Más de 600 civiles juran bandera en Córdoba

Más de 600 civiles, de todas las edades y profesiones, han querido dar testimonio de su compromiso y defensa de España participando en la jura de bandera que, por motivos del covid, ha sido una inclinación ante una de las tres enseñas presentes, la enseña nacional del regimiento La Reina número 2, la RAC Córdoba 10 y la del regimiento Garellano número 45. El primero en jurar bandera ha sido el propio alcalde, José María Bellido, tras el que han ido desfilando las demás personas que habían solicitado hacerlo, con los únicos requisitos de tener la nacionalidad española, 18 años en el momento de la jura y no estar declarado como incapaz por sentencia judicial firme.

El general Amador Enseñat ha agradecido a los cordobeses al finalizar el acto, tanto a los que han jurado bandera como a los muchos que se han acercado a la avenida República Argentina a presenciar el vistoso acto militar, su presencia y su "acompañamiento", lo que demuestra, ha dicho, "la cercanía de Córdoba con su Ejército, que en los próximos años crecerá aún más".

El general jefe de la brigada Guzmán el Bueno X, Ignacio Olazábal, ha sido quien ha pronunciado la alocución en el solemne acto, señalando que los civiles que han jurado bandera "en esta magnífica avenida habéis realizado una expresión cívica, pública e individual de amor y lealtad hacia España y hacia los españoles". Les ha dado la enhorabuena porque "ese beso es una expresión de voluntad que manifestáis de servicio a la patria". El general ha recordad a los más de 300 cordobeses que se encuentran "desplegados en los lejanos bosques letones en cumplimiento de compromisos contraídos por su patria". Y que "mientras ellos cumplen, otros tantos se preparan en el Muriano para relevarles al mismo tiempo que otros lo hacen para desplegar en Líbano". Por ello, ha señalado, "no habrá Feria ni Patios este año pero les aseguro que contribuiremos a difundir el buen nombre de Córdoba, mostrando nuestra profesionalidad, rigurosidad y fiabilidad".

El general jefe de la Brigada también ha tenido un "emocionado recuerdo hacia aquellos civiles y militares que cayeron en el cumplimiento del deber", como el cabo Soria en Líbano, en el 2015, o que "sucumbieron fruto de la barbarie terrorista, que también atenazó a esta españolísima tierra cordobesa", como el sargento Ayllón.

Una de las imágenes que ha dejado el acto militar. Manuel Murillo

Igualmente, Ignacio Olazábal se ha referido a la Brigada de Córdoba como "una unidad donde la coraza se muestra como seña de identidad" y ha destacado cómo desde su creación, hace más de 35 años, "ha sido referente en el empleo de los carros de combate", siendo la primera en recibir los Leopard 2 A4 alemanes. Además, fue la primera unidad española integrada en el Eurocuerpo "y ha desplegado allá donde se le ha requerido", desde Bosnia Herzegovina a Kosovo, Irak, Líbano o Letonia. "Este mismo año, casi 1.500 hombres y mujeres cordobeses se desplegarán en escenarios muy exigentes y lo haremos como sabemos hacerlo, con rigor, austeridad, responsabilidad y profesionalidad pero también con el orgullo, el honor y la alegría propias de esta tierra que nos acoge", ha asegurado.

En el acto militar han participado unos 400 militares, de la escuadra de Gastadores del Batallón de Zapadores X y el batallón de honores de la Bri X, aparte de la banda de Guerra de la Bri X y la unidad de música de fuerza terrestre.

Tras el homenaje a los caídos y una salva de fusilería, el acto concluyó con un desfile de la fuerza, por la Avenida de la República Argentina. Posteriormente, como broche final, la Unidad de Música amenizó con un concierto de música militar en el quiosco de la música de los Jardines de la Victoria de la capital cordobesa. 

Tanques y militares han conquistado desde este pasado jueves la avenida de República Argentina, paralela al Paseo de la Victoria, donde estarán hasta este domingo con una muestra expositiva que está siendo muy bien recibida por los cordobeses, con la que completan el conjunto de actividades que la Brigada celebra en conmemoración del centenario de las Unidades Acorazadas del Ejército de Tierra, cuyo plato fuerte ha sido el acto de jura de la bandera de la mañana de este sábado.