medio ambiente

Envases plásticos para una economía circular

SP Group desarrolla su packaging sostenible que permite reducir, reutilizar y reciclar con una menor huella de carbono

Producción | Los nuevos sistemas y maquinaria permiten mejorar la sostenibilidad.

Producción | Los nuevos sistemas y maquinaria permiten mejorar la sostenibilidad. / CÓRDOBA

Las directrices de la Comisión Europea hablan de que los envases que son sostenibles son aquellos que pueden ser reciclados, reutilizables o compostables. En esta linea, estas directrices promueven la reciclabilidad de los plásticos, y para ello todas las empresas del sector vienen trabajando en los últimos años para mejorar el diseño y apoyar la innovación para que el plástico y los productos plásticos sean más fácilmente reciclables, así como para mejorar los sistemas de separación de los desperdicios para su reciclado.

En este contexto, cabe mencionar a la empresa cordobesa SP Group, de fabricación de materiales para packaging y envases plásticos flexibles y rígidos, sobre todo para el sector de la alimentación, con sede central en Villarrubia y fábricas también en el municipio cordobés de Espiel y en Arras (Francia).

Esta firma ha apostado como estrategia por el envase sostenible, o packaging sostenible, adaptando sus procesos de producción con el fin de aplicar la economía circular o las denominadas tres ‘R’ de la sostenibilidad: reducir, reutilizar y reciclar. «Apostamos por la reducción del sobre envasado de plástico de los productos y por nuevas formulaciones para que los materiales que fabricamos además puedan ser reutilizados, y vean prolongada así su vida útil, ya que son materiales con un alto valor», explican desde esta empresa.

Esta apuesta por el packaging sostenible les ha permitido reducir los desperdicios de materiales que se producen durante la extrusión- o proceso industrial para fundir y moldear el plástico a flujo constante de presión y fuerza-; así como reutilizar materiales industriales y de consumo ya utilizados, «evitando que éstos contaminen a la naturaleza, minimizando la huella de carbono resultante de la elaboración de envases sostenibles», afirman.

Innovación 8 El diseño también es importante para un mejor producto final.

Innovación | El diseño también es importante para un mejor producto final. / CÓRDOBA

No en vano, desde SP Group se preguntaron hace años qué podían hacer por cuidar el planeta «y nuestra respuesta fue clara: debíamos reducir nuestra huella de carbono, investigando para lograr materiales más sostenibles con el medioambiente y facilitando más soluciones innovadoras y responsables a nuestros clientes», para lo que aplicaron la economía circular a todos sus procesos. Así, siguiendo el plan de acción de la Comisión Europea, SP Group se ha sumado a las 54 medidas propuestas para cerrar el círculo del ciclo de vida de los productos, en este caso de los plásticos. Para ello, han tenido que innovar en la fabricación para llegar a este packaging sostenible, apostando por varias vías de investigación y desarrollo.

Entre ellas, esta empresa fomenta el uso de recursos renovables que le permite fabricar envases 100% biodegradables, compostables y biobasados; y apuestan también por el uso de materiales con un porcentaje elevado de reciclado.

Para ello, han tenido que modernizar su maquinaria para no solo permitir la reincorporación de material reciclado industrial, sino también del post consumo de PET -tipo de plástico común en los envases- con certificado de contacto alimentario.

Todo ello junto al resideño de los envases con monomateriales que facilitan el reciclado y que hacen posible «un cambio de una estructura multicapa a una que sea monomaterial, donde el uso de un único polímero aumenta en gran medida la calidad del material reciclado post consumo obtenido».

Además, la incorporación de reciclado industrial y post consumo a las estructuras de PET ha supuesto «un impacto drástico sobre la reducción de la huella de carbono en aquellas plantas de fabricación involucradas en este proceso. Adicionalmente, hemos reducido micras en muchas de nuestras estructuras y eliminado los productos clorados», explican.

Como resultado de todo ello, entre su línea de packaging sostenible, se encuentran envases biodegradables, reciclabes, envases reciclados y envases que reducen aún más la huella de carbono.

«Gracias también a la disminución de espesores -señalan-, SP Group ofrece envases alimentarios con menor huella de carbono y, además, impresos con tintas libres de solventes que los hacen más sostenibles».

En resumen, un ejemplo desde Córdoba de un sector del plástico que sabe que debe renovarse para poder seguir existiendo, apostando sí o sí por la sostenibilidad en un futuro marcado por la reducción de plásticos y la búsqueda de un modelo para la pervivencia de este sector «que nos beneficie a todos», como afirman desde esta empresa.