Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

EL AUMENTO EN RELACIÓN AL AÑO PASADO RONDA EL 40%

La merma de producción lleva el aceite de oliva a precios históricos

La falta de agua y las elevadas temperaturas han sido las causas de las malas cosechas de este año| La escasez de producto de enlace ocasiona que la oferta no responda al aumento de la demanda

El aceite de oliva virgen extra está alcanzando en la presente campaña precios históricamente altos. | CÓRDOBA

El aceite de oliva virgen extra está alcanzando precios históricos. Según los datos del Ministerio de Agricultura, el kilo se cotiza casi un 40% más que en la misma semana del año pasado. En concreto, en Andalucía, el precio se ha encarecido un 38,6% en los últimos 12 meses, incremento muy parecido al de la provincia de Córdoba, donde es del 38,2%.

Según la Asociación de Almazaras Industriales de Andalucía, esta última semana el precio del kilo de aceite se ha pagado a 4,53 euros. En la misma semana del año anterior esta misma organización tiene registrado el precio de AOVE en 3,19 euros. Los precios de la lonja de productos agrarios de la Junta de Andalucía situaba el precio este viernes en 4,75 euros. En la mayoría de supermercados y grandes cadenas de distribución alimentaria, el precio del litro del aceite está ya rondando los 4,50 euros.

Todas las entidades consultadas por este periódico han coincidido en señalar que la causa que se encuentra detrás de esta histórica subida es la mala cosecha que se espera este año, pues el aforo anunciado por la Junta ya dejaba la producción en 750.000 toneladas para Andalucía, cuando lo normal es que se superen el millón. Esta baja producción unida a las cortas reservas de enlace con las que ha terminado la temporada anterior ha provocado que la demanda en estos momentos sea superior a la oferta actual y venidera.

La presidenta de la Asociación de Almazaras Industriales de Andalucía, Belén Luque, señala que está claro que «no hay aceite bastante para contentar la demanda, por eso los precios han subido». A ello se suma que la producción de los países competidores (Grecia, Túnez o Italia) tampoco se espera buena, de modo que tampoco habrá demasiadas existencias en el mercado exterior.

Por su parte, Rafael Sánchez de Puerta, presidente de Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía en Córdoba, apunta que «este año se está molturando muy poca aceituna, porque la sequía ha perjudicado mucho al olivar». Y añade que «nos estamos viendo con dificultades para atender toda la demanda de producto que existe». Esta circunstancia es la que está provocando la subida de precios que se están dando ahora, «es la ley de la oferta y la demanda», apunta. Pero aclara que «no habrá desabastecimiento». Sí señala que al estar globalizado el mercado del aceite de oliva, como tantos otros, al subir el precio del mismo en el principal productor que es España, la subida se generaliza al resto de los países productores y consumidores.

Por su parte, Juan Morales, agente comercial del sector oleícola, apunta en la misma línea: «Si se puede fabricar poco aceite, pues hay que subirle el precio». Por lo tanto, añaden todos los implicados, el sector está en manos del tiempo. Si llueve se podrá reconducir la situación. Si no lo hace, se agravará. Esta escalada de precios del aceite de oliva puede tener como inconveniente, según apunta Belén Luque, que los consumidores, por motivos económicos, abandonen el consumo del AOVE en beneficio de otras grasas menos caras (girasol, por ejemplo). Esta eventualidad genera cierto temor en el sector, puesto que piensan que se habrá perdido un trabajo desarrollado durante mucho tiempo y habrá que iniciar de nuevo el trabajo de promoción para recuperar las ventas perdidas.

Rafael Sánchez de Puerta señala que es necesaria la lluvia y que la producción se reconduzca antes de que sea demasiado tarde, ya que el actual estado de los precios se podrá mantener «mientras el consumidor lo permita y siga comprando». Por ello, insiste en lo fundamental que es la lluvia: «Esperemos que llueva pronto y en cantidad suficiente, para que se recuperen los olivos y en la temporada próxima haya una buena cosecha para que empiece a relajarse todo».

Compartir el artículo

stats