Son un padre, una madre y dos hijos de 4 y 6 años. Pero también son un payaso uruguayo, una bailarina ibicenca y dos niños, Enzo y Bella, embarcados en el viaje de su vida. La historia de Marcelo Cachirulo, famoso personaje en Ibiza, y su troupe es la de una familia que tras la pandemia se ha propuesto recorrer España y hasta el mundo, si encarta, a bordo de una autocaravana con el objetivo de "repartir alegría y buen rollo por el camino".

Según Marcelo Zaquieri, afincado en las islas desde hace 18 años, durante la crisis sanitaria del covid él y su mujer, gestores de una empresa de espectáculos, pensaron en hacer "lo que la gente se deja para la jubilación". Decidieron que "la vida son dos días y hay que aprovechar el momento" y, ni cortos ni perezosos, hicieron números y haciendo uso de sus ahorros y de una serie de donaciones realizadas por amigos y conocidos suyos, hace un mes que iniciaron la aventura. Las clases de su hijo mayor no son un problema. "Está recibiendo clases a distancia y va al día", comenta Marcelo, interesado también en "compartir tiempo con la familia, crecer y pasar tiempo juntos, disfrutar unos de otros, queremos sembrar una semillita de alegría por donde pasemos y que nuestros hijos participen de todo". Inmigrante uruguayo él e hija de dos emigrantes, neocelandés, e inglesa ella, Marcelo y Allanna, su mujer, se han propuesto "devolver así parte de la hospitalidad con la que este país nos ha acogido", afirma sin dudar.

"Salimos desde Ibiza, donde empezamos ofreciendo una fiesta para una niña de Rumanía refugiada junto a su madre", explica, "de allí partimos a Barcelona para bajar hasta Andalucía, parando en ciudades y pueblitos que encontramos por el camino". Miembros de una asociación de globeros de España, son sus contactos en los distintas ciudades los que organizan los encuentros con niños que por distintas circunstancias lo han pasado mal. "No se trata de dar fiestas porque sí a quien sea sino de buscar a niños a los que hayan estado en dificultades para sorprenderlos, por eso lo hacemos a través de personas que conocen bien la historia que hay detrás de esos niños".

Durante el confinamiento, animaba a los niños con su humor

Durante la pandemia, Cachirulo se encargó de cantar y bailar acompañado por Protección Civil de Ibiza para los pequeños de Ibiza que a diario se asomaban a los balcones con el fin de combatir los efectos del aislamiento en los menores. "Todas esas imágenes y familias son las que nos inspiraron a mí y a Allanna para poner en marcha este viaje maravilloso", sentencia. Hace unos días, organizaron una fiesta en Almería para otra niña, Chloe, afectada por un tumor cerebral, que ha pasado siete veces por el quirófano y merecía un día de fiesta a lo grande. Además, con los fondos recaudados, les han regalado una terapia de equinoterapia con la que ayudar a su rehabilitación. "Este viaje no tiene ánimo de lucro, al contrario", afirman.

Este martes han salido de Almería en dirección a Granada y planean llegar a Córdoba este fin de semana, donde ya han contactado con una asociación de la ciudad (el nombre es secreto aún) a cuyos usuarios ofrecerán una fiesta sorpresa. El 13 de diciembre estarán de vuelta en Ibiza por trabajo, "pero nuestra intención es volver a retomar el viaje en enero". No se han puesto una fecha de cierre. Mientras el cuerpo y los fondos resistan, seguirán en ruta.