Terminó la temporada oficial, también para el Córdoba CF, y el horizonte continúa plagado de negociaciones pendientes en la entidad blanquiverde cuando quedan dos semanas para la reincorporación de la plantilla al trabajo y de muchas variables a tener en cuenta a la hora de la conformación de su plantilla: desde el aspecto económico hasta el número de jugadores del filial que se incorporarán al primer plantel, sin olvidar uno de los campos de batalla desde la última campaña, la edad media del plantel y, sobre todo, de su once titular.

Isaac Becerra, Álex Robles, Manu Farrando, Momo Djetei, Xavi Molina, Jesús Álvaro, Mario Ortiz, Alberto del Moral, Carlos Valverde, Moutinho, Alberto Ródenas, Sidibé, De las Cuevas y Piovaccari ya están fuera de la disciplina blanquiverde, sea por extinción de contrato, por cláusulas que les liberaban de seguir en el Córdoba CF en Segunda RFEF, por traspaso (Del Moral y Djetei) o por regreso a su club de procedencia, en el caso de Sidibé. De esos 14 futbolistas hay dos a los que el club les ha planteado una continuidad, aunque con una fuerte reducción de sus fichas: De las Cuevas y Xavi Molina.

Por el otro lado, y sumando los cuatro fichajes anunciados ya de forma oficial por el Córdoba CF, así como las ampliaciones de contrato tras ajuste de fichas de alguno de sus componentes, la entidad blanquiverde cuenta a fecha 1 de julio con 13 jugadores con compromiso en vigor. Felipe Ramos, Edu Frías, José Ruiz, Bernardo Cruz, José Cruz, Fernando Román, Ekaitz Jiménez, Berto Espeso, Djak Traoré, Javi Flores, Nahuel Arroyo, Samu Delgado y Willy Ledesma. De los 13, tres de ellos no tienen nada claro su futuro como blanquiverde: Traoré, Espeso y Román, mientras que Nahuel Arroyo y Samu Delgado podrían ser tentados por clubs de superior categoría. En caso de que no salieran finalmente y de que el Córdoba CF lograra acuerdos con los tres primeros, el club blanquiverde sumaría 10 jugadores con contratos en vigor, a los que habría que sumar al menos cuatro que la pasada temporada actuaron en el filial cordobesista y con los que la propia entidad mantenía contractualmente opciones de retenerlos o de ampliarles sus vínculos. Como abanderado de todos ellos, Luismi Redondo, aunque con otros chavales como Julio Iglesias, Carlos Puga o Álex Meléndez también se cuenta en ese apartado.

Así, si las cuentas y todas las negociaciones de Juan Gutiérrez Juanito fructifican de la forma a la que aspira el Córdoba CF, la primera plantilla sumaría 10 jugadores con contrato más esos cuatro chavales a los que se aspira a subir. Además, en caso de que De las Cuevas y Xavi Molina acepten la oferta blanquiverde la cifra se iría a 16 futbolistas, por lo que las caras nuevas pendientes de llegar serían seis hasta completar los 22 jugadores, y de esos seis, al menos dos tendrían que ser sub-23.

Además del aspecto económico, en el que el Córdoba CF está haciendo hincapié tras el fracaso que ha supuesto el descenso a Segunda RFEF, otra variable deberá estudiarse en la entidad blanquiverde en caso de que todos sus movimientos se cumplan, incluyendo renovaciones de contratos cumplidos. Y no es otra que la de la edad. No hay que olvidar que con contrato en vigor y con propuesta de continuar se contraría el 5 de septiembre un once conformado por Felipe Ramos (33 años), José Ruiz (31), José Cruz (33), Bernardo (28), Ekaitz Jiménez (25), Samu Delgado (28), Xavi Molina (35), Javi Flores (35), Nahuel Arroyo (26), De las Cuevas (35) y Willy Ledesma (32). Siete jugadores con más de 30 años y, por lo general, futbolistas con mucho peso dentro del vestuario.

Por lo tanto, mucho trabajo por delante para el Córdoba CF y su director deportivo, Juanito. En solo dos semanas regresa al trabajo la plantilla para una temporada 21-22 en la que se tiene el único objetivo de ser campeón del grupo 4 de Segunda RFEF para lograr el ascenso directo.