+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

efectos del temporal

La caída del falso techo en el comedor de La Aduana afecta a unos 500 niños

Se recogen 118 litros en los últimos 7 días y disminuyen las incidencias

 

Autobuses en La Aduana para llevarse a los alumnos ayer. - SÁNCHEZ MORENO/ MIGUEL ÁNGEL SALAS/ CÓRDOBA

Goteras en el grupo municipal del PP. - SÁNCHEZ MORENO/ MIGUEL ÁNGEL SALAS/ CÓRDOBA

Carmen Aumente Carmen Aumente
06/03/2018

La caída de unas lamas del falso techo del comedor escolar del colegio La Aduana, sin que ocurrieran desgracias personales, obligó ayer al cierre del servicio por parte de la Delegación de Educación, y más de 500 niños que lo utilizan diariamente tuvieron que ser desplazados a las 2 de las tarde en varios autobuses escolares. Según comentó a este periódico el presidente del Ampa, Pedro Yuste, el incidente causó un gran desajuste y trastorno en las familias, que tuvieron que apañárselas para recoger a sus hijos en las paradas a las dos de la tarde o llamar para que permanecieran en el colegio sin comer hasta que pudiesen recogerlos, ya que el horario habitual es hasta las 15.30 h.

Al parecer, dada la acumulación de agua por las lluvias del fin de semana en el tejado, cedió el falso techo y, por seguridad, se cerró el comedor. La Delegación de Educación informó ayer tarde de que ya se estaba actuando y que esperaban tener abierto de nuevo el servicio para mañana miércoles. Mientras tanto, para hoy, y para no causar más perjuicio a las familias en su conciliación de la vida laboral y familiar, «la comida se servirá en otro espacio del centro, velando por la seguridad de los menores en todo momento», dijo la Administración educativa. Otro colegio que también se vio afectado ayer por las lluvias fue el Eduardo Lucena, al que los bomberos tuvieron que acudir a achicar agua, sin perjuicio de la actividad docente.

En el Ayuntamiento de Córdoba, el grupo municipal del PP se vio igualmente afectado por las goteras, en un día con lluvias intermitentes, en el que bajaron notablemente, no obstante, las incidencias por el temporal respecto al fin de semana.

Según informó el servicio de bomberos, durante el día tuvieron algunas salidas por caída de ramas; dos árboles caídos, en Miralbaida y en la calle Nogal, o una farola a punto de caer en la calle Gondomar. El 112 informó de una mujer herida leve por la caída de una valla publicitaria en Gran Vía Parque. Por otro lado, el cauce del río Guadalquivir notó ya los 118 litros de agua que, según la Aemet, se han recogido en la capital desde el lunes 26 de febrero. Para esta semana, la Agencia de Meteorología sigue manteniendo la previsión de lluvias, aunque ya sin avisos.

Temas relacionados