+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La hermandad de Jesús Nazareno inicia el arreglo de la capilla del Santo Hospital

Entre los trabajos previstos, que empiezan por la puerta, se encuentra la limpieza del retablo de Hernán Ruiz III

 

Interior de la capilla que se va a restaurar y cuyas obras han empezado por la puerta. - CÓRDOBA

MARÍA L. CASTRO
28/08/2020

La hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno se ha puesto al frente de un amplio proyecto para llevar adelante los trabajos de mantenimiento que necesita la capilla del Santo Hospital debido a que, desde la última reforma integral de la misma, inaugurada en julio de 1996, solo se ha actuado en la solería y en la puerta.

Dicho proyecto, aprobado en junta de gobierno, se comunicó, en primer lugar, a la superiora de la comunidad de hermanas Hospitalarias, quien manifestó su acuerdo y autorización para llevarlo a cabo. Posteriormente, se trasladó al Ayuntamiento por ser el alcalde el presidente del patronato que lo rige. Igualmente, se ha comunicado a la cofradía de Soldados Romanos y Penitentes. En todos los casos, el objetivo es que sea un proyecto conjunto de todas las partes más directamente implicadas en la vida de la centenaria institución Hospitalaria a la que Pozoblanco tanto agradecimiento debe, según la hermandad.

LOS TRABAJOS PREVISTOS

Los trabajos previstos incluyen la pintura interior y exterior de la capilla, la limpieza del retablo de Hernán Ruiz III, la reparación de las grietas aparecidas en algunas de las vigas vistas en la techumbre, el pulido y abrillantado de la solería y el arreglo y pintura de la puerta. Precisamente, el arreglo de la puerta se ha considerado lo más urgente por el estado de deterioro que presenta, por lo que los trabajos ya han comenzado y están a cargo del taller de carpintería de Desiderio García Dorado.

El importe de estos trabajos va a ser sufragado íntegramente por la hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno con cargo al donativo que cada año hace correspondiente al veinte por ciento de las cuotas de los hermanos de Jesús, en este caso, de las anualidades del 2019 y 2020, tal y como se ha consensuado con la superiora de la comunidad de hermanas hospitalarias.

En posteriores fases, y en virtud de las disponibilidades económicas que se tengan y de las colaboraciones que puedan llegar, para las que no se descarta poner en marcha una campaña de recogida de donativos, se irán afrontando los restantes trabajos con la intención de que puedan estar culminados la totalidad de los mismos para la Semana Santa del año 2021.