+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CASTILLOS DE CÓRDOBA

Castillo de Baena: herencia islámica

El castillo de Baena, que dio origen a la actual localidad, fue levantado en época musulmana y ocupado por distintos regentes y nobles que se enfrentaron al reino de Granada. Recuperado de las ruinas y abierto al público en 2016, su restauración cuenta con el prestigioso premio Architize A+Award

 

Aunque no se sabe con exactitud la fecha de construcción de la fortaleza baenense, las primeras noticias sobre ella datan del siglo IX. - EFE / SALAS

Teresa Muñiz Teresa Muñiz
19/07/2020

FICHA

Castillo construido sobre una fortaleza musulmana y convertido en palacio del ducado de Cabra y Baena a partir del siglo XVI.

La visita
El castillo es un monumento declarado Bien de Interés Cultural

Horario
De martes a domingos, de 10.00 a 13.00 horas. Visitas de 16.30 a 19.30 horas los jueves, viernes y sábado.

----------------------------------

En la parte alta de Baena, en el corazón de la antigua ciudad, se levantan los restos de su viejo castillo, una fortaleza que tiene su origen en época musulmana.

Aunque se desconoce con exactitud su fecha de construcción, las primeras noticias de su existencia datan de la última década del siglo IX, cuando fue tomado por Omar Ben Hafsum, un rebelde que se levantó contra el emirato de Córdoba y que según algunos historiadores terminó sometiéndose a Abderramán III, un poderoso enemigo que poco después se convertiría en el primer califa omeya de Córdoba.

El castillo está situado en el recinto amurallado de la villa, un laberinto de calles estrechas y encaladas que parecen ancladas en la etapa andalusí.

De hecho se cree que el origen de la ciudad de Baena está en la construcción de la fortaleza y de la medina por parte de la población musulmana que habitaban en los alrededores. En este sentido el escritor baenense Francisco Valverde y Perales escribía a comienzos del siglo XX en su Historia de la villa de Baena que la población primitiva de la ciudad, «debió existir sobre un terreno elevado que se encuentra contiguo al que ocupa la actual» y que andaba «en busca de terreno más elevado y fuerte por naturaleza, protegido por el castillo, que le pondrían al abrigo de los ataques constantes de que la hicieron objeto los mismos árabes en sus contiendas civiles».

El el siglo XIII fue conquistado por Fernando III el Santo y se convirtió en un plaza muy preciada, por estar en la frontera entre los reinos de Castilla y Granada. A partir del siglo XIV pasó a manos de la familia Fernández de Córdoba y un siglo más tarde la fortaleza sufrió una profunda transformación para convertirlo en palacio. Desde ese momento se convertiría en una de las residencias del ducado de la Casa de Cabra, más tarde de Sessa y Baena, y poco queda de su origen árabe.

En 2017 la restauración, realizada según el proyecto de López Osorio, obtuvo el prestigioso Architizer A+Awards. MARILUZ ARIZA

En 2017 la restauración, realizada según el proyecto de López Osorio, obtuvo el prestigioso Architizer A+Awards. MARILUZ ARIZA

Permaneció en manos privadas hasta finales del siglo XIX. En 1897 se vendió en subasta pública y fue el comienzo de su declive, pues las piedras que le dieron forma a la vieja fortaleza pasaron a ser una cantera más para la construcción de viviendas.

El abandono y destrozo del edificio fue total hasta 2005, año en que el ayuntamiento encargó la rehabilitación del monumento, un proyecto del arquitecto José Manuel López Osorio que se extendió a lo largo de una década y que en 2017 logró hacerse con el premio al mejor proyecto arquitectónico del año en la categoría Architecture+Preservation de los prestigiosos premios Architizer A+Awards.

Hoy los visitantes pueden adentrarse en las torres que conformaban el viejo castillo y su gran plaza interior, recorrer parte de las estancias por las que alguna vez transitaron emires rebeldes de época andalusí, reyes y miembros de distintas coronas, nobles y vasallos del Renacimiento y hasta puede que el propio Boabdil, del que dicen, con poca base histórica, que estuvo preso entre las paredes del complejo tras perder el reino de Granada.

RECOMENDACIONES

LA CUEVA DEL YESO, ACONSEJABLE

A pocos kilómetros de la localidad de Baena se encuentra la Cueva del Yeso, abierta al público en 2015, una de la cinco únicas cuevas de yeso que son visitables en el mundo. Se trata de una cavidad de más de 2 millones de metros cúbicos repleta de impresionantes formaciones y cristalizaciones de yeso y en la que conviven varias especies de animales, entre ellas 6 variedades de murciélago.

EL YACIMIENTO DE TORREPAREDONES

Torreparedones es un espectacular yacimiento arqueológico ubicado entre Castro del Río y Baena que guarda la huella que los distintos pueblos han ido dejando en esta zona, desde desde la Edad del Cobre hasta la Baja Edad Media. El visitante encontrará importantes restos íberos y romanos, entre ellos un foro, presidido por tres estatuas monumentales.

GASTRONOMÍA Y ALOJAMIENTO

Baena ofrece una gran variedad gastronómica. La localidad cuenta con numerosos bares y restaurantes que dan buena muestra de las excelencias del ingrediente rey de sus platos: el aceite de oliva virgen extra de la denominación de origen Baena. Junto a ello, cuenta con una rica propuesta de alojamientos que va desde modernos hoteles urbanos a cortijos y molinos centenarios.

Temas relacionados