+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EDITORIAL.

Horas cruciales en el ´caso Haidar´

 

08/12/2009

Las repercusiones de la huelga de hambre iniciada por la activista saharaui Aminetu Haidar en el aeropuerto de Lanzarote el 16 de noviembre han alcanzado cotas dramáticas.

Mientras el cuerpo de Haidar se debilita a cada hora que pasa, Marruecos hace ostentación de intemperancia y España apenas puede ir más allá de persuadir a las partes de que deben ceder en algo, salvo que eche por la borda la complejidad de las relaciones tejidas con Marruecos. Algo que, por cierto, repercutiría en el control de la inmigración y en la lucha antiterrorista.

Ante la unanimidad militante de los partidos marroquíes, que estiman indiscutible la pertenencia del Sáhara a su país, y la consideración de la crisis por la Unión Europea como un problema bilateral de España con Marruecos, entra dentro de lo razonable la iniciativa del Gobierno de someter a todos los grupos una proposición no de ley que inste al Ejecutivo marroquí a "asumir sus responsabilidades" y a Haidar, a renunciar a la huelga de hambre.

LAS CONDICIONES DE MARRUECOS

Suponer que el Gobierno dispone de resortes ocultos para inducir a Marruecos a rectificar es desconocer los condicionantes de las relaciones con nuestros vecinos del sur y la naturaleza de la monarquía alauí, bastante diferente de las democracias coronadas europeas.

Para eso basta con recordar que una de las primeras condiciones puestas por Marruecos es exigir a Haidar que pida perdón a Mohamed VI, piedra angular de todo el andamiaje institucional.

Desde luego, al Gobierno se le puede afear su falta de reflejos cuando permitió la entrada en España de Haidar, sin prever las consecuencias.

También puede incluso reprochársele que no pusiera el derecho internacional y la conveniencia política por delante de otras consideraciones. Pero carece de justificación decir que el Gobierno ha arrojado la toalla o que descarga todo el peso del desenlace de la crisis en Haidar.

A 30 AÑOS DE LA MARCHA VERDE

Durante los últimos días, desde diferentes sectores, se insiste en que España debe asumir sus responsabilidades históricas en la descolonización del Sáhara.

Pero más de 30 años después de la Marcha Verde, en plena agonía del franquismo, también es legítimo pedir a Marruecos que haga lo propio para reparar las consecuencias más sangrantes del oportunismo político practicado por Hasán II en 1975.

Incluso es legítimo inducir al Polisario a que pida a Haidar que recapacite. Todo es preferible a esperar que se consume la tragedia.

Opinión

Dos mundos

Manuel Fernández

Mª Emilia Casas

Diario Córdoba

Robinho Santos

Diario Córdoba

3.000 millones

Miguel Aguilar

Lobos no, hienas

Magdalena Entrenas

Viernes negro

Francisco García-Calabrés Cobo

Lectores
ELECTRICIDAD

El susto mensual

¿Cómo es posible que en España el recibo de la luz no haga más que subir y subir mientras en ...

PENSIONISTAS

Rayando en la indigencia

La pobreza se define como la escasez o carencia de los recursos necesarios para poder satisfacer ...

CARTA ILUSTRADA

A Manuel Peláez del Rosal

Medio centenar de profesores e investigadores se han dado cita en Alcalá la Real para rendir un ...

CARTAS AL DIRECTOR / JUICIO EN PAMPLONA

¿La víctima es juzgada?

¿Qué visión de las cosas puede tener alguien que crea que una chiquilla de 18 años puede ...