Los últimos ejercicios presupuestarios de la Diputación de Córdoba están orientados a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), un mandato de las Naciones Unidas para orientar las políticas municipales, pero también las de las administraciones supramunicipales. La idea es contribuir para hacer un mundo más habitable e igualitario, un futuro «justo, resiliente y sostenible», en palabras de Dolores Amo, vicepresidenta primera de la Diputación y delegada de Asistencia Económica a los Municipios y Mancomunidades.

Los objetivos fijados por Naciones Unidas son 17 y giran sobre aspectos tales como el fin de la pobreza y el hambre, la salud y el bienestar, el trabajo decente y el crecimiento económico, la gobernanza, el agua limpia y el saneamiento, la industria, la innovación y las infraestructuras, las ciudades y las comunidades sostenibles, la producción y el consumo responsables y la paz y la justicia o instituciones eficaces y transparentes, entre otras.

Según explica Dolores Amo, la institución provincial cordobesa «ha sido pionera en España en la implementación de la Agenda 2030 y la aplicación de los objetivos de desarrollo sostenible», una experiencia que ha servido de modelo para otras muchas instituciones que han buscado en Córdoba la referencia para poner en marcha sus propias planificaciones. Así, la institución provincial cordobesa ha llevado su propuesta a Valencia, Bilbao, Soria, Madrid, Sevilla, Albacete, Jerez, Jaén, Huelva o Tenerife, entre otros lugares.

La diputada socialista explica que para poder iniciar esta línea de gestión lo primero que se hizo desde la institución provincial fue un intenso trabajo interno con cada uno de los departamentos de la Diputación provincial en materia de formación y concienciación, para que ya cada una de estas áreas oriente y justifique sus dinámicas y sus cuentas con la vista puesta en alguno de los objetivos que se persiguen.

De este modo, añade, se puede ya comprobar cómo cada uno de los epígrafes que componen el presupuesto anual tiene especificado para cuál o cuáles de los ODS marcados está orientado.

Grado de cumplimiento

De esta manera, añade Dolores Amo, «se puede tener una radiografía del grado de cumplimiento de cada uno de los objetivos» y qué porcentaje de las cuentas se destina a cada uno de ellos. Como ejemplo, se puede citar que un 70,4% se destina a políticas inversoras de reactivación económica, un 28,7% a políticas sociales, un 25,3% tiene como finalidad las ciudades y comunidades sostenibles, un 17,16% a salud y bienestar y un 12,5% a paz, justicia e instituciones sólidas.

Todos estos objetivos se abordan de manera transversal, teniendo en este mandato como gran eje de trabajo la lucha contra el despoblamiento, la reactivación de la actividad económica y la generación de empleo.

Gráfico Agenda 2030

Aunque, con la llegada de la pandemia, sigue explicando la vicepresidenta primera, se ha tenido que reorientar gran parte del trabajo para seguir esta misma senda pero atendiendo a la situación excepcional que se ha presentado y todo ello, añade, «sin dejar a nadie atrás», como marcan también las directrices para el cumplimiento los ODS.

Por ello, además del trabajo que se venía realizando, todas las iniciativas que se pusieron en marcha de manera extraordinaria durante los primeros meses tenían como fin prioritario la lucha contra la pandemia. Fueron muchas las iniciativas que se activaron, entre las que destacan la fumigación de calles o la entrega de material sanitario a los ayuntamientos, entre otras.

Dos planes que suman 30 millones de euros

Entre las iniciativas puestas en marcha por la Diputación para combatir la crisis económica y social provocada por la pandemia destacan los planes Más Provincia y Plan Córdoba 15, que han habilitado 30 millones y que suponen un empuje fundamental y una ayuda clave para que los municipios puedan aprovechar «esta fase de reconstrucción postcovid para la cimentación de los pilares de sociedades más justas y resilientes, e impulsar un desarrollo sostenible e inclusivo en el territorio». Esos 30 millones se unen a las previsiones presupuestarias diseñadas antes del covid, con lo que la Diputación «aporta 70 millones exclusivamente a los municipios».

Por otro lado, explica la vicepresidenta que la estrategia puesta en marcha por la institución no solo se refiere a dotar de más recursos a los municipios, sino que se está desarrollando un trabajo de preparación para que los propios ayuntamientos estén en condiciones para optar a nuevas oportunidades de financiación procedentes de la UE. «El acceso de las corporaciones locales a la financiación mediante los fondos europeos es fundamental para materializar muchas de nuestras políticas públicas».

Al respecto, concluye, «desde la Diputación trabajamos en actividades que permitan a la provincia la elaboración de una Agenda Territorial 2030 que identifique sus retos, diagnostique la realidad, fije objetivos y contemple las líneas de actuación que contribuyan a los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda, como demás instrumentos de planificación estratégica que los desarrollan».

17 OBJETIVOS PARA EL 2030

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), también conocidos como Objetivos Mundiales, se adoptaron por todos los miembros de las Naciones Unidas en el 2015 en Río de Janeiro como una llamada universal para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad para el 2030.

Los 17 ODS están integrados, ya que reconocen que las intervenciones en un área afectarán a los resultados de otras y que el desarrollo debe equilibrar la sostenibilidad medioambiental, económica y social.

Siguiendo la promesa de «no dejar a nadie atrás», los países se han comprometido a acelerar el progreso para aquellos más atrasados. Por ello, han sido diseñados para traer al mundo varios «ceros»: pobreza cero, hambre cero, sida cero y discriminación cero contra las mujeres y niñas.

Los objetivos concretos son el fin de la pobreza, hambre cero, salud y bienestar, educación de calidad, igualdad de género, energía asequible y no contaminante, trabajo decente y crecimiento económico, reducción de las desigualdades, ciudades y comunidades sostenibles, acción por el clima, vida submarina, vida de ecosistemas terrestres; paz, justicia e instituciones sólidas y alianza para lograr los objetivos.

Desde las Naciones Unidas se señala que «todo el mundo es necesario para alcanzar estos objetivos ambiciosos. Se necesita creatividad, el conocimiento, la tecnología y los recursos financieros de toda la sociedad para conseguir los ODS en cada contexto.

Los factores que influyen en las políticas públicas de la Diputación de Córdoba han sido la actual crisis económica, la realidad social, económica, cultural y demográfica del territorio, la década de acción 2030 y los Fondos Next Generation, y el nuevo marco de financiación de la Unión Europea 2021-2027.