Kiosco

Diario Córdoba

HUELGA EN EL TRANSPORTE

La huelga en el transporte paraliza las industrias agroalimentarias

El sector prevé pérdidas millonarias y afirma que el empleo temporal está siendo el primer afectado | Dcoop prescinde de 120 trabajadores en su fábrica de Monturque por el cese de actividad

Estanterías de pan vacías, en un supermercado de Córdoba. MANUEL MURILLO

El presidente de Cooperativas Agroalimentarias, Rafael Sánchez de Puerta, ha asegurado que la industria agroalimentaria de Córdoba se encuentra "paralizada" por el paro iniciado por los camioneros el pasado 14 de marzo, y augura que "las pérdidas serán millonarias". Esta situación "está afectando ya al empleo de manera importante", según indica, y se espera que se planteen regulaciones en las plantillas "si no se ha hecho ya", ha adelantado.

En esta línea, Sánchez de Puerta afirma que "estamos absolutamente preocupados y afectados. La situación es absolutamente dramática. No podemos trabajar". Además, hace hincapié en que, en el caso de las explotaciones agrarias, "las que más preocupan son las ganaderas", porque "si la ganadería ya tenía un problema enorme de rentabilidad, ahora se le suma una situación como esta, en la que tienen que destruir la producción", porque no se les puede retirar la leche. Este responsable alude, asimismo, a las dificultades para la aceituna de mesa, las industrias lácteas y la campaña de los cítricos, y destaca que "el suministro de pienso para el ganado también esta colapsado".

De este modo, comenta que "vamos a tener unas pérdidas muy importantes y no se está haciendo nada por parte del Gobierno", que por ahora se ha negado a recibir a la Plataforma para la Defensa del Transporte de Mercancías, convocante de la huelga indefinida que "ha conseguido paralizar España".

Dcoop prescinde de 120 trabajadores

El cese de actividad ha llevado a Dcoop a prescindir de unos 120 trabajadores en su fábrica de aceituna de mesa de Monturque. Rafael Sánchez de Puerta, que también es director general de esta cooperativa, ha avanzado que "tendremos que seguir reduciendo la actividad, por lo que seguirá bajando el empleo", aunque también ha señalado que esperan volver a contratar a estos profesionales cuando se reanude la producción.

En el caso concreto del aceite, Sánchez de Puerta ha añadido que "tenemos el problema de que no podemos atender a los clientes", precisando que "las fábricas están prácticamente cerradas" y que no se puede retirar el producto, a pesar de que se encuentran llenas, por la falta de transportistas.

De este modo, ha manifestado que Dcoop tiene toda su actividad colapsada y que el resto de las industrias del sector se encuentran en una situación similar. Por esto, "hemos prescindido de toda la mano de obra que podíamos, mucha de ella, contratada a través de empresas de trabajo temporal", ha explicado. 

"El impacto será millonario e irrecuperable"

Por su parte, el presidente de la comisión Agroalimentaria de la Confederación de Empresarios de Córdoba, Francisco Torrent, confirma la parálisis de esta industria en la provincia y explica que "las fabricaciones están paradas. La industria como tal puede ir haciendo otros trabajos que no son de fabricación, pero las que no estén paradas, lo van a estar", avanza, y hace referencia a distintas causas como la falta de espacio para el almacenamiento de la producción terminada o la carestía de los input para producir.

Torrent estima que el impacto para la industria "será millonario e irrecuperable", ya que estas empresas pueden perder los clientes a los que no están atendiendo, pero también "las unidades que se tenían que haber vendido y lo que dejas de producir. Ya has perdido ese tren", subraya.

Además, coincide con el presidente de Cooperativas Agroalimentarias en que "muchas empresas se están planteando la regulación de empleo y mientras tanto, se adoptan medidas como los descansos y las vacaciones, y se prescinde de los trabajadores temporales contratados a través de empresas de trabajo temporal, que son los primeros que sufren, por desgracia", detalla. 

El impacto en la aceituna de mesa

Francisco Torrent preside la Asociación de Empresas, Autónomos y Profesionales de la Aceituna de Mesa de Córdoba, y afirma que la provincia "no hay industrias cerradas al 100%, pero están muy mermadas. En algunos casos realizan labores de mantenimiento, tienen la producción parada, pero las instalaciones no están cerradas".

De esta forma, subraya que todos los socios de este colectivo "están teniendo problemas. Algunos, los más afectados, están con labores de mantenimiento y con parte del personal de descanso. Los más pequeños buscan rutas alternativas a horas intempestivas para acudir a los proveedores y servir a sus clientes", precisa en referencia al esfuerzo que están realizando las empresas por mantener la actividad. Para ello, llegan a tapar los rótulos de sus vehículos en sus desplazamientos, según comenta el presidente de la patronal.

Empresas del frío paran la actividad

Además, el gerente de la Asociación de Fabricantes Andaluces de Refrigeración (AFAR), Manuel Servián, ha indicado, por su parte, que este sector ya tiene algunas industrias paradas y ha detallado que "casi el 50% de las grandes están si no paradas totalmente, en proceso de estarlo", y se espera que en los próximos días quede parado el resto.

Este responsable ha hecho hincapié en que Córdoba tiene una treintena de empresas que se dedican a la fabricación de equipos de frío, pero "las más afectadas son las que tienen muchas líneas de producción y requieren mucho stockaje". Algunas sociedades de menor tamaño sí están funcionando pese a la huelga en el transporte de mercancías, según apunta.

Manuel Servián comenta que "las empresas están sin el stock necesario. Somos fabricantes, pero ensamblamos. En cada línea puede haber 80 o 90 productos diferentes (sensores, cables…) y si te falta algún material no puedes ir al mercado a comprarlo porque son productos muy específicos. No se pueden encontrar proveedores de hoy para mañana", lamenta.

El gerente de AFAR alude a las dificultades para plantear regulaciones de empleo, "porque no sabes cuándo se va a levantar la huelga", y manifiesta que "tenemos que esperar a que lleguen a un acuerdo y que los camiones puedan venir". En este sentido, afirma que el escenario es de "absoluto caos" después de la "incertidumbre" generada por la guerra de Rusia contra Ucrania, los problemas con el transporte internacional y la multiplicación de los precios de las materias primas.

Todo ello, en un escenario en el que "estábamos ya por encima de las cifras del 2019, arrancando cuota de mercado a competidores a nivel europeo y americano. Todo ese trabajo se puede ir al traste. Es una auténtica locura", asegura el gerente de AFAR. 

Compartir el artículo

stats