+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA PRESIDENTA DE LA JUNTA DEFIENDE el orden constitucional y la convivencia democrática

Díaz pide un modelo de financiación «justo» que no enfrente a territorios

Afirma que «si grande es la amenaza, mayor debe ser la unidad del país» ante el desafío de Cataluña. Apoya reformar la Constitución pero sin «tirar por la borda lo que tanto esfuerzo nos ha costado».

 

Isabel Leña Isabel Leña
31/10/2017

Más fotos

El acto congregó a unos 300 invitados que asistieron a la conferencia de Susana Díaz en el hotel Eurostars Palace. - A.J. GONZÁLEZ

Susana Díaz, en 'Los Desayunos de CÓRDOBA'.

Ver galería completa

Susana Díaz, en 'Los Desayunos de CÓRDOBA'.

Ver galería completa

Susana Díaz, en 'Los Desayunos de CÓRDOBA'.

Ver galería completa

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, quiere «de forma urgente» para Andalucía un modelo de financiación que permita «no enfrentar a territorios y que garantice la igualdad de oportunidades». Díaz considera que para evitar «enfrentamientos» urge ese modelo de financiación «justo y adecuado» para Andalucía, ya que será «el elemento que va a condicionar el futuro desarrollo económico» de la comunidad. Díaz participó ayer en Los Desayunos de Diario CÓRDOBA con la conferencia Los desafíos de Andalucía, en la que la situación que atraviesa Cataluña marcó gran parte de su intervención. Ante 300 asistentes, la presidenta de la Junta transmitió en todo momento mensajes de unidad, de defensa de la democracia y del orden constitucional. También se refirió a la necesaria colaboración institucional, que aplicó en temas relacionados con Córdoba, de la que destacó sus potencialidades para ser centro logístico del sur; la inminente puesta en funcionamiento del cercanías, que espera para primeros de año; o las posibilidades de Rabanales 21 tras superar su último bache.

EL ACTUAL, UN LASTRE/ La presidenta de la Junta asegura que «el actual modelo de financiación es un lastre», a pesar de que fue aprobado en el 2009, cuando era presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. Con este sistema, asevera, «cada año dejamos de ingresar 850 millones, que es todo el presupuesto de Fomento» y en total son más de 5.225 millones los dejados de percibir en ese tiempo. A esto se une que las inversiones que recibe Andalucía a través de los presupuestos del Estado se han reducido un 36% en el último año. A su juicio, «el problema es que cuando hay que alcanzar mayorías parlamentarias, en función de lo que convenga al gobierno de turno», salen «premiadas unas comunidades autónomas u otras». Díaz insiste en que no quiere «que la financiación salga a subasta» y que «los ciudadanos deben tener la garantía de que en todos los lugares de España» se recibe «por los servicios públicos aquello que se necesita y que no está al socaire de la mayoría o de la aritmética parlamentaria». Depender del «castigo-premio», asegura, «suele ir mal» a Andalucía.

La presidenta de la Junta inició su intervención reconociendo que el «gran problema que tiene hoy nuestro país» es el de Cataluña y, «por su envergadura, tenemos la responsabilidad de resolverlo todos juntos». Ante la amenaza separatista, tiene claro que «si grande es el desafío, si grande es la amenaza, mayor debe ser la unidad del país porque es mucho lo que está en juego». En unos momentos «de profunda inestabilidad» y «tristeza», piensa que «lo decisivo es salvaguardar nuestro orden constitucional y la convivencia democrática en Cataluña y en el conjunto de España». A los que se empeñan «con acabar con lo que llaman el régimen del 78», responde que «es el sistema constitucional que nos ha permitido el mayor periodo de paz, libertad, prosperidad, progreso y derechos sociales de la historia moderna y contemporánea» y les advierte de que «se equivocan» y que «el pueblo español les pasará factura democrática».

LA CONSTITUCIÓN / Susana Díaz tiene claro que una cosa es la necesidad de reformar la Constitución y de adaptarla a los nuevos tiempos «y otra distinta es tirar por la borda lo que tanto esfuerzo nos ha costado construir, el edificio de nuestra democracia» y por ese camino, asegura, «no queremos ir». Respecto a la reforma de la Constitución, su postura es que debe hacerse «con todos». Para ello, indica, «no vale solo con la mayoría aritmética», por lo que «igual que quiero una financiación justa y adecuada para no enfrentar territorios, quiero que ese modelo de cohesión territorial se haga contando con todos».

La presidenta de la Junta opina que «la tarea más importante que tenemos por delante es convertir una situación de riesgo en una oportunidad para todos» en un momento en el que hay que «repensar nuestro modelo de convivencia», pero «no es el momento de aventuras», ni de «enfrentamientos». Díaz se muestra firme al asegurar que «no vamos a permitir que nadie reescriba nuestra historia». Para ello, piensa que el camino «que debemos recorrer es el de los grandes consensos», que garantice «un largo periodo de paz, convivencia, prosperidad y democracia» como el de las cuatro décadas vividas y que tenga sus raíces en la Constitución, «que es la mejor base para seguir avanzando».

EL REFERENDUM/ La máxima representante del Gobierno andaluz tiene claro que «los referéndum son útiles cuando hay que ratificar un acuerdo pero son nocivos cuando se pretenden hacer antes», porque quien los lleva a cabo «lo que pretende es dividir a la sociedad». Díaz se refirió a los que «descaradamente ya reconocen la llamada república catalana y reniegan de la Constitución española, que es una de las más progresistas de Europa, porque no creen en la unidad de España, que les suena como algo antiguo». A ella, en cambio, esa unidad de España le suena «a futuro», en el que «españoles y andaluces tenemos mucho que decir». En este sentido, garantiza que «vamos a hacer oír nuestra voz con fuerza porque la aportación de Andalucía a este debate es importante» y «será decisiva para el futuro de España».

Durante el turno de preguntas, Díaz mostró su satisfacción porque el PSOE «esté en la defensa de la Constitución, de la democracia y del Estado de Derecho».

Díaz tiene claro que Andalucía debe estar en ese «proyecto conjunto llamado España», ya que «algunos retos de nuestra tierra no se pueden resolver al margen» de la misma. En este sentido, citó el modelo productivo, el mercado laboral, el sistema educativo y la justicia, que «deben ser abordados desde una perspectiva nacional», lo que «no supone renunciar a nuestro autogobierno». Como ejemplo puso las bonificación de matrículas universitarias aprobadas por la Junta que beneficiará a 11.000 cordobeses.

En el acto, que abrió el director de CÓRDOBA, Francisco Luis Córdoba, el presidente de la Diputación y secretario provincial del PSOE, Antonio Ruiz, fue el encargado de presentar a Susana Díaz. Los desayunos organizados por Diario CÓRDOBA están patrocinados por la Universidad Loyola y Cajasur, y cuentan con la colaboración de Jícar, ATA, Ágora, Magtel, Parque Joyero y Piedra.

Temas relacionados