+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Para ti, para mí

FN: «Falsas noticias»

 

Antonio Gil Antonio Gil
13/01/2018

El diccionario Oxford, que cada año incorpora nuevas palabras y expresiones, ha elegido, entre más de 200.000 candidatas, como expresión simbólica de 2017: «Fake news». Define el fenómeno global de fabricar y difundir por las redes noticias falsas con intención de transformar la realidad. Ya tenemos un nuevo fenómeno o una nueva plaga sobre el inmenso tablero de la comunicación. Los entendidos señalan que la primera oleda de FN, como se le denomina, «falsas noticias», se produjo durante la campaña electoral norteamericana que llevó a Trump al poder. Se originó en una ciudad de Macedonia (Veles), desde donde el joven rumano Ovidio Dobrota inundó las redes con mensajes que favorecían al republicano Trump y perjudicaban a su oponente demócrata Clinton, que era la gran favorita en las encuestas. Los técnicos no se ponen de acuerdo en señalar si las proyecciones demoscópicas eran erróneas o si el fabricante de FN logró cambiar en un mes la opinión pública estadounidense. Lo cierto es que, contra todo pronóstico, Donald Trump consiguió la victoria. El tema está en el candelero. Su importancia es enorme. Los analistas políticos no dudan en considerarlo como la más grave amenaza contra la democracia. Hasta ahora, se señalaban los populismos de extrema derecha y de extrema izquierda como dos fuertes peligros para la de democracia. Pero las «falsas noticias» la amenazan más gravemente que todos los populismos y las dictaduras. Frente a las dictaduras, siempre nos queda el castillo irreductible de nuestras íntimas convicciones: «Nunca fui más libre que durante la ocupación alemana», escribió Sartre en 1948. Frente a los populismos y fanatismos siempre nos queda la conciencia que nos culpabiliza en nuestro interior. Como bien ha señalado el analista Julián Abad, «las FN nos secuestran el juicio, la jerarquía de valores y la propia voluntad; clonan nuestras mentes su visión del mundo y sus escalas de valores». La plaga de las falsas noticias continúa avanzando. Si pensamos poco, y encima pensamos lo que los demás quieren, ya vemos los resultados.

* Sacerdote y periodista

Opinión

Respeto interesado

Juan M. Niza

La Ciudad de la Justicia

Isabel Ambrosio

Dar las gracias

Cristina Pardo

El arte de la taxidermia

Luis Mendoza Pantión

Un arma en el bolsillo

Raúl Ávila

Fraude independentista

Francisco Dancausa

Angjelina Belaj

Diario Córdoba

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / ENCUESTAS

La descomposición del PP

Pintan bastos las encuestas que vaticinan el declive del PP. ¡Parece mentira! Vergüenza les debía ...

CARTAS AL DIRECTOR / DECLARACIÓN DEL IRPF

La casilla de la Iglesia

Acabo de cumplir mi compromiso con Hacienda como ciudadano, presentando mi declaración, y como ...

CARTA ILUSTRADA

¿Hasta cuándo?

«Ríomundi es un viaje por el mundo con el Guadalquivir como protagonista, un espacio de ...

CARTAS AL DIRECTOR / FUNCIÓN SOCIAL

Arte y sociedad: ¿hacia una relación conflictiva?

A pesar de que, con el paso del tiempo, el arte haya sufrido cambios para atender mejor a las ...