+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

VIOLENCIA MACHISTA

Segundo crimen machista del 2020: Un hombre mata a su pareja en Ciudad Real

La Policía Nacional investiga las circunstancias del fallecimiento de las víctimas, localizadas dentro de un piso

 

Un agente de la Policía Nacional. - EUROPA PRESS

Agencias
13/01/2020

La Policía Nacional, que investiga la muerte de dos personas en su domicilio de Puertollano (Ciudad Real) por disparos de arma de fuego, informa que los indicios apuntan a que el hombre disparó a la mujer, que era su pareja sentimental, y posteriormente se suicidó con la misma arma, y se ha descartado por el momento la intervención de terceras personas.

Según informa la Policía Nacional, los fallecidos son un varón, de 53 años y nacionalidad española, y una mujer, de 61 años y nacionalidad ucraniana, que eran pareja sentimental; los primeros indicios apuntan a un posible caso de violencia de género, si bien la investigación sigue abierta para llegar al total esclarecimiento de los hechos.

La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha confirmado que se trata de un caso de violencia machista, el segundo en lo que va de 2020. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha condenado en twitter el asesinato.

Según informa la Delegación del Gobierno, los dos cadáveres fueron hallados a las 18:20 horas de ayer domingo, en un domicilio de la calle La Fuente, y la Policía no descarta que pudiera tratarse de un caso de violencia machista.

Fuentes de la Policía Nacional en Ciudad Real han informado a Efe de que los dos cadáveres que hallaron en la casa son los de una mujer de nacionalidad ucraniana y un hombre de nacionalidad española, y que presentan heridas por disparos.

Más de un día fallecidos
Las dos personas llevarían muertas más de un día, según los investigadores, que mantienen abierta una investigación para esclarecer los hechos. El suceso se conoció tras la denuncia de un familiar ante la imposibilidad de ponerse en contacto con uno de los fallecidos.

El hombre fallecido tiene 53 años, es padre de dos hijas, separado, y trabajaba en Repsol de Puertollano, según han comentado a Efe fuentes cercanas a la familia, que han añadido que tenía licencia de armas porque era aficionado a la práctica de tiro.

Temas relacionados